Funcionario de EE.UU. insta a Europa a usar alternativas de 5G distintas a Huawei

Por Bowen Xiao
20 de Febrero de 2020
Actualizado: 20 de Febrero de 2020

En las últimas semanas, al menos tres funcionarios estadounidenses han hecho comentarios públicos sobre los riesgos de utilizar Huawei Technologies de China para la infraestructura 5G, el último de ellos proveniente de un diplomático estadounidense de alto rango que expresó su preocupación por el uso de la tecnología por parte de los países europeos.

Robert Strayer, vicesecretario adjunto para comunicaciones internacionales y cibernéticas y políticas de información en el Departamento de Estado, dijo que Estados Unidos está animando a los países europeos a que piensen cuidadosamente en las implicaciones de seguridad y económicas de precipitarse en el uso de la tecnología de Huawei.

“No hay manera de mitigar completamente ningún tipo de riesgo excepto el uso de proveedores de confianza de países democráticos”, dijo Strayer a los periodistas en una visita a Lisboa, Portugal.

Justo el mes pasado, el secretario de Estado Mike Pompeo instó al Reino Unido a reconsiderar su decisión de permitir que Huawei de China tenga un papel limitado en las redes 5G del país.

Strayer también dijo que era “necesario desmitificar” la noción de que Huawei está más avanzado en 5G. Huawei fue fundada en 1987 por un exingeniero del Ejército de Liberación Popular y Washington ha pedido repetidamente a sus aliados que no utilicen la tecnología de Huawei por temor a que ayude a China a robar secretos y espiar a Occidente. Tanto Huawei como Beijing han negado las acusaciones.

“La buena noticia es que Ericsson, Nokia y Samsung proporcionan tecnología 5G que está a la par con la que Huawei proporciona hoy”, dijo Strayer. “Están liderando el mundo en el tipo de tecnología que tienen”.

Los comentarios de Strayer hacen eco de los realizados a principios de este mes por el fiscal general William Barr, quien dijo que solo había dos empresas que pueden competir apropiadamente con Huawei como proveedores de infraestructura 5G: Nokia y Ericsson.

“Tienen productos de calidad y fiables que pueden garantizar el rendimiento”, dijo Barr en un discurso de presentación en la Conferencia de la Iniciativa China del Departamento de Justicia. “Han demostrado tener éxito en la gestión de la migración de los clientes de 4G a 5G”.

Barr dijo que la principal preocupación era que los dos proveedores no tienen suficientes recursos o respaldo para igualar la escala de Huawei. Sugirió que Estados Unidos usara sus recursos para respaldar a una o ambas empresas, añadiendo que “lo convertiría en un competidor más formidable y eliminaría las preocupaciones sobre su capacidad de permanencia”.

“Nosotros y nuestros aliados más cercanos ciertamente necesitamos considerar activamente este enfoque”, dijo.

Huawei dice que gastó 15,000 millones de dólares el año pasado en investigación para ayudar a conseguir el liderazgo del mercado y ha dicho que Estados Unidos quiere frustrar su crecimiento porque ninguna empresa estadounidense podría ofrecer la misma gama de tecnología a un precio competitivo.

Strayer dijo que los proveedores occidentales como Ericsson y Nokia utilizarán una arquitectura abierta con más funcionalidad, creando oportunidades para que las empresas de Estados Unidos y Europa proporcionen equipos compatibles.

Los expertos dijeron anteriormente a The Epoch Times que sería una buena medida por parte de Estados Unidos promover a los competidores a Huawei.

Robert Blair, representante especial de la Casa Blanca para la política internacional de telecomunicaciones, dijo en la Conferencia de Seguridad de Munich en Alemania que Estados Unidos podría potencialmente desarrollar asociaciones con la industria de las telecomunicaciones como un intento de crear una alternativa a Huawei.

China domina actualmente el mercado global de la tecnología 5G, capturando el 40 por ciento a través de las empresas Huawei y ZTE. 5G es la próxima generación de tecnología de redes móviles, que ofrecerá conectividad a Internet a velocidades que son de 10 a 100 veces más rápidas que las de 4G. El salto en la velocidad de la red está destinado a revolucionar muchas industrias, incluyendo el transporte, la salud y la manufactura.

Apenas unos días después de los comentarios de Barr, el vicepresidente Mike Pence pareció desestimar la sugerencia y dijo que Estados Unidos ya está adoptando un enfoque diferente.

“Gran respeto al fiscal general Barr, pero creemos que el mejor camino a seguir es lo que Ajit Pai anunció en los últimos días”, dijo el vicepresidente Mike Pence, refiriéndose a los esfuerzos del presidente de la Comisión Federal de Comunicaciones para liberar más espectro para el uso de la tecnología inalámbrica 5G.

Reuters contribuyó a este informe.

A continuación

Exempleado de Huawei revela el verdadero poder del gigante chino de telecomunicaciones

TE RECOMENDAMOS