La Casa Blanca: China “reaccionó exageradamente” con Taiwán; Biden se reunirá cara a cara con Xi

Por Andrew Thornebrooke
12 de Agosto de 2022 4:47 PM Actualizado: 12 de Agosto de 2022 4:47 PM

Es probable que el presidente Joe Biden se reúna este año, por primera vez de forma presencial, con el líder del Partido Comunista Chino (PCCh), Xi Jinping, según un funcionario de la Casa Blanca.

Kurt Campbell, coordinador de la Casa Blanca para el Indo-Pacífico, confirmó que Biden y Xi acordaron establecer una reunión cara a cara durante su última conferencia telefónica en julio, pero que “no hubo detalles” sobre la hora y el lugar de la reunión.

Durante esa última llamada, Xi dijo que Estados Unidos estaba “jugando con fuego” al permitir que las delegaciones del Congreso visitaran Taiwán, continuando con la tendencia cada vez más beligerante en la retórica de Beijing. Dicha retórica ha incluido amenazas directas de guerra a Estados Unidos.

Desde ese momento, la presidente de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, visitó Taiwán, un evento que el PCCh utilizó como pretexto para lanzar una serie de ejercicios militares intensificados alrededor de Taiwán, los cuales interfirieron con los viajes y el comercio internacionales.

En esos ejercicios, que fueron ampliamente condenados por la comunidad internacional, China lanzó varios misiles balísticos que sobrevolaron Taiwán e impactaron las aguas de la zona económica exclusiva de Japón.

El PCCh sostiene que Taiwán es una provincia rebelde de China que debe unirse al continente y ha prometido utilizar, incluso, la fuerza para lograr ese objetivo si la coerción falla. Sin embargo, el Taiwán democrático se autogobierna desde 1949 y nunca ha sido controlado por el PCCh.

Estados Unidos reconoce formalmente, pero no respalda, la posición de China. También está obligado por tratado a proporcionarle a Taiwán las armas necesarias para su autodefensa.

Campbell dijo que “el comportamiento provocador de China” tras la visita de Pelosi a Taiwán estaba socavando la paz y la estabilidad en toda la región del Indo-Pacífico.

“La semana pasada, la República Popular China aprovechó una visita de la [presidente de la Cámara de EE.UU.] … como pretexto para lanzar una campaña de presión intensificada contra Taiwán”, dijo Campbell.

“China ha reaccionado de forma exagerada y sus acciones continúan siendo provocadoras… [y] desestabilizadoras”.

Campbell agregó que el régimen comunista chino estaba intentando cambiar unilateralmente el statu quo con respecto a Taiwán, en violación de más de 60 años de acuerdos entre Estados Unidos y China.

La decisión del régimen de cortar abruptamente las comunicaciones militares con Estados Unidos en la región y de cortar todos los lazos climáticos representó una gran escalada por parte del PCCh, dijo. Además, añadió, las continuas incursiones militares del régimen a través de la línea media del Estrecho de Taiwán formaron parte de un intento sistemático de “intimidar y coaccionar a Taiwán”, y a otros, con el propósito de crear un nuevo statu quo en la región.

“Las acciones de China están fundamentalmente en desacuerdo con la paz y la estabilidad”, dijo Campbell.

“Incluso hoy, varios buques de guerra permanecen alrededor de Taiwán”.

Campbell reiteró la ambición de Estados Unidos de preservar la paz en el Estrecho de Taiwán y el Indo-Pacífico en general, afirmando las declaraciones recientes de la Casa Blanca de que el ejército estadounidense continuaría realizando operaciones de libertad de navegación a través del Estrecho de Taiwán, sin inmutarse por la agresión china.

“Seguiremos volando, navegando y operando donde lo permita la ley internacional”, dijo Campbell.

“Esto es lo que el mundo exige de las potencias responsables”.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.