Extensos lazos de Microsoft con Beijing podrían empantanar las tratativas con TikTok, según expertos

Por Bowen Xiao
10 de Agosto de 2020
Actualizado: 10 de Agosto de 2020

El futuro de TikTok está cada vez más en el punto de mira. La aplicación se enfrenta a una prohibición en Estados Unidos desde septiembre, a menos que venda su empresa matriz a Microsoft o a otra empresa estadounidense. Sin embargo, las décadas de lazos entre Microsoft y Beijing podrían enlodar las negociaciones.

La aplicación para compartir vídeos, que es muy popular entre los adolescentes estadounidenses, ha sido objeto de una investigación bipartidista por motivos de seguridad nacional y privacidad en relación con su propiedad. Se estima que TikTok, que fue adquirida en 2017 por la empresa ByteDance Technology Co. con sede en Beijing, tiene decenas de millones de usuarios activos en Estados Unidos.

El eje de la preocupación es que, en virtud de una ley nacional de inteligencia de 2017, las empresas chinas están obligadas a proporcionar sus datos al Partido Comunista en el poder. Mientras que algunos expertos son optimistas en cuanto a que una compra de Microsoft pondría fin a la supuesta minería de datos por la puerta trasera, otros creen que los amplios vínculos de la empresa con Beijing son motivo de preocupación.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, tomó recientemente una postura firme sobre las aplicaciones chinas. El 6 de agosto emitió órdenes ejecutivas que prohibirán desde del 20 de septiembre las transacciones con las aplicaciones TikTok y redes sociales WeChat. Las órdenes también prohibirán las transacciones con ByteDance y la empresa matriz de WeChat, Tencent Holdings.

A medida que se acerca la realidad potencial de una prohibición total, ya se están produciendo restricciones a menor escala. El Senado recientemente aprobó por unanimidad un proyecto de ley presentado por el senador Josh Hawley (R-Mo.), que prohíbe a los empleados del gobierno el uso de TikTok en los dispositivos del gobierno.

El Departamento de Estado, el Departamento de Seguridad Nacional, el Departamento de Defensa y la Administración de Seguridad en el Transporte ya han prohibido el uso de TikTok en dispositivos del gobierno y en diciembre del año pasado, el Ejército de Estados Unidos bloqueó a sus soldados el uso de la aplicación. El teniente coronel Robin Ochoa, portavoz del Ejército, dijo a Millitary.com que la aplicación “se considera una ciberamenaza”.

The Epoch Times informó recientemente que más de 130 empleados de ByteDance forman parte de un comité del Partido Comunista Chino (PCCh) integrado en la empresa. Muchos de los empleados trabajan en puestos de dirección, según documentos internos. ByteDance, fundada en marzo de 2012, estableció su comité del Partido en octubre de 2014.

Amplia presencia

Scott Watnik, socio de litigios del bufete de abogados estadounidense Wilk Auslander, y copresidente de la práctica de seguridad cibernética del bufete, dijo que las ansiedades que rodean una compra de Microsoft están bien justificadas.

“No es un secreto que Microsoft ha tenido presencia en China desde 1992”, dijo Watnik a The Epoch Times. “Microsoft goza de un estatus especial en China, ya que es la única empresa occidental a la que China permite operar un motor de búsqueda y una empresa de medios sociales dentro de sus fronteras: Bing y LinkedIn”.

Bajo la política de “Gran Firewall” de Beijing, ambas compañías son censuradas dentro de China. Zhang Yiming, fundador de Bytedance, también trabajó para Microsoft y tiene un valor neto estimado de más de 16,000 millones de dólares.

Como dice el propio sitio web de Microsoft, es “nuestra subsidiaria más completa y el mayor centro de R&D (Investigación y Desarrollo) fuera de los Estados Unidos está en China”.

El sitio web de Microsoft también se jacta de que a principios de 2015 su empresa fue premiada como una de “las 10 empresas más innovadoras del mundo en 2015 en China” por la revista Fast Company. También fue incluida como una de “Las compañías que remodelan la economía china”.

“Al operar en China, Microsoft hace así un trato fáustico: obtiene miles de millones en beneficios y participación de mercado en el país más poblado del mundo, pero a cambio debe ceder a las demandas de Beijing de censura gubernamental y a los límites a la libre expresión y a la privacidad de los usuarios en relación con sus plataformas en línea”, dijo Watnik.

“¿En qué nivel se puede confiar a una empresa estadounidense que entra en un pacto con el diablo de este tipo?”, añadió. “¿Se puede confiar en que una empresa de Estados Unidos que ya se ha comprometido, y sigue comprometiéndose, en el acuerdo fáustico, cese esa actividad?”.

Otras grandes empresas como Google, mientras tanto, se salieron de China en protesta por la censura del gobierno y la supuesta piratería del régimen. Dada la extensa presencia de Microsoft dentro de China, Watnik dijo que cree que el PCCh “tiene la capacidad de ejercer influencia sobre Microsoft implementando políticas y regulaciones que podrían recompensar o castigar las operaciones comerciales de Microsoft en China”.

El director general de Microsoft, Satya Nadella, ha intentado disipar las preocupaciones, diciendo en una declaración del 2 de agosto que la compañía “se aseguraría de que todos los datos privados de los usuarios estadounidenses de TikTok se transfieran y permanezcan en Estados Unidos”.

TikTok también ha afirmado repetidamente que almacena todos los datos de los usuarios estadounidenses en Estados Unidos con una copia de seguridad redundante en Singapur.

También hay críticos de una compra de Microsoft en los niveles superiores del gobierno. El asesor de la Casa Blanca, Peter Navarro, planteó preocupaciones similares.

“¿Con qué software funciona el Ejército Popular de Liberación en China? Con Microsoft. El Partido Comunista Chino, ¿con qué software hace todas las cosas que hacen? Con Microsoft”, dijo Navarro a CNN.

“Entonces, esta no es una compañía de sombreros blancos que está en una compañía estadounidense. Es claramente una compañía multinacional que ha hecho miles de millones en China y que permite la censura china a través de cosas como Bing y Skype”.

Si Microsoft quiere que el acuerdo de TikTok se lleve a cabo, los ejecutivos podrían considerar la posibilidad de desinvertir en China, dijo Navarro.

Beijing solía utilizar el sistema operativo Windows de Microsoft en su ejército, sin embargo se está moviendo para reemplazarlo con un nuevo sistema operativo desarrollado independientemente por China.

Mark Hayes, jefe de marketing de Kintell, una aplicación de consulta de video, dijo que la masiva presencia e influencia de Microsoft en China “levanta algunas cejas y preguntas en igual medida”.

“¿Tendrá esta adquisición alguna implicación para la privacidad de los datos?” dijo Hayes a The Epoch Times. “¿Cambiará algo bajo Microsoft? ¿Tendrá China una implicación insidiosa incluso después de la compra?”

TikTok recientemente obtuvo más de 2 mil millones de descargas en Google Play Store y Apple’s App Store a nivel mundial, según Sensor Tower Store Intelligence.

Según la firma de investigación, la aplicación recibió la mayor cantidad de descargas de cualquier aplicación en el primer trimestre de este año, cuando acumuló “más de 315 millones de instalaciones”.

Blair Brandt, un estratega republicano y asesor político, dijo que el hecho de que el software de Microsoft esté siendo usado por el PCCh “ciertamente te hace dudar de las cosas”.

“No podemos asumir, al menos por su valor nominal, que su propiedad sobre TikTok evitará naturalmente las violaciones de la privacidad que nos preocupaban originalmente”, dijo Brandt a The Epoch Times. “El mal estará en los detalles”.

“Vender TikTok a una empresa estadounidense es un gran compromiso, pero tenemos que ver qué compradores proporcionan el historial correcto y el nivel de integridad”, añadió.

Todas las ventas de tecnología estadounidense y occidental y de fabricación de tecnología a China deberían ser prohibidas para proteger la seguridad nacional, según Casey Fleming, presidente y director general de la empresa de inteligencia y estrategia de seguridad BlackOps Partners.

No habrá cambios en las prácticas de espionaje de Beijing, incluso si está de acuerdo con la adquisición de Microsoft, según Fleming.

“Una vez más, toda la tecnología utilizada o creada por el PCCh es para mantener al régimen comunista en el poder”, dijo a The Epoch Times. “Este piensa en el control total”.

Por ley, las empresas chinas están obligadas a establecer unidades del Partido Comunista dentro de sus oficinas para asegurar que las políticas de las empresas y los empleados sigan la línea del Partido.

Un portavoz de Microsoft dijo a The Epoch Times por correo electrónico que la empresa “no tiene nada que compartir”, en respuesta a una consulta escrita.

Un portavoz de TikTok no respondió inmediatamente a una solicitud de comentarios.

¿Seguimos adelante?

Rob Behnke, director general de Halborn, una firma de ciberseguridad que trabaja con tecnologías emergentes, dijo a The Epoch Times que en este punto “ni siquiera es una especulación”, que TikTok envía datos de Estados Unidos a China.

“Así que un cambio en la administración cambiará esto y con suerte las puertas traseras se cerrarán en caso de que esto termine sucediendo realmente”, dijo. “Sin embargo, esto es más sobre la privacidad de los datos que sobre la seguridad”.

Una adquisición exitosa solo significaría que sería una compañía estadounidense que espiaría a los estadounidenses, en lugar de los chinos, dijo Behnke. Él llamó a la reciente retórica de Estados Unidos en torno a la aplicación “puramente una jugada política”.

Las preocupaciones en torno a TikTok se producen en medio de una mayor ansiedad por las transferencias forzosas de tecnología de las empresas estadounidenses a las autoridades chinas y el robo de propiedad intelectual.

China ha construido su tecnología en gran parte con lo que ha robado de Occidente, con costos de robo de propiedad intelectual que se estiman en 600.000 millones de dólares al año.

Trump ha descrito la presencia de TikTok en Estados Unidos como una relación propietario-arrendatario y que su gobierno “tiene todas las cartas“.

Mark Grabowski, profesor asociado especializado en derecho cibernético y ética digital de la Universidad de Adelphi, dijo que sería un alivio saber que bajo una compra de Microsoft el régimen chino por lo menos ya no podría explotar directamente TikTok para espiar a los estadounidenses.

“Pero no estoy seguro de que Microsoft sea la respuesta”, dijo a The Epoch Times. “Son parte de los llamados ‘Cinco Terribles’ o grupo de gigantes de la tecnología americana que han acumulado una enorme cantidad de poder”.

“También me preocupa que Microsoft imponga la censura a TikTok”, añadió. “Han incluido restricciones de voz en sus términos de servicio para otros productos, como Office 365, que van mucho más allá de lo requerido por la ley”.

Aunque se cree que Microsoft es uno de los principales actores, Twitter también ha expresado su interés en la adquisición.

El Dr. Robert J. Bunker, profesor adjunto de investigación del Instituto de Estudios Estratégicos de la Escuela de Guerra del Ejército de Estados Unidos, dijo que la saga TikTok es parte de un tema más amplio, una batalla para decidir el panorama de Internet.

“Creo que Estados Unidos debería ‘luchar’ por el futuro de una Internet global con influencia liberal-democrática, comprometiendo y conteniendo a China en este sentido”, dijo a Epoch Times. “Por lo tanto, Microsoft y otras compañías estadounidenses deberían comprar Microsoft, Zoom y otras entidades comerciales potencialmente vinculadas al PCCh”.

Nicole Hao contribuyó a este informe.

Sigue a Bowen en Twitter: @BowenXiao_


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo


A continuación

Los negocios son una guerra

TE RECOMENDAMOS