La gastronomía tradicional de Fujian, el sureste de China

28 de Mayo de 2016 Actualizado: 28 de Mayo de 2016

La gastronomía tradicional china es una de las más importantes y conocidas a nivel internacional, ya que miles de personas en todo el mundo han tenido el placer y la oportunidad de degustarla alguna vez. Sin embargo, son pocos quienes conocen de verdad y saben todo acerca del arte culinario chino, al cual su extensa sabiduría lo convierte en toda una ciencia milenaria. Un claro indicio de la relación entre sabiduría y arte culinario son los dichos del gran filósofo chino Confucio, que ya quinientos años antes del nacimiento de Cristo, observó que “el goce de la buena comida preparada con talento y una vista artística, es un elemento clave para la paz y la armonía social”.

Algunas especialidades y platos chinos dependen mucho de la región a la cual pertenecen, su clima, población, cultura e historia. Tal es el caso de la gastronomía de Fujian, una provincia que cuenta con alrededor de 2.800 km. de costa, y por lo tanto cuenta con una gastronomía rica en pescados y mariscos. Posee un clima subtropical, y una agricultura que proporciona todos los ingredientes necesarios para ampliar su paladar culinario día a día.

La gastronomía de esta región se caracteriza y se distingue de otras por su gran sutileza en el aroma y gusto, el azúcar como condimento principal en algunas preparaciones, y sus platos fritos, que son preparados con una variedad de distintos aceites según la ocasión, como el exquisito aceite de sésamo, la manteca de cerdo, el aceite de maíz, o el aceite de maní. También se distingue por su gran variedad de frutas, las cuales son comúnmente presentadas al final de cada comida, trozadas en una fuente.

Los chinos de esta región prestan mucha atención a su alimentación diaria y viven planeando qué comer al día siguiente. Esto obviamente se debe a los deliciosos manjares y exquisiteces que preparan y degustan en el común de su vida cotidiana. Esta región posee platos exóticos y otros muy conocidos en otros países, como los pepinos de mar, huevos de grulla, sopa de aleta de tiburón, repollo chino en salsa agridulce, entre otros. Sus platos por lo general contienen ingredientes muy conocidos, como mariscos, abalones, vieras, jamón, pato, pollo, patas de cerdo, brotes de bambú, hongos negros, entre otros. Y como toque final de toda preparación, los condimentos especiales a la hora de saborizar un delicioso plato fujianés, son el afamado polvo de las cinco especias y el popular vino de arroz.

Platos especiales

Los gastrónomos de esta área de China prestan vital importancia a la textura del plato y al equilibrio de sus ingredientes y especias, ya que estos deben ser apenas reconocidos por el paladar a la hora de la degustación. Cada plato es sutil y minuciosamente preparado.

Los platos más famosos de esta región son, por ejemplo, los famosos rollitos de primavera. Este plato tan común y conocido, cuenta con una historia de alrededor de ¡8 siglos!, su origen se remonta a la Dinastía Song. Estos rollitos de primavera están preparados con queso de soja, pero en la actualidad es muy común verlos preparados con crepés de harina. Este plato es infaltable en la cena del año nuevo chino.

Otro plato es el abalón en lecho de lechuga. Este lleva ingredientes como champiñones, jengibre, abalones, lechuga, aceite y cebollas. Es muy importante acompañarlo con una salsa que se prepara con un poco de caldo, salsa de soja y de ostras, almidón de maíz y azúcar. Es muy fácil de preparar: primero se debe hervir la lechuga por un minuto y colocar en el fondo de la fuente. Luego se saltea en un wok con aceite las cebollas, el jengibre, los champiñones y luego los abalones. Se agregan las salsas, el aceite de sésamo, el caldo con el almidón de maíz y el azúcar, y una vez que se espesa se sirve todo sobre la fuente con lechuga.

Pero si usted quiere preparar en su casa un plato que contenga el aroma y el sabor de Fujian debe realizar el típico plato tallarines de arroz frito, ya que es muy conocido por representar el sabor de esta región. Sus ingredientes son muy típicos de esta área, ya que lleva cerdo magro, gambas, caldo de pollo, aceite de maní y de sésamo, cebolla, pepino, salsa de soja, vino de arroz, tapioca, sal y azúcar. Este plato también es fácil de preparar. Primero se remojan los tallarines en agua caliente unos 45 minutos. Luego se colocan las tiritas de cerdo en un cuenco con sal, azúcar, salsa de soja, aceite de sésamo y maní vino de arroz o de jerez. Se cortan las gambas en tiritas, y se hierven en el caldo. Luego se pone a calentar el wok para rehogar la cebolla y se le añade el cerdo, el pepino y las gambas ya hervidas. Cuando este hirviendo, por último se agregan los tallarines.

TE RECOMENDAMOS