Gobierno de Biden acepta que la prensa ingrese a un complejo fronterizo por primera vez

Por Zachary Stieber
25 de Marzo de 2021
Actualizado: 25 de Marzo de 2021

La administración del presidente Joe Biden, por primera vez en más de dos meses en el poder, le ha permitido a la prensa acceder a un complejo fronterizo.

Un reportero y su equipo de grabación pudieron recorrer un centro de detención en Carrizo Springs, Texas, junto con funcionarios de la administración y miembros del Congreso.

El complejo es, al menos, uno de los cinco que el Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS) ha abierto para hacer frente a la oleada de inmigrantes ilegales, además de convertir dos centros de convenciones en zonas de retención y de pedirle al Pentágono que acoja a los inmigrantes.

Las fotografías mostraban ropa apilada para los niños, así como literas, mesas colocadas en un entorno similar a un salón de clases y el exterior de una ducha.

También había una imagen de niños jugando al fútbol afuera.

Gabe Gutiérrez de NBC, el único reportero al que se le permitió entrar, dijo que vio “muchos niños” durante el recorrido de dos horas, pero que no se le permitió hablar con ninguno de ellos. El equipo pudo ver las áreas de entrada y el comedor, así como un área médica.

Los niños saludaban y jugaban al fútbol, y algunos de ellos llevaban gorros de punto, le dijo el periodista a la MSNBC. Los funcionarios dijeron que los niños tejieron los gorros ellos mismos.

Los funcionarios retienen a 766 niños en el complejo, que tiene una capacidad para 952 personas. La estructura se inauguró durante la administración Trump. De los niños detenidos, 108 dieron positivo por COVID-19. Aquellos que dan positivo son aislados por un número indeterminado de días.

Las imágenes de las instalaciones del HHS contrastaban marcadamente con las fotografías filtradas por el representante Henry Cuellar (D-Texas) y el Proyecto Veritas a principios de esta semana, las cuales muestran a un gran número de personas sufriendo condiciones de hacinamiento en el Servicio de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP, por sus siglas en inglés) en Donna. Posteriormente, la CBP publicó sus propias imágenes que mostraban a niños durmiendo hombro con hombro dentro de un cubículo transparente.

El senador Ted Cruz (R-Texas), quien encabezará una delegación a las instalaciones de Donna, dijo que la administración “seleccionó a un equipo de televisión para acompañar su viaje a Carrizo Springs”.

“Eso no es transparencia. La verdadera transparencia sería abrir las instalaciones de Donna a la prensa, las cuales estarán al 1556 por ciento de su capacidad cuando 18 senadores vayan allí el viernes”, dijo en un tuit.

La secretaria de prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki, le dijo a los periodistas en Washington que los funcionarios “siguen comprometidos con la transparencia y seguirán trabajando con las agencias para crear vías para el acceso de los medios y la visibilidad de estas instalaciones”. La administración está “abierta a brindar acceso” al centro de detención de Donna, agregó.

Psaki también dijo que existen problemas de privacidad, así como problemas de salud debido a la pandemia de COVID-19.

“Como puedes imaginar, hay niños, menores, en estos sitios. Como madre, también sería extremadamente consciente y cuidadosa de permitir que la prensa y otros actores externos acudan a una instalación donde vas a dar a conocer las condiciones de los niños”, dijo Julissa Reynoso, asistente del presidente y jefa del personal de la primera dama, Jill Biden, a pool en Texas.

“Así que hemos tenido mucho cuidado, obviamente estamos aquí ahora. Estamos tomando medidas para garantizar que la prensa, los miembros del Congreso, el público y Estados Unidos puedan ver lo que estamos haciendo”.

Una instalación de procesamiento temporal en Donna, Texas, como se ve en una foto publicada por Aduanas y Protección Fronteriza, el 23 de marzo de 2021. (CBP)
Un complejo para detención de inmigrantes en Donna, Texas, en una foto sin fecha. (Cortesía de la oficina del Representante Henry Cuellar)
Los menores no acompañados, en su mayoría varones adolescentes, hacen fila en una instalación de procesamiento temporal en Donna, Texas, el 23 de marzo de 2021. (CBP)
Una instalación de procesamiento temporal en Donna, Texas, como se ve en una foto publicada por Aduanas y Protección Fronteriza, el 23 de marzo de 2021. (CBP)
Un centro de procesamiento temporal de Aduanas y Protección Fronteriza se ve desde un helicóptero del Departamento de Seguridad Pública de Texas, el 23 de marzo de 2021, en Donna, Texas. (John Moore/Getty Images)

La CBP retiene a niños y a otros inmigrantes ilegales durante días, en algunos casos por más del límite de 72 horas establecido por la ley federal.

El HHS y el Departamento de Seguridad Nacional le dijeron a The Epoch Times por correo electrónico el miércoles que, hasta el 23 de marzo, había casi 5000 menores no acompañados bajo la custodia de CBP, mientras que 11,551 estaban bajo la custodia del HHS.

Como parte del proceso que ha revocado las políticas de inmigración clave de la era Trump, Biden ordenó a los funcionarios que dejen de expulsar a menores no acompañados cuando cruzan la frontera desde México. Los expertos le han dicho a The Epoch Times que la medida, junto con otros retrocesos, ha contribuido al aumento de los cruces ilegales en la frontera.

Más de 100,000 de esos cruces se registraron en febrero, el primer mes completo de Biden en el cargo, mientras que otros 26,000 inmigrantes evadieron las capturas, según datos revisados por The Epoch Times.

Los republicanos y algunos demócratas como Cuéllar y el representante Filemon Vela (D-Texas) han pedido a la administración que restablezca de inmediato las medidas clave del gobierno de Trump, como enviar a algunos menores a sus países de origen.

En cambio, los funcionarios actualmente están procesando a los niños y trabajando para unirlos con tutores, en la mayoría de los casos miembros de la familia, que ya se encuentran en Estados Unidos. Argumentan que están creando un sistema de inmigración “más humano”.

Biden nombró el miércoles a la vicepresidente Kamala Harris para que lidere los trabajos que se están haciendo en la frontera.

“Este aumento ha sido considerable, pero la vicepresidente ha acordado… liderar nuestro trabajo diplomático y actuar con esas naciones para aceptar a los retornados y mejorar el cumplimiento de la ley de migración en sus fronteras”, dijo Biden.

“Situación difícil”, fueron las palabras que Harris usó para referirse a la crisis en la frontera. Añadió que son muchos los factores que motivan a la gente a viajar a Estados Unidos, y que la administración hará cumplir la ley al mismo tiempo que trabaja para resolver las causas fundamentales de la migración.

La representante Norma Torres (D-Calif.), quien estaba en la gira del miércoles, dijo que los niños que conoció allí “no son delincuentes”, y agregó en un comunicado: “Debemos trabajar juntos para encontrar soluciones para ellos”.

Los niños están siendo atendidos y se realizan numerosas pruebas de COVID-19, añadió la representante Sylvia García (D-Texas). “Sé que abordaremos, completamente, este problema trabajando juntos. Hay soluciones; estamos trabajando en ellas”, dijo en una declaración en vídeo.

Charlotte Cuthbertson contribuyó a este artículo.

Sigue a Zachary en Twitter: @zackstieber

Siga a Zachary en Parler: @zackstieber


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS