Grupos conservadores lanzan campaña para proteger a los niños de las políticas de identidad de género

Por Janita Kan
24 de Febrero de 2021
Actualizado: 25 de Febrero de 2021

Una coalición de grupos conservadores está pidiendo a padres y legisladores que se unan a un movimiento que busca eliminar, de la educación de los niños, las políticas de identidad de género y orientación sexual.

La iniciativa “Promise to America’s Children” (Promesa a los niños de Estados Unidos) pretende proteger a los niños y a los padres que desean adherirse a los puntos de vista tradicionales o religiosos para que no se vean obligados a cumplir con las políticas gubernamentales que les penalizan por no acoger las nuevas doctrinas educativas sobre género, sexualidad, aborto y vida. La iniciativa fue lanzada por la Fundación Heritage, Family Policy Alliance y Alliance Defending Freedom.

El lanzamiento del movimiento se produce cuando miembros del Congreso presionan para que se apruebe la Ley de Igualdad, que busca prohibir “la discriminación por motivos de sexo, identidad de género y orientación sexual”. El proyecto de ley se presentó nuevamente en el Congreso el 18 de febrero, después de no aprobarse en 2019 cuando el entonces líder de la mayoría del Senado, Mitch McConnell (R-Ky.), se negó a considerar la ley.

El presidente Joe Biden ha prometido promulgar la Ley de Igualdad durante sus primeros 100 días como presidente. También busca clasificar la “orientación sexual” y la “identidad de género” como clases protegidas bajo la ley federal, al tiempo, la ley amplía las protecciones para las personas LGBTQ en los espacios y servicios públicos.

La Fundación Heritage argumentó anteriormente que el proyecto de ley forzaría la “educación” ideológica en las escuelas. La ley probablemente perjudicaría a los empleadores y a los trabajadores al amenazarlos con sanciones si no se ajustan a las nuevas normas sexuales; a los profesionales de la medicina si se niegan a participar en terapias hormonales a pesar de sus objeciones morales o médicas; a los padres y a los niños al intentar normalizar las intervenciones hormonales y quirúrgicas para los niños con disforia de género; a las mujeres al cerrar instalaciones, servicios y deportes específicos para mujeres y ; y a las organizaciones sin ánimo de lucro y a los voluntarios al obligar a algunas organizaciones religiosas a ajustarse a las normas sexuales o a cerrar.

Tom Farr, presidente del Instituto de Libertad Religiosa, le dijo anteriormente a The Epoch Times que cree que si la ley se aprueba, “crearía una causa de acción contra cualquier institución que rechace la ortodoxia moral impuesta por el gobierno, incluidas iglesias, hospitales, agencias de adopción, órdenes religiosas, escuelas y otras organizaciones sin fines de lucro”.

“Los disidentes serán expulsados de la vida pública con multas ruinosas y oprobio social. No se permitirá la igualdad de libre ejercicio, con el propósito de habilitar protecciones contra los daños de la Ley de Igualdad, porque la nueva legislación excluye la Ley de Restauración de la Libertad Religiosa como defensa contra acciones adversas basadas en una de sus disposiciones”, agregó.

Los grupos piden a los padres y legisladores que firmen un compromiso de 10 puntos para oponerse a la legislación que obliga a los niños a adoptar normas sexuales prescritas por el gobierno.

“Nuestro mundo es peligroso para los niños”, dijo Autumn Leva, vicepresidenta de estrategia de Family Policy Alliance, en un comunicado.

“En los medios de comunicación y en la escuela, los niños están expuestos habitualmente a mensajes e imágenes explícitas. Los niños pueden jugar en los deportes de las niñas, lo que destruye las oportunidades y los sueños de las niñas. Cuando los niños luchan por aceptar su sexo biológico, se les empuja a buscar peligrosas hormonas para el sexo opuesto y a someterse a cirugías de esterilización. La Ley de Igualdad, que la Cámara de Estados Unidos está lista para votar esta semana, utilizaría todo el poder del gobierno federal para consagrar estas prácticas en todo el país”.

Otros objetivos del compromiso incluyen proteger a los niños de la exposición a la pornografía, contenido explícito y la promoción del aborto y la ideología de género en el aula; apoyar la capacidad de los niños para buscar asesoramiento que afirme su sexo biológico; proteger a los niños en áreas que se especifican por el sexo de sus usuarios, como duchas y vestuarios; defender la oportunidad de las niñas de competir en sus propias divisiones deportivas y afirmar los derechos de los padres, incluso en la escuela.

Al menos dos docenas de legisladores estatales han firmado el compromiso, según el sitio web del movimiento.

En el primer día de Biden en el cargo, firmó una orden ejecutiva que busca abordar la discriminación por motivos de identidad de género y orientación sexual. El texto de la orden augura medidas que ampliarían el acceso de personas transgénero en áreas como el vestuario y los deportes escolares, pero no menciona protecciones por motivos de creencias religiosas.

La orden ejecutiva de Biden recibió elogios de activistas de derechos civiles y grupos LGBTQ, pero fue condenada por defensores de la libertad religiosa y por la Conferencia de Obispos Católicos de Estados Unidos, que dijo que la orden ejecutiva tenía un “enfoque equivocado” a la hora de abordar la discriminación.

La Casa Blanca no respondió de inmediato a la solicitud de comentarios de The Epoch Times.

Sigue a Janita en Twitter: @janitakan


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS