Funcionarios de NY reconocen omisión de datos en informe de muertes por COVID en hogares de ancianos

Por Zachary Stieber
05 de Marzo de 2021 3:01 PM Actualizado: 05 de Marzo de 2021 3:01 PM

Funcionarios de Nueva York confirmaron el jueves que omitieron, el año pasado, datos de muertes en hogares de ancianos en un informe sobre COVID-19.

El informe fue publicado por el Departamento de Salud del Estado de Nueva York. En él se afirmaba que una orden de marzo de 2020 de los funcionarios estatales no era la culpable de que miles de residentes de residencias de ancianos murieran a causa de COVID-19. El informe recibió críticas, y un legislador dijo que contenía numerosos defectos.

Las cifras que no se incluyen en el informe corresponden a muertes de residentes de hogares de ancianos que fueron trasladados a hospitales.

El jueves, Beth Garvey, asesora principal del gobernador demócrata Andrew Cuomo, dijo que la retención se hizo porque el Departamento de Salud del estado “no podía confirmar que [el informe] se había verificado adecuadamente”.

“Esto no cambió la conclusión del informe, que era y es que la orden del 25 de marzo ‘no fue un factor de infecciones o muertes en hogares de ancianos’”, agregó.

En otra declaración emitida por la oficina de Cuomo, el portavoz del Departamento de Salud de Nueva York, Gary Holmes, dijo que el informe estableció que el memorando de marzo de 2020 “no fue un impulsor de las muertes en hogares de ancianos”.

Trabajadores médicos de emergencia llevan a un paciente fuera de un hogar de ancianos, en Brooklyn, Nueva York, el 18 de abril de 2020. (Justin Heiman/Getty Images)

“El propósito del informe era asegurar que el público tuviera una clara evaluación apolítica de cómo COVID ingresó a los hogares de ancianos en el punto álgido de la pandemia. Todos los conjuntos de datos revisados llegaron a una conclusión común: que la propagación debido al personal probablemente fue el factor principal que introdujo COVID en estos hogares de ancianos. Si bien las primeras versiones del informe incluían muertes fuera de las instalaciones, el grupo de trabajo de COVID no estaba satisfecho de que los datos se hubieran verificado con los datos del hospital, por lo que el informe final usó solo datos para las muertes en las instalaciones, que se divulgaron en el informe. Si bien las muertes fuera de las instalaciones se mantuvieron a un lado para su verificación, las conclusiones fueron respaldadas por ambos conjuntos de datos”, escribió.

“Se tomó la decisión de publicar inicialmente el informe sin los datos fuera de los hogares de ancianos y actualizarlo más tarde para incluir las muertes fuera de los hogares de ancianos. Esto se hizo en febrero”.

Las declaraciones se produjeron en respuesta a un artículo del Wall Street Journal que alegaba que los principales asesores de Cuomo presionaron a los funcionarios de salud estatales para que omitieran las cifras en cuestión del informe.

Citando a personas con conocimiento de la elaboración del informe, que no fueron nombradas, el artículo dijo que la versión inicial del informe incluía el número de muertes de residentes de hogares de ancianos fuera de los hogares de ancianos.

El artículo generó críticas de los legisladores estatales, incluido el asambleísta Ron Kim, un demócrata.

“Esto es criminal”, escribió Kim en un tuit. “Los principales asesores del gobierno presionaron a los funcionarios de salud estatales para que eliminen un informe público de los datos que muestran más muertes en hogares de ancianos. Los cambios que los ayudantes de Cuomo hicieron al informe revelan que tenían la contabilidad más completa de las muertes por NH en el verano de 2020”.

La directiva de marzo de 2020 declaró que los operadores de hogares de ancianos no podían negarse a aceptar residentes, incluso si dieron positivo en la prueba de COVID-19.

“A ningún residente se le negará la readmisión o la admisión a un hogar de ancianos basándose únicamente en un diagnóstico confirmado o sospechado de COVID-19”, decía la directiva.

Observatorios civiles criticaron la orden.

“Este enfoque introducirá el virus altamente contagioso en más hogares de ancianos”, advirtieron Mark Parkinson, presidente de la Asociación Estadounidense de Atención Médica, y el Dr. David Gifford, director médico del grupo, días después de que se emitió la orden. “Habrá más hospitalizaciones para los residentes de hogares de ancianos que necesitan asistencia respiratoria y, en última instancia, un mayor número de muertes”.

La administración de Cuomo rescindió la política en mayo, pero ha insistido en que no provocó más muertes relacionadas con COVID-19.

Los funcionarios de salud solo dieron a conocer cuántos residentes de hogares de ancianos murieron fuera de los hospitales después de que la procuradora general de Nueva York, Letitia James, una demócrata, acusó al estado de no informar el número de muertes en hogares de ancianos hasta en un 50 por ciento.

Una importante asesora de Cuomo les dijo a los legisladores estatales de Nueva York en febrero que los datos fueron retenidos por temor a que los críticos los “usaran en nuestra contra”, y señaló que el expresidente Donald Trump había instado al Departamento de Justicia (DOJ) a investigar las políticas para COVID-19 del estado.

El DOJ está investigando esas políticas, dijo la administración de Cuomo. Los funcionarios dijeron que la administración está cooperando con la investigación. Cuomo dijo esta semana que no renunciaría.

Sigue a Zachary en Twitter: @zackstieber


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.