Secuestran por su fe a cerca de 100 residentes en ciudad china, incluida una mujer de 98 años

Por Sophia Lam
10 de Octubre de 2022 10:38 AM Actualizado: 10 de Octubre de 2022 11:10 AM

La policía de la ciudad de Daqing, en el noreste de China, en la provincia de Heilongjiang, secuestró por su fe a casi 100 practicantes de Falun Gong el 12 de julio, allanaron sus hogares y se llevaron su dinero y pertenencias personales, según un informe publicado en Minghui.org.

Minghui.org es una organización sin fines de lucro con sede en EE.UU. que informa sobre la actual persecución en China a la creencia espiritual de la escuela budista, Falun Gong.

Más de 20 practicantes de Falun Gong entre los secuestrados tienen más de 70 años, incluida una mujer de 98 años.

El secuestro fue parte de una operación a nivel provincial, informó Minghui, citando a la policía que participó en el secuestro.

Redadas programadas

Según el informe del 26 de septiembre, 15 dependencias policiales de la ciudad de Daqing participaron en el secuestro, y la policía de toda la ciudad se desplazó simultáneamente para la operación de un día. La policía seguía órdenes de la Oficina 610 del Partido Comunista Chino (PCCh), que está en el poder y que se asemeja a la Gestapo.

Cinco directores/subdirectores de la “oficina 610” despedidos. (The Epoch Times)

Un informe anterior de Minghui del 13 de septiembre revela que el departamento de policía provincial de Heilongjiang distribuyó los nombres de los practicantes de Falun Gong a cada departamento de policía municipal, que a su vez entregó los nombres a cada rama y luego a cada comisaría.

La policía se había estado preparando para los arrestos ilegales durante más de nueve meses, informó Minghui. La policía había estado acechando y grabando en video a todos los practicantes de Falun Gong en las listas durante los últimos nueve meses. Luego desplegaron fuerzas policiales fuera de la residencia de cada practicante durante más de una semana para garantizar que pudieran atraparlos el 12 de julio.

Se trata de una reciente acción de supresión emprendida por el régimen comunista chino contra los practicantes de Falun Gong. La persecución a Falun Gong por parte del PCCh comenzó en julio de 1999 y continúa en la actualidad.

Falun Gong, también conocido como Falun Dafa, es una práctica espiritual que consta de cinco ejercicios suaves y enseñanzas morales que promueven los valores de verdad, compasión y tolerancia. Su popularidad aumentó en la década de 1990 después de que se extendió por todo el país debido a los importantes beneficios físicos y espirituales. Se estimó que el número de practicantes de Falun Gong en China sería de 70 a 100 millones para fines de la década.

La Oficina 610 es un organismo extralegal creado el 10 de junio de 1999 por el exlíder del PCCh, Jiang Zemin, para “erradicar” específicamente a los creyentes de Falun Gong. El organismo fue nombrado de acuerdo a la fecha en que fue establecido.

Jiang estaba preocupado por la popularidad del grupo espiritual y lanzó una represión nacional contra Falun Gong el 20 de julio de 1999. La persecución continúa hasta el día de hoy.

Más de 20 practicantes de Falun Gong de edad avanzada en el punto de mira

Más de 20 de los practicantes de Falun Gong secuestrados tienen más de 70 años, más de una docena de ellos tienen más de 80 años. La detenida de más edad es una practicante de Falun Gong de 98 años de edad, de apellido Li. El informe de Minghui no reveló su nombre completo.

En julio y agosto, la provincia de Heilongjiang arrestó y detuvo a 235 practicantes de Falun Gong, la mayor cantidad de todas las provincias de China durante este período.

La Sra. Li, de 98 años, ha sido puesta en libertad; Minghui no mencionó cuándo fue liberada.

Redadas de madrugada

Pintura al óleo “Sin hogar”: Una niña llegó a casa desde la escuela y descubrió que sus padres fueron arrestados por practicar Falun Gong. La puerta fue sellada por la “Oficina 610”. En China, muchos niños se ven privados de la educación normal y las oportunidades laborales porque sus padres o familiares practican Falun Gong. (Captura de pantalla/The Epoch Times)

El 12 de julio, la policía allanó al menos 70 residencias de practicantes de Falun Gong y se llevó sus pertenencias personales, incluidas computadoras portátiles, impresoras, reproductores multimedia, libros de Falun Gong y teléfonos móviles, según informó Minghui.org el 26 de septiembre.

Wang Fengzhen escuchó que alguien llamaba a su puerta a las 5:30 a.m. y decía que eran del centro de control y prevención de pandemias. Cuando Wang abrió la puerta, un grupo de policías entró y llevó a Wang a la oficina de policía de la zona de desarrollo de alta tecnología de Daqing. La policía allanó su casa y se llevó más de una docena de libros de Falun Gong.

La policía engañó a Gao Xijiang para que saliera de su casa a las 6 a.m., después de que le dijeron que su automóvil estaba rayado. Cuando Gao salió, la policía lo arrestó. La esposa de Gao se negó a abrir la puerta y la policía trató de forzar la cerradura y cortó varias barandillas de acero de las ventanas. No pudieron ingresar a la casa de Gao a pesar de todos sus esfuerzos violentos, dijo Minghui.

Li Guilian es una practicante de Falun Gong de 84 años. La policía abrió su casa con una llave a las 7 a.m. y se llevó sus libros de Falun Gong y un reproductor multimedia que usaba para reproducir la música de los ejercicios de meditación de Falun Gong. Se negó a ir con la policía, pero la policía la obligó a proporcionar sus huellas dactilares en muchos documentos. No se fueron hasta bien entrada la tarde.

La policía de la rama policial del condado de Lindian secuestró a la practicante de Falun Gong, Zhao Li, de su casa y luego la saquearon. Después de que se fueron, sus familiares descubrieron que faltaban 9000 yuanes (USD 1265) en efectivo y un collar de oro. Sospechan que la policía los robó. Zhao está bajo arresto y actualmente está detenido en la Estación de Detención No. 1 de Daqing.

En la tortura llamada “banco de tigre” representada en este dibujo, la elevación de las piernas con el tiempo provoca un dolor insoportable. La tortura se utiliza habitualmente contra los practicantes de Falun Gong detenidos en China. (Minghui.org)

Minghui informa casos de persecución más detallados en su sitio web. Sin embargo, explica que sus datos están incompletos ya que es difícil para sus reporteros comunicarse con los practicantes en China debido al bloqueo de información del PCCh y a que el número real de practicantes de Falun Gong perseguidos probablemente sea mucho mayor que el revelado.

La policía se niega a presentar órdenes de arresto

Según el informe, la policía que participó en los arrestos y detenciones ilegales a los practicantes de Falun Gong el 12 de julio no mostró ninguna orden judicial ni sus identificaciones.

Cuando los practicantes de Falun Gong les pidieron sus órdenes de arresto e identificaciones, algunos policías respondieron que se trataba de “secretos de estado”, que dijeron que no podían filtrarse en Internet. Minghui condenó a la policía por las acciones ilegales contra los practicantes de Falun Gong y agregó que la policía temía que sus acciones ilegales fueran expuestas por Minghui.org.

Según Minghui, al menos ocho practicantes de Falun Gong siguen detenidos en el centro de detención número 2 de Daqing y un practicante de Falun Gong en el centro de detención número 1 de Daqing.

Un abogado chino que quiere permanecer en el anonimato le dijo a la edición en chino de The Epoch Times que la persecución de Falun Gong por parte del PCCh es ilegal.

“Mientras seas un practicante de Falun Gong, no importa cuál sea tu edad y si tu condición física es adecuada para la detención, el PCCh seguirá arrestando, deteniendo y enjuiciando a los practicantes de Falun Gong”, dijo el abogado.

Li Jiesi contribuyó a este artículo.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.