Investigadores chinos crean láser espacial pequeño pero potente; experto dice que podría ser un arma

Por Andrew Thornebrooke
14 de Enero de 2022
Actualizado: 14 de Enero de 2022

Un equipo de investigadores chinos afirma haber desarrollado un nuevo sistema láser lo suficientemente pequeño como para ser desplegado en un satélite. Según un experto, el dispositivo podría servir para el desarrollo de futuros sistemas de armamento por parte del Partido Comunista Chino (PCCh).

“Se informa que este pequeño pero poderoso láser está destinado a la comunicación”, dijo Paul Crespo, presidente del Centro de Estudios de Defensa Estadounidense. “Puede que no sea la versión más adecuada como arma, pero una versión más grande ciertamente lo será”.

El equipo de investigación que creó el láser dijo que no era un arma. Sin embargo, un científico anónimo de la Academia de Ciencias de China también dijo que una versión más grande podría ser un arma, según un reportaje del South China Morning Post, que cubrió por primera vez el desarrollo.

Un nuevo desarrollo y una nueva amenaza

El nuevo láser podría usarse en una variedad de funciones, tanto civiles como militares, que van desde las comunicaciones diarias hasta ataques.

De hecho, una de las partes que realizó la investigación fue el Instituto de Investigación de Equipos de Radio de Shanghái (SRERI), un contratista estatal vinculado al programa espacial del PCCh. Los científicos de la empresa publicaron anteriormente investigaciones sobre tecnologías de detección y vigilancia de objetivos en el espacio.

El potencial de armamento podría significar problemas en el futuro, ya que el láser tiene un gran impacto para su tamaño.

El sistema puede generar un láser de 1 megavatio y disparar 100 veces por segundo continuamente durante media hora mientras está en el espacio. Él y su fuente de energía combinados pesan poco más de tres libras, un logro en la miniaturización láser.

A modo de comparación, una incursión de Estados Unidos en las tecnologías láser a mediados de la década de 2000 dio lugar al desarrollo del YAL-1, un sistema láser montado en un avión y diseñado para derribar misiles. Ese sistema producía un láser de 1 megavatio y pesaba aproximadamente cuatro toneladas.

Sin embargo, mientras que el láser chino emite pulsos de luz rápidos pero débiles, el sistema estadounidense disparaba un solo rayo largo, de ahí que el sistema chino no pueda incapacitar objetos o armas más grandes, como los misiles.

Si bien el nuevo láser es demasiado pequeño para dañar seriamente los sistemas de armas, presenta una miniaturización significativa de la tecnología láser de estado sólido. Esto es importante ya que las consideraciones de tamaño y peso han impedido constantemente la adopción generalizada de armas láser por parte de los militares en todo el mundo.

El nuevo sistema también es importante porque podría mejorarse fácilmente para que funcione como un arma. Crespo, quien anteriormente se desempeñó como oficial de la Agencia de Inteligencia de Defensa, dijo que casi con certeza sería adoptado por el ejército chino en el futuro.

“Todo lo que hace el sector civil chino es de doble uso”, dijo Crespo. “Por supuesto que [el láser] se usará en aplicaciones militares”.

El uso dual se refiere a la capacidad de una tecnología para cumplir usos tanto civiles como militares. Es un aspecto central de la estrategia nacional de fusión civil-militar del PCCh, que busca garantizar que todos los desarrollos en el sector civil también mejoren la tecnología militar.

Para ello, los sistemas láser se enfrentan a un creciente escrutinio como posible vía de desarrollo militar encubierto y han sido objeto de sanciones estadounidenses contra China. El Departamento de Comercio de EE.UU. incluyó el año pasado a varias empresas chinas en su lista negra de comercio por su papel en el impulso de “programas de modernización militar relacionados con los láseres”.

Una razón clave de esto, según Crespo, es que los láseres basados en satélites podrían dar a China una ventaja en el armamento enfocado en el espacio exterior, un tipo de armamento que los expertos en defensa y seguridad consideran cada vez más como un ítem estratégico en el dominio de guerra.

Por esta razón, Crespo considera que el programa espacial del PCCh y las tecnologías asociadas son una amenaza.

“Las plataformas basadas en el espacio podrían decidir qué superpotencia domina el espacio”, dijo Crespo. “Y quien domine el espacio podría dominar la tierra”.

Estados Unidos no se queda sin respuesta

A pesar de un viejo adagio militar de que los láseres siempre serán un arma del futuro, Estados Unidos no deja de prepararse frente a la nueva tecnología china.

La Ley de Autorización de Defensa Nacional recientemente aprobada autorizó la investigación y el desarrollo de nuevas armas de energía con fines de defensa antimisiles, y existen varios programas militares desarrollados recientemente para proporcionar a Estados Unidos armas de energía dirigida.

El teniente general Neil Thurgood, director de hipersónica, energía dirigida, espacio y adquisición rápida del Ejército, habló sobre el tema durante una conversación organizada por el Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales el 12 de enero.

Dijo que los esfuerzos de EE.UU. hacen parte de “una campaña de aprendizaje y experimentación”, y dijo que el desarrollo de dichos sistemas era importante como una alternativa rentable a los sistemas cinéticos que requieren el lanzamiento de un proyectil. También explicó que era esencial crear múltiples tecnologías para cumplir diferentes roles en el campo de batalla.

“Un láser de alta energía está diseñado para detectar un objetivo, destruirlo y pasar al siguiente objetivo”, dijo Thurgood.

Los microondas de alta potencia, por otro lado, son diferentes y están diseñados “para matar enjambres de cosas”.

Entre las novedades en materia de armas energéticas de Estados Unidos se encuentra un contrato recientemente adjudicado por USD 18.6 millones para la creación de un sistema compacto de energía dirigida diseñado para contrarrestar los drones. El sistema aumentará otras tecnologías del Ejército, como los sistemas de 30 y 50 kilovatios que suelen montarse en vehículos de ataque y desplegarse en grupos de ataque con homólogos armados de forma más convencional para permitir, en palabras de Thugood, “matar por capas”.

En particular, el Ejército probará un láser de 300 kilovatios a finales de este año, que se cree que es capaz de derribar misiles en vuelo.

De manera similar, la Armada ha desplegado prototipos de sistemas láser en algunas embarcaciones, diseñados para defenderse contra drones y otras embarcaciones pequeñas. Un barco, el USS Portland, realizó pruebas de disparo exitosas a drones objetivo en 2020 y nuevamente en 2021.

Thurgood enfatizó que era necesario que las fuerzas armadas de Estados Unidos invirtieran fuerte y ampliamente en tales tecnologías, para cubrir una amplia gama de posibles escenarios de combate.

“No existe un sistema de armas perfecto que funcione en todas partes, todo el tiempo, en todos los entornos”, dijo Thurgood.

Para ello, describió las armas de energía dirigida como “otra flecha en la aljaba”, que se combinará con armas más convencionales.

“Dar múltiples formas para que los soldados tengan éxito en el campo de batalla es realmente el meollo del problema”, dijo Thurgood.

En relación con esto, la Marina de EE.UU. anunció la creación de una nueva división el 10 de enero que se centrará únicamente en el desarrollo de nuevas armas de energía dirigida por microondas de alta potencia. La división se creó luego de la apertura en diciembre de un nuevo Laboratorio de Integración de Sistemas de Energía Dirigida en California.

“Las amenazas cercanas y reales a las que se enfrenta la Armada hoy en día son tan estresantes que, si no tenemos instalaciones como ésta, simplemente no vamos a ser capaces de mantener el ritmo”, dijo Vance Brahosky, subdirector técnico del centro naval de guerra de superficie en un comunicado de prensa.

“Las pruebas de energía dirigida y tecnología de microondas de alta potencia que ahora se pueden realizar en esta instalación nos permitirán evaluar y desplegar capacidades de guerra para que los marineros e infantes de marina en nuestros barcos puedan luchar y ganar”.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS