Jefe de la Conferencia de la ONU sobre el Cambio Climático refuta la política climática de California

Por John Seiler
07 de Diciembre de 2023 5:02 PM Actualizado: 07 de Diciembre de 2023 5:02 PM

Opinión

Con el tiempo, la realidad se inmiscuye incluso en el engaño más profundo.

El sultán Al Jaber, presidente de la conferencia sobre cambio climático COP28, acaba de admitir que “no hay ciencia” para eliminar gradualmente los combustibles fósiles. Lo cual supuestamente es necesario para que la temperatura global no aumente más de 1.5 grados centígrados por encima de los niveles preindustriales. La nomenclatura habitual es 1.5° C., lo que en grados Fahrenheit es 2.7.

COP28 representa el título simplificado de la 28° Conferencia de las Partes de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, del 30 de noviembre al 12 de diciembre de 2023. Su principal tarea es revisar el Acuerdo de París de la COP21 celebrada en París en 2015.

La Junta de Recursos del Aire de California (CARB) está desempeñando un papel importante en la COP28. Según un comunicado del 3 de diciembre, “DUBAI-California dio el pistoletazo de salida oficial a una nueva iniciativa climática internacional que crea una asociación de gobiernos subnacionales que se comprometen a reducir el metano hoy en la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP28) celebrada en Dubái.

“El esfuerzo, que se anunció inicialmente en septiembre durante la Semana del Clima, se ha ampliado a 15 signatarios, que incluyen incorporaciones de Brasil, Canadá, Corea del Sur, Bolivia, Alemania, España y Estados Unidos… Las investigaciones muestran que reducir las emisiones de metano puede evitar hasta 0.3°C de calentamiento para 2050”.

La presidenta de CARB, Liane Randolph, dijo: “La ciencia es clara en cuanto a que abordar las emisiones de metano es una de las mejores inversiones que podemos hacer para luchar contra el cambio climático ahora y producir beneficios en el futuro cercano para dejar un planeta mejor para las generaciones venideras. California está lista para asociarse con gobiernos de todo el mundo para implementar soluciones viables y efectivas”.

Pero volvamos al Sr. Al Jaber. Aquí está su declaración más larga: “Acepté venir a esta reunión para tener una conversación sobria y madura. De ninguna manera me sumo a ningún debate alarmista. No existe ninguna ciencia, ni ningún escenario, que diga que la eliminación progresiva de los combustibles fósiles es lo que permitirá alcanzar los 1.5°C”.

Después de ataques masivos, desde entonces ha tratado de retractarse de su declaración. Y es el director de la compañía petrolera estatal de los Emiratos Árabes Unidos, Adnoc, que obviamente se beneficia de la producción de petróleo y gas. Pero también dijo: “No creo que [ustedes] puedan ayudar a resolver el problema climático señalando con el dedo o contribuyendo a la polarización y la división que ya está ocurriendo en el mundo. Muéstrame las soluciones. Deja de señalar con el dedo. Basta ya”.

El secretario general de las Naciones Unidas, Antonio Guterres, replicó: “La ciencia es clara: El límite de 1.5 °C sólo es posible si finalmente dejamos de quemar todos los combustibles fósiles. No reducir, no disminuir. Eliminación gradual, con un calendario claro”.

¿Observa cómo todos aquellos con un interés personal en la narrativa del “cambio climático” siempre dicen: “La ciencia es clara”? Lo que cierra todo debate del tipo que se supone que deben tener las sociedades democráticas.

Al Jaber sostuvo que limitar el aumento de la temperatura a 1.5°C es imposible “a menos que se quiera llevar al mundo de nuevo a las cavernas”.

Aviones en tierra

Curiosamente, cuando los multimillonarios y burócratas de Europa estaban a punto de volar sus jets privados a la cálida y globalmente calentada Dubai, sucedió esto, como informó ABC News el 4 de diciembre: “Se ha culpado a la lluvia helada y al clima frío que azota a Alemania por los accidentes de tráfico que dejaron tres muertos mientras el aeropuerto de Múnich suspendía temporalmente los vuelos… Los vuelos también se suspendieron el sábado en el aeropuerto de Munich debido a las fuertes nevadas en la ciudad y en el estado de Baviera, en el sur de Alemania”.

Por supuesto, una tormenta de nieve no significa mucho para las temperaturas a largo plazo. Pero los alarmistas del calentamiento global y el cambio climático se apresuran a promocionar cada verano caluroso como prueba de que los océanos pronto se desbordarán.

Por ejemplo, el New York Times del 1 de noviembre tituló: “Comienza una tensa cumbre climática en un contexto de guerra y calor récord”. La historia: “La reunión anual, conocida como COP28, se acerca al final de lo que los científicos pronostican será el año más caluroso de la historia. Las emisiones de gases de efecto invernadero, impulsadas principalmente por la quema de combustibles fósiles, han calentado el planeta alrededor de 1.2 grados Celsius por encima de los niveles preindustriales. Las inundaciones, los incendios, las sequías y las tormentas agravadas por el cambio climático están desatando destrucción en todo el mundo”.

Nótese la “historia registrada”, suponiendo que los “registros” sean ciertos. Pero según la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica, “Una de las épocas más cálidas fue durante el periodo geológico conocido como Neoproterozoico, entre hace 600 y 800 millones de años. Las condiciones también fueron frecuentemente sofocantes entre hace 500 y 250 millones de años. Y en los últimos 100 millones de años se produjeron dos grandes picos de calor: el Invernadero Caliente del Cretácico (hace unos 92 millones de años), y el Máximo Térmico del Paleoceno-Eoceno (hace unos 56 millones de años)”.

Está claro que la temperatura de la Tierra oscila por sí sola, independientemente del efecto que la industria humana tenga sobre ella. El Último Período Glacial , o Última Edad del Hielo, ocurrió entre hace 115,000 y 11,700 años. El calentamiento posterior obviamente comenzó mucho antes que la industria moderna.

Luego vino el Periodo Cálido Romano, del 300 a.C. al 300 d.C. Y el Periodo Cálido Medieval, del 900 a.C. al 1300 d.C.. Ambos coincidieron con épocas de florecimiento de la civilización y la industria, y fueron seguidos por el frío, el hambre y la disminución de la población.

Trabajadores inmigrantes viajan en sus triciclos pasando por torres de refrigeración de agua en una central eléctrica alimentada por carbón, en las afueras de Beijing, el 4 de mayo de 2007. (Frederic J. Brown/AFP vía Getty Images)

China e India

El South China Morning Post informó el 3 de diciembre: “COP28: China, firme en nuevos objetivos de carbono para 2030 y 2035, pide un esfuerzo global para reducir las emisiones de metano. Beijing “concede gran importancia” a la decisión de la Cop28 de establecer objetivos de carbono para 2035 en un plazo de dos años, dice el enviado climático Xie Zhenhua en Dubai. En cuanto a las emisiones de metano, Xie dice que China está “dispuesta a actuar” pero aún carece de las capacidades, y pide esfuerzos conjuntos globales”.

Notarás que el Sr. Xie básicamente no dijo nada.

Y el Morning Post informó el 5 de diciembre sobre la COP28: “Las emisiones globales de combustibles fósiles están en camino de crecer un 1.1 por ciento en 2023 en comparación con el año pasado, alcanzando un récord impulsado principalmente por China e India, según las proyecciones del informe anual Global Presupuesto de carbono.

“Se espera que en 2023 las emisiones de combustibles fósiles aumenten un 4 por ciento en China, un 8.7 por ciento en la India y un 0.5 por ciento en el resto del mundo, mientras que caigan un 7.4 por ciento en la Unión Europea y un 3 por ciento en Estados Unidos. Estados Unidos, estimó un equipo de más de 120 investigadores de casi 20 países en un proyecto dirigido por el Centro para la Investigación Internacional del Clima, con sede en Noruega.

“En China, que contribuye con casi un tercio de las emisiones globales, se prevé un fuerte aumento del volumen de emisiones provenientes del carbón (3.3 por ciento), del petróleo (9.9 por ciento) y del gas natural (6.5 por ciento). Según el informe, el crecimiento de este año se debe en parte al retraso en la recuperación tras los cierres de Covid-19 en 2022”.

Es una medida inteligente del Partido Comunista Chino (PCCh). Desarrollan energías renovables, las prueban en casa y luego las venden en el mercado global para obtener grandes ganancias. Mientras tanto, siguen construyendo plantas de carbón a un ritmo elevado para continuar el crecimiento industrial. Incluso cuando Estados Unidos y Europa añaden costos a su producción industrial para cumplir mandatos “verdes” y comprar máquinas renovables de la China comunista, aumentando las ganancias de Beijing.

Conclusión: California está engañada

A pesar de que los californianos siempre se jactan de ser la “cuarta economía más grande” del mundo, sus 39 millones de residentes representan sólo el 0.5 por ciento de la población mundial, y su economía de USD 3.8 billones es sólo el 4.3 por ciento de la economía mundial de USD 88 billones. Pensar que al resto del mundo le importa el Estado Dorado es simplemente un autoengaño.

Sin embargo, el estado sigue impulsando locuras como el Proyecto de Ley Senatorial 252, de la senadora estatal Lena González (D-Long Beach). Dicho proyecto obligaría al Sistema de Jubilación de Empleados Públicos de California y al Sistema de Jubilación de Maestros del Estado a desinvertir en todas las inversiones en combustibles fósiles. Este año fue aprobada en el Senado por 23 votos a favor y 10 en contra y probablemente volverá a aprobarse el año que viene.

¿Qué pasa si esas son las mejores inversiones y la desinversión significa que el valor de los fondos disminuye? Bueno, para eso está el aumento de impuestos.

Actualmente, el “estado de financiación” de CalPERS es sólo del 72 por ciento, lo cual es realmente bajo. CalSTRS es un poco mejor, con un 74.4 por ciento. Estos fondos no están en condiciones de ser manipulados por la Legislatura. Sin embargo, el 3 de diciembre y coincidiendo con la COP28, Los Angeles Times publicó un editorial instando: “CalPERS debe deshacerse de las inversiones en combustibles fósiles. Su nuevo plan ‘sostenible’ no hace eso”.

A pesar del objetivo de California de no vender vehículos que utilicen combustibles fósiles para 2035 y de alcanzar la “neutralidad de carbono” para 2045, el resto del mundo va por su propio camino; especialmente la China comunista y la India. Ignoran la obsesión de California por empujar a sus sufridos ciudadanos “de vuelta a las cavernas”.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Las opiniones expresadas en este artículo son propias del autor y no necesariamente reflejan las opiniones de The Epoch Times

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.