Fundador de Oath Keepers se declara no culpable de sedición en irrupción del Capitolio de EE.UU.

Por Zachary Stieber
15 de Enero de 2022 12:47 PM Actualizado: 15 de Enero de 2022 3:38 PM

El fundador del grupo Oath Keepers se declaró este viernes no culpable de conspiración sediciosa, días después de ser acusado por un gran jurado federal en Washington.

Stewart Rhodes, de 56 años, hizo una breve comparecencia inicial en la corte federal de Plano, Texas. El acusado estaba bajo custodia de los U.S. Marshals, con esposas y grilletes.

Rhodes y 10 miembros de los Oath Keepers recibieron cargos esta semana por supuestamente conspirar en atacar el Capitolio de Estados Unidos e impedir la certificación de los votos electorales de las elecciones presidenciales de 2020.

Las autoridades dijeron que Rhodes, de Granbury, Texas, y algunos co-conspiradores “planeaban detener la transferencia legal del poder presidencial el 20 de enero de 2021”.

“Ellos coordinaron viajes a través del país para entrar en Washington, D.C., se equiparon con una variedad de armas, se pusieron equipo de combate y táctico, y estaban preparados para responder al llamado de Rhodes para tomar las armas bajo la dirección de Rhodes”, según los documentos judiciales.

Rhodes no entró en el Capitolio de Estados Unidos, pero algunos miembros de su grupo, compuesto principalmente por antiguos y actuales miembros de las fuerzas policiales y del ejército sí lo hicieron, incluidos algunos que fueron acusados hace casi un año, según los documentos.

James Lee Bright, abogado de Rhodes, dijo a los periodistas que Rhodes tiene la intención de defenderse de los cargos.

“Él cree que será declarado inocente”, dijo Bright.

El gobierno planea presionar para que la corte mantenga a Rhodes detenido mientras espera el juicio y se cree que los abogados del acusado argumentarán que eso no es necesario.

“No tiene motivos para huir. No tiene pasaporte. No tiene a dónde ir”, dijo Bright.

Rhodes enfrenta hasta 20 años de prisión, al igual que otros acusados de conspiración sediciosa.

Tanto Rhodes como Edward Vallejo, la única otra persona que no había sido acusada previamente, fueron detenidos el jueves.

Vallejo, de 63 años, también compareció el viernes en un juzgado para enfrentarse a la acusación.

Las autoridades ordenaron que compareciera de nuevo ante la corte de Phoenix la próxima semana en una audiencia en la que sus abogados y los fiscales argumentarán si debe permanecer detenido a la espera del juicio.

Un abogado de Vallejo indicó que tenía previsto declararse inocente en la nueva audiencia, mientras que los fiscales confirmaron que el Departamento de Justicia pedirá la prisión preventiva.

Rhodes, un exparacaidista del Ejército de Estados Unidos que se graduó en la Facultad de Derecho de Yale, dijo a The Epoch Times el año pasado que los Oath Keepers estaban en Washington el 6 de enero de 2021 “para proteger a los oradores, los eventos y también a los partidarios de base de Trump que estaban siendo atacados por Antifa cuando intentaban regresar a su hotel o a las paradas de metro”.

“Ahora bien, lo que sucedió es que, por desgracia, algunos de nuestros chicos se vieron arrastrados de la misma manera que otros 500 partidarios de Trump y subieron las escaleras y atravesaron las puertas abiertas, que ya estaban abiertas, caminaron por el interior, se tomaron algunos selfies y volvieron a salir. Eso es todo lo que hicieron”, afirmó. “Yo he dicho que fue un error entrar, pero no creo que sea un delito”.

Con la contribución de Joseph Hanneman, Roman Balmakov e información de Reuters


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


 

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.