Grupo de aerolíneas: Vacunas para COVID-19 no deberían ser obligatorias para viajes internacionales

Por Meiling Lee
04 de Abril de 2021
Actualizado: 05 de Abril de 2021

Si bien las aerolíneas abogan por un pasaporte de salud digital que pueda probar si las personas se vacunaron o dar negativo a la prueba, para abrir nuevamente los viajes internacionales, un grupo internacional de aerolíneas comerciales dice que las vacunas contra el COVID-19 no deberían ser obligatorias.

La Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA) dice que los gobiernos no deberían exigir una vacuna como prueba de entrada a un país, ya que podría discriminar a las personas que están médicamente exentas o que se niegan a vacunarse.

“De hecho, la IATA no apoya que las vacunas sean un requisito obligatorio para los viajes internacionales”, dijo a The Epoch Times Perry Flint, jefe de comunicaciones corporativas de IATA en EE. UU., a través de un correo electrónico. “Sin embargo, los gobiernos establecen los requisitos de entrada a sus frontera y depende de las aerolíneas y los viajeros aéreos cumplir con ellos”.

IATA ha desarrollado su propio pasaporte digital, llamado Travel Pass, que ha sido probado por más de una docena de operadores internacionales.

Flint dice que el Travel Pass “no contiene un código de seguimiento” y permite a los viajeros almacenar sus vacunas o los resultados de las pruebas en su teléfono inteligente.

“En términos de proteger la información de los usuarios de IATA Travel Pass, los viajeros siempre mantienen el control de sus datos con su privacidad protegida”, dijo Flint. “El IATA Travel Pass no almacena ningún dato de forma centralizada. Simplemente vincula a las entidades que necesitan verificación (aerolíneas y gobiernos) con los datos de prueba o vacunación cuando los viajeros lo permiten”.

En un informe de Top10VPN, una organización de investigación de seguridad, de las 73 aplicaciones de certificados de salud digitales para COVID-19 que operan a nivel mundial, 60 aplicaciones, o el 82 por ciento, “tienen políticas de privacidad inadecuadas” y “32 aplicaciones (44%) monitorean la ubicación precisa de los usuarios”.

El COVID-19 es una enfermedad causada por el virus del PCCh (Partido Comunista Chino).

Una imagen del folleto muestra el Excelsior Pass, una plataforma que permite a los neoyorquinos presentar pruebas de vacunación contra COVID-19 en eventos. (Oficina del gobernador Andrew Cuomo)

Los gobiernos de todo el mundo están recurriendo al sector privado para desarrollar pasaportes de vacunas, o “pasaportes de salud”, para permitir que las personas vacunadas viajen o ingresen a ciertos espacios y eventos. Nueva York lanzó su propia versión, el Excelsior Pass, el 26 de marzo, mientras que los funcionarios del estado de Hawái dicen que están considerando adoptar un pasaporte de vacuna para alentar los viajes entre islas.

Jeff Price, un experto líder en seguridad de la aviación y gestión de aeropuertos, dice que los pasaportes de vacunas son “una solución que provoca un problema”, ya que requerirían demasiada infraestructura y capacitación para implementarlos.

“Habrá una gran cantidad de infraestructura que deberá implementarse y una gran cantidad de capacitación para los agentes de viajes, para los agentes de las entradas y para todas las personas dentro del sistema de la aerolínea en cuanto a cómo hacerlo, cómo verificar lo que sea de la nueva credencial”, dijo Price a ” The Nation Speaks ” de NTD .

“Estamos hablando de poner mucha responsabilidad sobre personas que realmente no fueron contratadas para esto y que no están necesariamente calificadas para tomar muchas de estas decisiones”, agregó.

El Dr. Teryn Clarke, director de comunicaciones de America’s Frontline Doctors, dijo a The Epoch Times en un correo electrónico que “no hay lugar en una sociedad libre” para los pasaportes de vacunas.

“Las corporaciones que amenazan con negar el acceso a los servicios para obligar a los consumidores a aceptar una vacuna en investigación no tienen precedentes”, dijo Clarke. “Hemos recopilado cientos de miles de firmas de ciudadanos preocupados que deberían indicar a la administración de Biden y sus aliados de la industria que un pasaporte de vacuna es inconstitucional y médicamente irresponsable”.

Itinerario para reiniciar los viajes internacionales

Más de dos docenas de grupos de viajes aéreos y otras organizaciones instaron a la administración de Biden el 22 de marzo a crear un itinerario para “rescindir las restricciones de viajes internacionales entrantes” antes del 1 de mayo, coincidiendo con la directiva de Biden de poner las vacunas a disposición de todos los adultos estadounidenses ese día.

El grupo está pidiendo que el itinerario incluya el desarrollo de pasaportes de salud, eximiendo a los pasajeros vacunados “de los requisitos de pruebas internacionales”, sin exigir la vacunación “como un requisito previo para viajar” y actualizando la guía de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) para “declarar que las personas vacunadas pueden viajar de forma segura” mientras continúan aplicando otras medidas preventivas.

Los CDC hicieron una actualizaron a su guía el 2 de abril, en la que las personas que han recibido su última dosis de vacuna contra el COVID-19 pueden viajar sin hacerse la prueba o ponerse en autoconfinamiento.

“Las personas completamente vacunadas pueden viajar dentro de los Estados Unidos y no se requieren pruebas de COVID-19 o la auto cuarentena posterior al viaje, siempre y cuando continúen tomando las precauciones contra el COVID-19 mientras viajan, usando mascarilla, evitando multitudes, manteniendo el distanciamiento social y lavándose las manos con frecuencia”, dijeron los CDC.

Actualmente no existen requisitos para viajar dentro de los Estados Unidos, excepto a Hawái, donde los visitantes deben estar en cuarentena durante 10 días, sin prueba negativa. Para viajes internacionales, los países solo requieren evidencia de una prueba COVID-19 negativa varios días antes de la salida para ingresar, incluyendo a EE. UU.

Segundo sistema escalonado

Si bien algunos consideran que los pasaportes de vacunas son la clave para abrir la economía de manera segura, los críticos dicen que crearía una sociedad de dos niveles, castigando a aquellos que no se vacunan.

La experta en bioética de la Universidad de Edinburg, la Dra. Sarah Chan, dijo a NTD que los pasaportes de vacunas son una “solución tecnológicamente pesada y  desproporcionada” que convertiría a “personas en biociudadanos de segunda y tercera clase”.

El lanzamiento de pasaportes de vacunas discriminaría a un determinado grupo, como se vio con el mandato de mascarillas que las aerolíneas habían implementado en 2020.

Varias aerolíneas importantes que no permitieron exenciones para volar sin mascarilla se negaron a acomodar a personas con exenciones médicas y padres de niños autistas o niños pequeños que no podían mantener la mascarilla de su hijo puesta.

Los pasajeros que acaban de aterrizar en un vuelo de Alitalia esperan en la fila mientras se preparan para someterse a una prueba rápida con hisopo de antígeno para COVID-19 el 9 de diciembre de 2020 en un Área de Prueba Rápida establecida en el aeropuerto de Fiumicino de Roma, Italia. (Foto de ANDREAS SOLARO / AFP a través de Getty Images)
Los pasajeros que acaban de aterrizar en un vuelo de Alitalia esperan en la fila mientras se preparan para someterse a una prueba rápida con hisopo de antígeno para COVID-19 el 9 de diciembre de 2020 en un Área de Prueba Rápida establecida en el aeropuerto de Fiumicino de Roma, Italia. (Foto de ANDREAS SOLARO / AFP a través de Getty Images)

American Airlines , Alaska Airlines y Southwest Airlines emitieron un mandato de máscaras el verano pasado que no permitía exenciones para ninguna persona mayor de dos años y prohibía a los clientes que no cumplieran con su nueva política de mascarillas.

Pero ahora cualquiera que se niegue a usar una máscara en los aeropuertos y a bordo estará violando la ley federal, de acuerdo con el mandato de máscaras de los CDC para viajar en transporte público emitido el 2 de febrero, siguiendo una orden ejecutiva del presidente Joe Biden.

El entonces secretario interino de Seguridad Nacional, David Pekoske, autorizó a la Administración de Seguridad del Transporte (TSA) a “tomar medidas consistentes con las autoridades en ATSA [Ley de Seguridad de Aviación y Transporte]” para hacer cumplir el requisito de uso de mascarillas de los CDC mediante la firma de una Determinación de Emergencia Nacional [pdf].

En un comunicado de prensa actualizado, la TSA dice que las personas que violen el mandato de la mascarilla pueden ser multadas “desde USD 250 por la primera infracción hasta USD 1,500 por reincidentes”. Sin embargo, las multas pueden ser más altas dependiendo de “factores agravantes o atenuantes sustanciales”. El mandato de la mascarilla permanecerá en vigor hasta el 11 de mayo de 2021.

La orden de uso de mascarillas de los CDC exime a los niños menores de dos años y a las personas médicamente exentas.

American Airlines actualizó su política para permitir las exenciones siempre que los pasajeros presenten una solicitud de al menos 72 horas para quedar exentos del mandato de las mascarillas, y luego presentar una nota médica y una prueba negativa o prueba de recuperación de COVID-19, tres días antes de su salida.

Alaska Airlines también adoptó el mismo enfoque, pero solicita que los clientes llamen a la aerolínea “al menos una semana antes de la salida” para comenzar el proceso de exención.

Delta requiere que los pasajeros que reclamen una exención se sometan a una consulta virtual con “un profesional médico externo antes de la salida en el aeropuerto” que puede durar aproximadamente una hora. El proceso de “autorización para volar” del avión se implementó en julio pasado.

Las mascarillas solo se pueden quitar al comer, beber o tomar medicamentos orales durante “períodos breves”, según Delta, y agrega: “No se permitirán períodos prolongados de retiro de la mascarillas para comer o beber, y la mascarilla debe usarse entre bocado y bocado, y entre sorbos”.

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS