Juez rechaza la petición de bloquear ley de Florida que restringe compra de tierras a propietarios chinos

Por Aldgra Fredly
19 de Agosto de 2023 9:03 AM Actualizado: 19 de Agosto de 2023 9:03 AM

Un juez de distrito de Estados Unidos rechazó una solicitud para bloquear una nueva ley de Florida que prohíbe a los ciudadanos chinos adquirir tierras, citando que es “poco probable que los demandantes demuestren que la ley carece de cualquier base racional”.

El juez de distrito Allen Winsor denegó una moción de medida cautelar preliminar presentada por cuatro ciudadanos chinos y una empresa de corretaje con respecto a la ley, que el candidato presidencial del Partido Republicano y gobernador de Florida, Ron DeSantis, promulgó en mayo.

En una decisión de 51 páginas, el juez Winsor declaró que la corte sostiene que “los estados podrían negar a los extranjeros su interés en una propiedad en tierras dentro de sus respectivas fronteras sin una base arbitraria o irrazonable”.

HISTORIAS RELACIONADAS

El senador Tim Scott señala al PCCh en su reciente anuncio de campaña sobre compra de tierras agrícolas

Senado de Estados Unidos aprueba enmienda que prohíbe a China comprar tierras agrícolas en el país

El juez dijo que la ley “clasifica en función del lugar en el que está domiciliado un extranjero” y que no discrimina facialmente a los no ciudadanos por motivos de raza, ascendencia o el país concreto en el que se ha nacido.

“Así pues, contrariamente a los argumentos de los demandantes, la ley impugnada es facialmente neutra en cuanto a la raza y el origen nacional. Se aplicaría a una persona de ascendencia china domiciliada en China, del mismo modo que se aplicaría a una persona no descendiente de chinos domiciliada en China. Su aplicación nunca dependería de la raza de la persona”, dijo el juez.

Según la sentencia, los demandantes habían alegado alternativamente que la nueva ley obedecía a una “discriminación intencionada por motivos raciales, de origen nacional y de extranjería”. Pero ellos no demostraron una probabilidad sustancial de que la ley estuviera motivada por una animadversión ilícita, indicó a continuación.

El juez Winsor afirmó que los argumentos de los demandantes se basaban principalmente en dos tipos de factores de Arlington Heights —los relativos al impacto de la ley y a las declaraciones de los legisladores— pero no hay pruebas que los respalden.

“Las pruebas más relevantes relacionadas con el impacto que ofrecen los demandantes son informes de comités legislativos. Sin embargo, en el mejor de los casos, estos informes evidencian la sensibilización sobre las consecuencias para los extranjeros domiciliados en China”, dijo el juez.

“El propósito discriminatorio requiere algo más que eso, y en cuanto a la raza y el origen nacional, los informes ni siquiera muestran conciencia de las consecuencias para los descendientes de chinos o los nacidos en China”.

“En cuanto a las declaraciones del gobernador o de los legisladores, no hay ninguna muestra de animadversión racial ni intención de discriminar por motivos de raza o lugar de nacimiento. Tampoco muestran intención alguna de discriminar a los ciudadanos chinos’ por’ su ciudadanía china”, indicó el juez.

La Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU), que representó a los demandantes, declaró que sus clientes seguirán defendiendo sus derechos a la igualdad y la equidad en la apelación.

“La ley de Florida legitima y amplía la discriminación en materia de vivienda, en violación tanto de la Constitución como de la Ley de Vivienda Justa”, declaró Ashley Gorski, abogada principal del Proyecto de Seguridad Nacional de la ACLU.

La Ley de Vivienda Justa prohíbe la discriminación en materia de vivienda por motivos de raza, color, religión, sexo, situación familiar, discapacidad y origen nacional.

Ley de Florida

La ley estatal impone nuevas restricciones a las personas y organizaciones procedentes de “países extranjeros de interés”, entre los que se incluyen China, Rusia, Irán, Corea del Norte, Cuba, Venezuela y Siria.

Esta ley prohíbe a los “mandantes extranjeros”, definidos como personas con “domicilio” en la República Popular China, que no sean ciudadanos estadounidenses ni residentes legales permanentes, poseer o adquirir terrenos agrícolas o bienes inmuebles en un radio de 16 km de cualquier “instalación militar” o “instalación de infraestructuras críticas” de Florida.

Según la ley, los ciudadanos chinos y quienes les vendan propiedades se enfrentan a restricciones y a duras sanciones, con una segunda serie que prohíbe a las personas que no sean ciudadanos estadounidenses ni residentes permanentes y estén “domiciliadas en la República Popular China”, poseer o adquirir cualquier propiedad en el estado de Florida.

El Departamento de Justicia también presentó una declaración de interés en un caso de impugnación de la disposición, argumentando que la nueva ley de Florida es inconstitucional.

“Estas disposiciones ilegales causan graves daños a las personas simplemente por su origen nacional, contravienen las leyes federales de derechos civiles, socavan los derechos constitucionales y no promoverán el supuesto objetivo del Estado de aumentar la seguridad pública”, declaró el DOJ en junio.

Con la colaboración de Savannah Hulsey Pointer ha contribuido a este informe.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.