Informe del IG revela que Steele envió reclamos a McCain después de que el FBI lo abandonara

Por Jack Phillips
27 de Diciembre de 2019
Actualizado: 27 de Diciembre de 2019

El exespía británico Christopher Steele difundió otras acusaciones contra el presidente Donald Trump que no se incluyeron en su bien publicitado y desacreditado expediente, según el informe del Departamento de Justicia sobre la mala conducta del FBI durante la Operación Crossfire Hurricane.

El informe del inspector general Michael E. Horowitz, publicado a principios de este mes, demostró que las acusaciones hechas por Steele se referían a Crossfire Hurricane, la investigación del FBI sobre el entonces candidato Donald Trump en el año 2016.

Steele fue contratado en 2016 por Fusion GPS, que utilizó fondos del Comité Nacional Demócrata (DNC) y de la campaña de Hillary Clinton.

El 26 de diciembre, varios sitios web de noticias conservadores destacaron los detalles del extenso informe de Horowitz del 8 de diciembre.

El informe reveló que el fallecido senador John McCain proporcionó al jefe del FBI James Comey cinco informes diferentes de Steele después de que el FBI lo descartara como fuente, informó Breitbart. McCain supuestamente le dio a Comey informes que no estaban previamente en posesión del FBI, pero no está claro si el fallecido senador sabía que Steele ya no era una fuente del FBI.

Los informes fueron supuestamente proporcionados a McCain por el cofundador de Fusion GPS, Glenn Simpson, según el informe.

“Varias semanas después, el 9 de diciembre de 2016, el senador John McCain proporcionó a Comey una colección de 16 informes sobre las elecciones hechos por Steele, 5 de los cuales no habían sido entregados al FBI por Steele”, declaró el informe del IG. “McCain había obtenido estos informes de un miembro del personal del Instituto McCain. El miembro del personal del Instituto McCain se había reunido con Steele y más tarde adquirió los informes de Simpson”.

Breitbart informó que el miembro del personal de McCain podría ser David J. Kramer, quien proporcionó a BuzzFeed el expediente de Steele. En enero de 2017, el medio de comunicación publicó el dossier completo.

McCain, mientras tanto, había publicado un libro el año pasado que decía que tenía la obligación de pasar el dossier a Comey, y “cualquiera que no le guste puede irse al infierno”.

En su informe, Horowitz concluyó en su análisis de la investigación del FBI sobre la campaña del presidente Trump en 2016 que el expediente Steele se utilizó en el proceso de la Ley de Vigilancia de Inteligencia Extranjera (FISA) para obtener una orden de vigilancia contra el exayudante de campaña Carter Page. El informe dice que el FBI no pudo corroborar ninguna de las afirmaciones de Steele.

El informe de Horowitz reveló 17 “errores y omisiones importantes” y el hecho de que se ocultó información a la Corte FISA.

Durante una audiencia de la Comisión de Seguridad Nacional del Senado el 18 de diciembre, el senador Josh Hawley (R-Mo.) le preguntó si había pruebas de sesgo político en la investigación.

“Creo que el alcance aquí es lo que realmente me alarma”, comentó Hawley. “La cantidad de personas involucradas directamente en el FBI, las repetidas decisiones de engañar, de mentir descaradamente a la Corte FISA, y la total inverosimilitud de las explicaciones que estas personas le ofrecieron, de nuevo, tal vez son incompetentes o tal vez tenían una agenda aquí”.

Luego preguntó: “¿Fue su conclusión que el sesgo político no afectó a ninguna parte de la investigación contra Page, a ninguna parte de Crossfire Hurricane?”.

“No llegamos a esa conclusión”, le dijo Horowitz. Agregó: “Hemos sido muy cuidadosos en relación con la FISA por las razones que mencionó para no llegar a esa conclusión, en parte, como hemos hablado antes: la alteración del correo electrónico, los mensajes de texto asociados con el individuo que hizo eso, y luego nuestra incapacidad para explicar o entender u obtener buenas explicaciones para que pudiéramos entender por qué sucedió todo esto”.

Hawley concluyó entonces que los funcionarios del FBI involucrados en la Operación Crossfire Hurricane eran incompetentes o tenían una agenda.

“Y tener una agenda —no me importa qué palabra se ponga delante de ella— agenda política, agenda personal, pero sea lo que sea, es [algo] contrario a la democracia”, dijo Hawley.

Descubre

El impeachment no ayudará a encubrir el mayor escándalo político de EE.UU. | #Spygate

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS