Gobernador de Oklahoma firma prohibición al aborto desde la concepción, la ley más provida de EE.UU.

Se permiten pocas excepciones

Por Mimi Nguyen Ly
26 de Mayo de 2022 10:30 AM Actualizado: 26 de Mayo de 2022 11:00 AM

El gobernador de Oklahoma, Kevin Stitt, promulgó el miércoles una medida que prohibiría el aborto a partir de la concepción, con pocas excepciones permitidas.

La medida, Oklahoma HB 4327, ahora se convierte en la restricción de aborto más estricta firmada como ley en Estados Unidos. Prohíbe a los médicos practicar abortos después del embarazo. Las excepciones incluyen el caso de que se considere necesario realizar el aborto para salvar la vida de la madre. Otra excepción es si el embarazo se debe a una violación o incesto que se ha denunciado a las autoridades.

“Le prometí a los habitantes de Oklahoma que, como gobernador, firmaría cada parte de la legislación provida que llegara a mi escritorio y estoy orgulloso de cumplir esa promesa hoy”, dijo Stitt, un republicano de primer mandato, en un comunicado.

“Desde el momento en que comienza la vida en la concepción es cuando tenemos la responsabilidad como seres humanos de hacer todo lo posible para proteger la vida de ese bebé y la vida de la madre. Eso es lo que creo y eso es lo que cree la mayoría de los habitantes de Oklahoma”.

La ley tiene el estilo de la Ley Latidos del Corazón de Texas, lo que significa que se hace cumplir al permitir que los ciudadanos privados inicien una acción civil contra cualquier persona que lleve a cabo o ayude a una mujer a obtener un aborto, y podrían ganar al menos USD 10,000 en daños legales por cada aborto realizado, ayudado o instigado en violación de la prohibición. Sin embargo, la medida no permite demandar a la madre que desea abortar.

Texas fue el primer estado en promulgar una ley con este tipo de mecanismo de cumplimiento; la legislación de Texas ha resistido impugnaciones legales desde que entró en vigencia en septiembre de 2021.

Según el texto de la HB 4327, el aborto es el “acto de usar, prescribir, administrar, procurar o vender cualquier instrumento, medicina, droga o cualquier otra sustancia, dispositivo o medio con el propósito de interrumpir el embarazo de una mujer, con conocimiento de que la terminación por cualquiera de esos medios causará con probabilidad razonable la muerte de un niño por nacer”.

La definición de aborto en la legislación “no incluye el uso, prescripción, administración, adquisición o venta de Plan B, píldoras del día después, o cualquier otro tipo de anticoncepción o anticonceptivo de emergencia”.

El texto también señalaba que un acto “no es un aborto” si se realiza para “salvar la vida o preservar la salud del niño no nacido”, “eliminar un niño no nacido muerto causado por un aborto espontáneo” o “eliminar un embarazo ectópico”. Un embarazo ectópico es cuando un óvulo fecundado se implanta fuera del útero, lo que causa una emergencia potencialmente mortal.

La medida es una de al menos tres leyes aprobadas por la legislatura de Oklahoma. Las otras dos medidas son SB 612 y SB 1503.

Stitt firmó la SB 1503, o la “Ley de latidos del corazón de Oklahoma”, a principios de mayo, con efecto inmediato, después de lo cual dos de las cuatro clínicas de aborto de Oklahoma dejaron de realizar abortos. Prohíbe el aborto después de que se detecta actividad cardíaca, lo que suele ser a las seis semanas de embarazo, y se aplica de la misma manera que la Ley de Latidos del Corazón de Texas.

El gobernador republicano firmó la SB 612 en abril. Dicha ley dice que cualquier persona condenada por realizar un aborto será culpable de un delito grave punible con hasta 10 años de prisión y/o una multa de hasta USD 100,000. La medida entra en vigor a fines de agosto y no contiene excepciones por violación o incesto.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.