Funcionarios tratan de averiguar si la vacuna contra COVID-19 provoca reacciones adversas

Por Zachary Stieber
20 de Diciembre de 2020
Actualizado: 12 de Enero de 2021

Los funcionarios federales de salud están investigando casos en los que las personas que recibieron la nueva vacuna contra el COVID-19 sufrieron reacciones adversas casi de inmediato, incluyendo a una trabajadora de salud de Alaska que pasó dos noches en el hospital.

“Estamos analizando esto y sé que los CDC y la FDA están investigando muy, muy cuidadosamente la situación para tipificar estos eventos”, dijo el domingo el director científico de la Operación Warp Speed, Moncef Slaoui. “Algunos de ellos podrían ser choques anafilácticos —eso es peligroso. Algunos de ellos podrían ser más, llamémosles una reacción alérgica —es importante saberlo, pero es menos peligroso”.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) y la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) son dos agencias de salud de EE. UU.

“La clave es que ahora lo sabemos”, dijo Slaoui. “Continuaremos tratando de entender qué hay en la vacuna que provoca esto, si es que hay algo específico que lo cause”.

Nadie ha muerto después de recibir la vacuna —pero al menos nueve personas, cuatro en Illinois y cinco en Alaska— han sufrido efectos adversos.

De 272,001 personas vacunadas hasta el 19 de diciembre, unas 3150 informaron efectos negativos como la incapacidad para trabajar, informó un funcionario de los CDC el sábado.

La trabajadora de la salud, Daisie Esseie, recibe una vacuna Pfizer-BioNtech contra e COVID-19 del enfermero practicante, Hari Leon Joseph, en los Centros de Investigación de América en Hollywood, Florida, el 18 de diciembre de 2020. (Chandan Khanna/AFP a través de Getty Images)

Los funcionarios están analizando si un componente de la vacuna podría estar causando las reacciones. El Dr. Peter Marks, director del Centro de Evaluación e Investigación Biológica de la FDA, dijo a los periodistas a través de una llamada que podría ser polietilenglicol, el cual está presente tanto en la vacuna de Pfizer como en una recién aprobada de Moderna.

“Así que eso podría ser el culpable aquí. Y es por eso que estaremos monitoreando muy de cerca”, dijo. “Pero simplemente no lo sabemos en este momento”.

Se espera que la vacuna de Moderna comience a administrarse el lunes. Una portavoz de Pfizer dijo a The Epoch Times que la compañía está trabajando activamente con las autoridades sanitarias para evaluar los informes de reacciones adversas.

“Vigilaremos de cerca todos los informes que indiquen reacciones alérgicas graves después de la vacunación y actualizaremos el lenguaje de las etiquetas si es necesario”, dijo en un correo electrónico. “La información de prescripción tiene una advertencia/aviso claro de que el tratamiento médico y la supervisión adecuados siempre deben estar disponibles en caso de un evento anafiláctico poco común luego de la administración de la vacuna”.

Las personas con alergias a cualquier componente de las vacunas no deben recibirlas, dijo a inicios de este mes el principal funcionario de la FDA, el Dr. Stephen Hahn.

En caso de que una de esas personas termine siendo vacunada, los sitios de distribución deben tener los medicamentos necesarios para tratar las reacciones, agregó.

Slaoui dijo que el equipo incluye EpiPens, que se utiliza para combatir reacciones alérgicas graves o anafilaxia.

La enfermera que sufrió la primera reacción adversa conocida por la vacuna de Pfizer en el Hospital Regional Bartlett fue tratada con un EpiPen y Benadryl antes de ser admitida y se le aplicó goteo de epinefrina vía intravenosa, dijo el hospital. Después de eso, la enfermera fue dada de alta y volvió a trabajar.

El almirante Brett Giroir, subsecretario de salud y miembro del Grupo de Trabajo sobre el Coronavirus de la Casa Blanca, dijo el domingo que la noticia de las reacciones adversas muestra que el sistema de informes está funcionando exactamente como estaba planeado.

“Ahora mismo hay informes aislados. Sin embargo recuerde, muchos de estos son hormigueo y una frecuencia cardíaca elevada. Esto podría ser hiperventilación adyacente a la vacuna. Eso no significa necesariamente que sea un problema de la vacuna”, dijo.

“Creemos que hubo una reacción alérgica. Sabemos que es un problema con cualquier vacuna, generalmente a tasas de alrededor de uno en 500,000 a uno en un millón. Sin embargo los vamos a monitorear con absoluta atención. Se informarán de inmediato. Y si hay algún cambio en las recomendaciones, se divulgará”, agregó.

Tras la serie de reacciones adversas, los CDC informaron el sábado que se enteraron de los informes. La agencia ahora advierte que las personas que previamente han tenido una reacción alérgica grave a cualquier ingrediente de una vacuna contra el COVID-19 no se vacunen.

Las personas con reacciones alérgicas graves a otras vacunas o terapias inyectables deben consultar con su médico antes de recibir una vacuna contra el COVID-19, mientras que las personas con antecedentes de reacciones a otros elementos, como alimentos o mascotas, se pueden vacunar, dijo la agencia.

“Los CDC actualizaron sus recomendaciones anoche, solo para tener la certeza de que, si tiene una reacción alérgica a cualquier vacuna, probablemente no debería aplicársela”, dijo Giroir, una mala interpretación de las nuevas recomendaciones.

“Pero aún así, se recomienda ampliamente para todos porque sabemos que tiene un 95 por ciento de efectividad, hasta un 100 por ciento de efectividad para prevenir enfermedades graves. Y esta es la forma en que terminaríamos con la pandemia, haciendo que el 70 o el 80 por ciento de la población estadounidense se vacune”, agregó.

Sloui estuvo hablando al respecto para “State of the Union” de CNN. Giroir estuvo hablando al respecto para “This Week” de ABC.

Siga a Zachary en Twitter: @zackstieber

Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí

Le puede interesar

Documental: El encubrimiento del siglo – La verdad que el PCCh ocultó al mundo

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS