Inmigrantes ilegales abandonan campamento de Texas y se dirigen a México para evitar deportaciones

Por Charlotte Cuthbertson y Zachary Stieber
20 de Septiembre de 2021
Actualizado: 20 de Septiembre de 2021

ACUÑA, México —Algunos de los miles de inmigrantes ilegales que se han concentrado cerca de la frontera de Texas están abandonando Estados Unidos, regresando a México para recoger provisiones o evitar ser deportados a sus países de origen.

Se vio a haitianos y a otras personas cruzar el lunes el río Grande para entrar en Acuña, México, mientras consideran sus opciones tras las medidas estadounidenses contra el campamento de inmigrantes ilegales situado bajo el puente internacional al norte de la frontera en Del Río.

Phanel, un haitiano que lleva tres años viviendo en Chile, fue uno de los inmigrantes que se dirigió a Acuña. Dijo a The Epoch Times que se estaba abasteciendo de provisiones, incluyendo agua y fruta, después de escuchar en el campamento que todos los que se quedaran serían deportados.

Phanel, que no quiso dar su apellido, dijo que estaba considerando qué hacer a continuación.

Yaneth, de 32 años, cuyo marido es haitiano, también expresó su preocupación por ser deportada. Tenía previsto regresar a Del Río para recoger a su familia, incluida su pareja, y volver a Acuña para intentar formular un plan.

Contando un viaje angustioso desde Chile, Yaneth dijo que la mayoría de las mujeres que viajan por la selva del Darién son violadas. “No voy a volver”, dijo, y añadió que la familia probablemente irá a otra parte de la frontera entre México y Estados Unidos e intentará cruzar por allí.

Epoch Times Photo
Yaneth, una inmigrante ilegal, es vista en Acuña, México, el 20 de septiembre de 2021. (Charlotte Cuthbertson/The Epoch Times)
Epoch Times Photo
Phanel, un inmigrante ilegal de Haití, señala los suministros que recogió en Acuña, México, el 20 de septiembre de 2021. (Charlotte Cuthbertson/The Epoch Times)
Epoch Times Photo
Nader Alth, un inmigrante ilegal de Haití, es visto en Acuña, México, el 20 de septiembre de 2021. (Charlotte Cuthbertson/The Epoch Times)
Epoch Times Photo
La gente lleva suministros desde Acuña, México, en su camino de regreso a Del Río, Texas, el 20 de septiembre de 2021. (Charlotte Cuthbertson/The Epoch Times)

Nader Alth, de 39 años, no estaba tan seguro de dirigirse a otro punto de la frontera. El haitiano, que estaba con su hijo de 9 años, buscaba un refugio en México y dijo que se quedaría allí por ahora.

“No es una opción volver a Haití”, dijo a The Epoch Times. “No puedo volver, me matarán”.

La zona de Del Río se ha convertido en el epicentro de la crisis fronteriza de la Administración de Biden, que ha crecido desde que el presidente asumió el cargo en enero y revirtió o alteró abruptamente políticas clave de la era Trump como los Protocolos de Protección al Migrante, el muro fronterizo y la expulsión de niños inmigrantes ilegales a través de poderes por la pandemia.

El secretario de Seguridad Nacional, Alejandro Mayorkas, viajó el lunes a la zona para obtener una actualización operativa sobre el terreno y ver de primera mano el enorme campamento plagado de basura que surgió bajo el puente internacional de la ciudad de Texas.

Mayorkas dijo que el aumento de inmigrantes fue “bastante repentino” y “bastante dramático”, lo que provocó una respuesta a gran escala que ha incluido el traslado de unos 6500 inmigrantes a otras partes de la frontera en los últimos días para aliviar la carga de los agentes en el sector fronterizo de Del Río, al mismo tiempo que se enviaron unos 400 agentes y oficiales al sector.

El Departamento de Seguridad Nacional realizó tres vuelos de repatriación desde Del Río a Puerto Príncipe, Haití, el domingo, llevando a 327 nacionales haitianos de vuelta a su país de origen. La agencia espera realizar entre uno y tres vuelos de este tipo al día durante un tiempo, y está intentando conseguir más aviones para realizar más vuelos.

Mayorkas denunció lo que describió como “información falsa” que impulsa el aumento. Dijo que el mensaje a la gente que está pensando en hacer el viaje desde el sur es que “nuestras fronteras no están abiertas y la gente no debería hacer el peligroso viaje”.

“Si viene a Estados Unidos ilegalmente, será regresado. Su viaje no tendrá éxito y estará poniendo en peligro su vida y la de su familia”, dijo, añadiendo que muchos de los inmigrantes serían deportados.

Los funcionarios de la Administración de Biden han enfatizado el mensaje durante meses, pero ha sido cuestionado debido a algunas de las peores cifras de la historia en la frontera y que los funcionarios permiten que una gran parte de los inmigrantes permanezcan en Estados Unidos, así como por el retroceso de varios esquemas de aplicación de la ley de inmigración, como los protocolos.

Mayorkas denunció posteriormente a los contrabandistas, diciendo: “Es trágico ver a familias, personas vulnerables, que han sido engañadas por organizaciones de contrabando traicioneras y explotadoras. Es trágico y desgarrador”.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS