General de EEUU dice que el presunto ensayo de misiles hipersónicos de China es un “momento Sputnik”

Por Frank Fang
28 de Octubre de 2021 7:34 AM Actualizado: 28 de Octubre de 2021 7:34 AM

El general Mark Milley, jefe del Estado Mayor Conjunto, dijo que la supuesta prueba de misiles hipersónicos de China es “muy preocupante” y se acerca a un momento Sputnik.

Milley se refería al lanzamiento por parte de la Rusia soviética del Sputnik, el primer satélite artificial del mundo, en octubre de 1957, que provocó ansiedad en Estados Unidos por el hecho de que se estaba quedando atrás respecto a la Unión Soviética en cuanto a avances tecnológicos. Menos de un año después, se creó la NASA para desafiar a los soviéticos en la carrera espacial de la Guerra Fría.

“Lo que vimos fue un acontecimiento muy significativo de una prueba de un sistema de armas hipersónicas. Y es muy preocupante”, dijo Milley a Bloomberg en una entrevista emitida el 27 de octubre. “No sé si es un momento Sputnik, pero creo que está muy cerca de eso. Tiene toda nuestra atención”.

El Financial Times informó por primera vez a principios de este mes sobre la prueba, diciendo que los militares chinos lanzaron en agosto un cohete que llevaba un vehículo de planeo que voló por el espacio de órbita baja, antes de perder su objetivo por “unas dos docenas de millas”, citando fuentes no identificadas.

El 18 de octubre, el Ministerio de Asuntos Exteriores de China negó cualquier prueba de misiles hipersónicos, diciendo que se trataba de una “prueba rutinaria de naves espaciales” que tuvo lugar en julio.

Las declaraciones de Milley son significativas ya que suponen el primer reconocimiento de la sospechosa prueba de China por parte de un funcionario de EE. UU..

Los misiles hipersónicos pueden viajar a Mach 5, es decir, más de cinco veces la velocidad del sonido. En teoría, podrían ser maniobrados para sobrevolar el Polo Sur y eludir los sistemas de defensa antimisiles de EE. UU., situados en el hemisferio norte.

El portavoz del Pentágono, John Kirby, declinó comentar las declaraciones de Milley en una conferencia de prensa el 27 de octubre. En su lugar, dijo: “No se trata de una tecnología ajena a nosotros en la que no hayamos pensado desde hace tiempo” y “tenemos capacidades defensivas que debemos seguir perfeccionando”.

Y añadió: “Nuestra propia búsqueda de capacidades hipersónicas es real. Es tangible y estamos trabajando absolutamente para poder desarrollar esa capacidad”.

Un cuerpo de deslizamiento hipersónico común (C-HGB) sale de la Instalación de Alcance de Misiles del Pacífico en Kauai (Hawái) el 19 de marzo de 2020. (Foto de la Marina de Estados Unidos)

La NASA informó en su página web que sus instalaciones en Virginia lanzaron tres cohetes el 20 de octubre para apoyar una prueba de la Marina de EE. UU. y del Ejército para estudiar la tecnología de las armas hipersónicas.

“Esto refuerza para nosotros la necesidad de seguir tratando a la RPC [República Popular China] como nuestro desafío número uno en materia de seguridad”, dijo Kirby. “Un Indo-Pacífico libre sigue siendo un objetivo clave de seguridad nacional de Estados Unidos”.

El secretario de la Fuerza Aérea de EE. UU., Frank Kendall, advirtió el mes pasado sobre las amenazas espaciales de China, diciendo que Beijing podría seguir un concepto de la época de la Guerra Fría llamado “sistema de bombardeo orbital fraccionado”. Según este sistema, se lanzarían misiles con cabezas nucleares a órbitas terrestres bajas antes de hacerlos volar para alcanzar objetivos de EE. UU.

Milley también advirtió sobre la expansión militar de China en cuatro dominios de la guerra: aire, tierra, mar y espacio.

“Han pasado de ser un ejército campesino muy, muy grande en 1979 a un ejército muy capaz que cubre todos los dominios, y tiene ambiciones globales. China es muy importante en nuestro contexto”, añadió.

“A medida que avancemos —en los próximos 10, 20, 25 años— no me cabe duda de que el mayor desafío geoestratégico para Estados Unidos va a ser China”.

La presunta prueba de misiles hipersónicos de China también sirve de advertencia sobre la salida de tecnología de EE. UU. hacia ese país, como destacaron 17 republicanos de la Comisión de Asuntos Exteriores de la Cámara de Representantes en su carta conjunta (pdf) fechada el 22 de octubre a la secretaria de Comercio, Gina Raimondo.

El representante Michael McCaul (R-Texas) (i) habla durante una conferencia de prensa en la Sala Rayburn del Capitolio de Estados Unidos el 31 de agosto de 2021. (Alex Wong/Getty Images)

“Las noticias de que la RPC ha probado un misil hipersónico con capacidad nuclear son una muestra escalofriante de las capacidades e intenciones del Partido Comunista Chino (PCCh)”, decía la carta.

“Para empeorar las cosas, es probable que un programa informático y varias herramientas de EE. UU. hayan contribuido a la creación de este sistema de armas, debido a los controles de exportación permisivos de nuestro país y a las políticas de concesión de licencias con China”.

Los legisladores instaron a Raimondo a actuar en función de sus 10 recomendaciones, que abordan cuestiones de interés inmediato. Una de las recomendaciones sugiere que se presente al Congreso un informe trimestral sobre los resultados de las licencias de control de las exportaciones a las partes que figuran en la lista de entidades del Departamento de Comercio, que impide a las empresas de EE. UU. hacer negocios con empresas incluidas en la lista negra a menos que obtengan una licencia especial del gobierno.

Otra sugerencia insta al Departamento de Comercio a reforzar sus controles de exportación de semiconductores a China.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.