Exclusiva: Preocupaciones de bioseguridad en laboratorios chinos apuntan a que Beijing encubrió el virus

Por Frank Fang
04 de Mayo de 2020
Actualizado: 04 de Mayo de 2020

Una serie de documentos internos del gobierno chino sobre directrices de bioseguridad para los laboratorios de investigación ha revelado que Beijing emitió directrices sobre cómo estudiar el virus del PCCh, y que conocía su potencial de propagación entre los seres humanos antes de revelar tales riesgos al público.

El virus del Partido Comunista Chino (PCCh), conocido comúnmente como el nuevo coronavirus, surgió en la ciudad central china de Wuhan a finales de 2019 y se propagó rápidamente por todo el país.

A principios de enero, las autoridades chinas ordenaron inicialmente a una empresa de genómica que dejara de analizar las muestras de virus, y retrasaron la publicación de un informe que mencionaba que habían trazado el mapa de todo el genoma del virus, según informes de los medios.

Las autoridades también minimizaron el riesgo de propagación del virus hasta el 20 de enero, cuando el principal experto chino en enfermedades respiratorias, Zhong Nanshan, anunció públicamente que el virus podía transmitirse entre humanos.

Nuevos documentos internos proporcionados a The Epoch Times han revelado más sobre el alcance del encubrimiento de China: los funcionarios sabían de los peligros del virus semanas antes del 20 de enero, y prohibieron a los laboratorios revelar cualquier investigación realizada sobre el virus.

“Gran brote repentino”

El 3 de enero, la Comisión Nacional de Salud de China emitió un documento a todas las comisiones regionales de salud y a los laboratorios de bioseguridad de alto nivel del país que decía “que pueden ocuparse de los microorganismos patógenos que son infecciosos entre las personas”. El documento estaba marcado como “no revelar”.

Una copia del documento emitido por la Comisión Nacional de Salud de China el 3 de enero de 2020. (Proporcionado a The Epoch Times)

En él se establecen directrices para fortalecer la gestión de las muestras biológicas y las actividades de investigación con respecto a “la prevención y el control de un brote repentino importante de enfermedades infecciosas”. Sin embargo, el documento no especificaba la enfermedad.

El documento fue emitido solo unos días después de que las autoridades de Wuhan confirmaran públicamente el brote del virus del PCCh el 31 de diciembre.

El documento detalla que tales muestras biológicas incluían muestras de sangre, fluidos respiratorios, orina y heces de los pacientes.

A los organismos bajo la supervisión de las comisiones de salud a nivel provincial “se les prohibió proporcionar muestras biológicas, patógenos y muestras de cultivo a cualquier otro instituto o individuo”.

Además, declaró que durante la propagación de las enfermedades infecciosas, no se permitía a los organismos y personas publicar documentos o información sobre sus investigaciones sin aprobación.

En otro documento clasificado sobre bioseguridad en los laboratorios publicado el 14 de enero, la comisión de salud del distrito de Changping de Beijing declaró que estaba transmitiendo las directrices de la comisión municipal de salud de Beijing en relación con “la prevención y el control de un brote repentino importante de enfermedades infecciosas”.

Una copia del documento emitido por la comisión de salud del distrito de Changping en Beijing el 14 de enero de 2020. (Proporcionado a The Epoch Times)

La comisión de Beijing pidió a los laboratorios de microbiología patógena de la ciudad, incluidos los de los institutos de salud, institutos de control de enfermedades, institutos de pruebas de terceros, departamentos de aduanas del gobierno y empresas que estudian microorganismos patógenos, que realizaran autoevaluaciones los días 15 y 16 de enero, antes de que los funcionarios de salud comenzaran las inspecciones aleatorias de estas instalaciones del 17 al 20 de enero.

Abordar el asunto del virus del PCCh

Durante este tiempo, los funcionarios de Wuhan sostuvieron que el riesgo de transmisión del virus del PCCh de persona a persona era bajo.

El 16 de enero, la Comisión Nacional de Salud de China emitió un aviso interno, “Directrices de bioseguridad para laboratorio sobre el nuevo virus coronavirus”, dirigido a las comisiones regionales de salud y a los centros de prevención y control de enfermedades, indicándoles cómo estudiar el virus del PCCh.

Una copia del documento emitido por la Comisión Nacional de Salud de China el 16 de enero de 2020. (Proporcionado a The Epoch Times)

El documento del 16 de enero fue marcado como “no revelar” y “solo para uso interno; no puede ser distribuido en internet”.

Las directrices mostraban que los funcionarios de salud chinos eran conscientes de que el virus del PCCh tenía altos riesgos. Por ejemplo, se instruyó a los investigadores de laboratorio para que usaran equipo de protección de conformidad con cualquier laboratorio de bioseguridad de nivel tres mientras manipulaban muestras no cultivadas (las no cultivadas solo contienen el microorganismo, a diferencia de las muestras cultivadas, en las que el patógeno se coloca en un cultivo de laboratorio para que pueda crecer).

El nivel tres es la segunda clasificación más alta para los laboratorios que estudian patógenos peligrosos, siendo el nivel cuatro el más alto.

Además, el personal debe estar entrenado y equipado con equipo de protección para manejar los residuos procedentes de estos laboratorios.

Por último, las directrices establecen que ciertos procedimientos científicos para el estudio del virus del PCCh, incluyendo “la separación, el cultivo, la titulación, la purificación y la obtención de ácidos nucleicos”, deben realizarse en laboratorios de bioseguridad de nivel tres.

Estas directrices se hicieron públicas el 23 de enero, tres días después de la declaración pública de Zhong.

The Epoch Times también obtuvo un documento interno emitido por la Autoridad Hospitalaria de Beijing el 16 de enero. Señalando las directrices mencionadas, la autoridad hospitalaria dijo que llevaría a cabo una inspección de 22 hospitales locales durante seis días hasta el 21 de enero, para garantizar la bioseguridad en los laboratorios.

Una copia del documento emitido por la Autoridad Hospitalaria de Beijing el 16 de enero de 2020. (Proporcionado a The Epoch Times)

Estos documentos —junto con los documentos reportados por The Epoch Times el 30 de abril— muestran que Beijing ocultó la capacidad del virus para propagarse entre humanos. Las autoridades sanitarias emitieron un aviso el 15 de enero instruyendo a los hospitales e instalaciones locales sobre cómo responder a una nueva forma de neumonía que se propagaba entre los pacientes.

The Associated Press descubrió hallazgos similares —que Beijing supo de la transmisibilidad del virus durante días antes de admitirla el 20 de enero— en un informe reciente basado también en los memorandos internos del régimen chino.


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


Descubra

Policías patrullan las 24 hs en China. El PCCh rechaza investigación sobre el virus | China en Foco

Siga a Frank en Twitter: @HwaiDer

TE RECOMENDAMOS