Ingreso familiar de estadounidenses disminuyó en 2020 por primera vez desde 2011: Oficina del Censo

Por Katabella Roberts
15 de Septiembre de 2021
Actualizado: 15 de Septiembre de 2021

Los ingresos de los hogares de los estadounidenses cayeron el año pasado debido a que los cierres relacionados con la pandemia causaron estragos en la economía, según las nuevas cifras de la Oficina del Censo.

El ingreso familiar promedio fue de USD 67,521 en 2020, una disminución del 2.9 por ciento con respecto a la mediana de 2019 de USD 69,560 y la primera disminución significativa desde 2011, dijo el Censo en sus hallazgos publicados el 14 de septiembre (pdf).

Los ingresos de los hogares incluyen el dinero de los sueldos o salarios, la Seguridad Social, la asistencia pública o los pagos de bienestar, los intereses de los ahorros o bonos, los dividendos de las inversiones, los pagos de los veteranos o la compensación por desempleo y trabajo, así como otras fuentes.

Entre 2019 y 2020, los ingresos medios reales de todos los trabajadores disminuyeron un 1,2 por ciento, de 42,065 dólares a 41,535 dólares, mientras que los ingresos medios reales de los trabajadores a tiempo completo durante todo el año aumentaron un 6,9 por ciento con respecto a su estimación de 2019.

Sin embargo, el número total de personas que trabajaron a tiempo completo durante todo el año disminuyó en 13,7 millones, entre 2019 y 2020, lo que significa la mayor disminución anual en el número de trabajadores a tiempo completo durante todo el año desde 1967.

El número total de personas con ingresos se redujo en cerca de 3 millones.

Mientras tanto, la tasa oficial de pobreza aumentó de un mínimo de 60 años a un 11,4 por ciento desde un 10,5 por ciento en 2019, el primer aumento de la pobreza después de cinco descensos anuales consecutivos.

Si bien los umbrales para cumplir con la definición oficial de pobreza varían en tamaño y composición, el umbral de pobreza promedio ponderado para una familia de cuatro personas en 2020 fue de un ingreso anual de USD 26,496.

El año pasado había 37,2 millones de personas en situación de pobreza, 3,3 millones más que en 2019, lo que indica las tensiones económicas masivas que los bloqueos imponían a decenas de millones de personas que se quedaron sin trabajo, especialmente en comunidades marginadas.

Sin embargo, los programas gubernamentales diseñados para ayudar a las familias de bajos ingresos, como los cheques de estímulo y las prestaciones por desempleo semanales de USD 600, parecen haber suavizado un poco el golpe.

La Medida de Pobreza Suplementaria (SPM), que incluye muchos programas de asistencia del gobierno como el Programa de Asistencia de Nutrición Suplementaria (SNAP), almuerzos escolares, asistencia para la vivienda, pagos de estímulo y créditos fiscales reembolsables, disminuyó en un 2.6 por ciento a una tasa del 9.1 por ciento, el nivel más bajo desde que comenzó a medirse en 2009.

“Creo que esto realmente muestra la importancia de la red de seguridad social”, dijo Liana Fox, jefa de la rama de estadísticas de pobreza en la División de Estadísticas Sociales, Económicas y de Vivienda de la Oficina del Censo. “Cuando vemos diferencias en las tendencias con la tasa oficial de pobreza y la SPM… ese es realmente el impacto de nuestro sistema tributario, ese es el impacto de nuestros beneficios no monetarios”.

Por otra parte, la Oficina del Censo descubrió que la proporción de estadounidenses sin seguro médico se situó en el 8,6 por ciento el año pasado, lo que supone 28 millones de personas. En cuanto a las personas con seguro médico, el 66,5 por ciento tiene un seguro privado y el 34,8 por ciento tiene planes públicos.

El informe se produce poco después de que más de 7 millones de estadounidenses perdieran sus beneficios pandémicos por desempleo el Día del Trabajo, incluyendo la Compensación Federal por Desempleo Pandémico (FPUC) -los cheques semanales de 300 dólares de bonificación, así como la asistencia para aquellos que normalmente no son elegibles para el seguro de desempleo- dejándolos con pagos más pequeños o con ningún tipo de pago.

La administración Biden dijo que no tiene planes de reevaluar o extender los beneficios por desempleo, dijo la Casa Blanca.

Si bien algunos defensores de la medida, incluidas las empresas y los legisladores, esperan que la reducción de los beneficios lleve a un aumento en las solicitudes de empleo, los oponentes temen que obstáculos, como asegurar el cuidado de los niños y los temores persistentes en torno al COVID-19, puedan obstaculizar tales esfuerzos.

El presidente Joe Biden y otros demócratas actualmente están presionando para que se realicen más inversiones en programas como The American Families Plan, que tiene como objetivo ayudar a las familias a cubrir los gastos básicos y extender los recortes de impuestos clave al plan que beneficia a los trabajadores y familias de ingresos bajos y medios, como el Crédito Tributario por Hijos.

Con información de Reuters.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS