La UE expresa preocupación por retraso de elecciones en Hong Kong y la descalificación de candidatos

Por Frank Fang
04 de Agosto de 2020
Actualizado: 04 de Agosto de 2020

La Unión Europea (UE) ha pedido al gobierno de Hong Kong que reconsidere su decisión de aplazar las elecciones de la ciudad para su Consejo Legislativo (LegCo).

“Es esencial que las elecciones al Consejo Legislativo se celebren en un entorno que propicie el ejercicio de los derechos y libertades democráticos consagrados en la Ley Básica de Hong Kong”, declaró Josep Borrell, alto representante de la UE para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, en una declaración en nombre de la UE.

El 31 de julio, la dirigente de Hong Kong pro-Beijing, Carrie Lam, invocó los poderes de emergencia otorgados en virtud de la Ordenanza de reglamentos de emergencia de la época colonial para retrasar un año las elecciones del Consejo Legislativo, que estaban previstas para el 6 de septiembre.

Lam alegó que la concurrencia de votantes el día de las elecciones perjudicaría la salud pública debido a una nueva ola de infecciones de coronavirus causadas por el virus del Partido Comunista Chino (PCCh) en la ciudad.

Según las estadísticas del gobierno de Hong Kong, la ciudad registró un promedio de 116 nuevas infecciones diarias entre el 21 de julio y el 3 de agosto. En los siete días previos al 3 de agosto se registraron un total de 811 nuevos casos.

A fecha del 3 de agosto, Hong Kong tiene un total de 3590 casos conocidos y 37 muertes por el virus en una ciudad de unos 7.5 millones.

Borrell añadió: “El aplazamiento propuesto de un año de las elecciones al Consejo Legislativo mediante el recurso de poderes de emergencia retrasaría la renovación de su mandato democrático, y pondría en tela de juicio el ejercicio de los derechos y libertades democráticos garantizados por la Ley Básica de Hong Kong”.

La Ley Básica, la miniconstitución de Hong Kong, tiene por objeto garantizar que la ciudad goce de un alto grado de autonomía con arreglo al modelo conocido como “un país, dos sistemas” durante al menos 50 años a partir de la entrega de la soberanía de la ciudad por parte de Gran Bretaña a China en 1997.

La decisión de Lam de aplazar las elecciones ha sido objeto de duras críticas dentro y fuera de Hong Kong.

El 2 de agosto, el Colegio de Abogados de Hong Kong (HKBA) emitió una declaración expresando su “grave preocupación” por el retraso.

“El HKBA considera que hay serias dudas sobre la base legal y probatoria de la decisión del Gobierno”, según la declaración.

La HKBA añadió que el gobierno de la ciudad “no consultó con los expertos pertinentes sobre el equilibrio adecuado que debe lograrse entre la protección de la salud pública y la protección del derecho constitucional de los residentes de Hong Kong a participar en las elecciones”.

La asociación también ha cuestionado por qué las elecciones se pospusieron un año, en lugar de semanas o meses.

La ONG Hong Kong Watch, con sede en Londres, dijo que el retraso de las elecciones era “totalmente innecesario” y un “ataque a la libertad fundamental” en un informe publicado el 31 de julio.

El informe señalaba que varios países, entre ellos Corea del Sur, Polonia y Singapur, celebraron elecciones recientemente a pesar de que el número total de sus casos de infección por COVID-19 era superior al de Hong Kong.

Borrell también expresó su preocupación por la reciente descalificación masiva de candidatos prodemocracia, incluidos los legisladores en ejercicio “previamente elegidos democráticamente por el pueblo de Hong Kong”.

La inhabilitación “debilita la reputación internacional de Hong Kong como sociedad libre y abierta”, ya que “la protección de los derechos civiles y políticos es una parte fundamental” del modelo “un país, dos sistemas”, decía el comunicado de prensa.

“La UE pide a las autoridades de Hong Kong que reconsideren estas decisiones”, añadió.

El Ministerio de Relaciones Exteriores del Reino Unido también expresó su preocupación, pidiendo a Beijing “asegurar al pueblo de Hong Kong y al mundo que las elecciones se celebrarán lo antes posible”.

El 30 de julio, justo un día antes del anuncio del retraso de las elecciones, el gobierno de Hong Kong descalificó a 12 candidatos, entre ellos cuatro legisladores en ejercicio: Alvin Yeung, Dennis Kwok, Kwok Ka-ki (miembros del Partido Cívico prodemocracia) y Kenneth Leung. El gobierno de Lam también descalificó a Joshua Wong, figura emblemática del Movimiento de los Paraguas de 2014.

La organización sin fines de lucro Freedom House, con sede en Washington, condenó la descalificación masiva y el retraso de las elecciones en una declaración el 31 de julio.

“Dada la actual represión de las voces prodemocracia y el hecho de que las muertes relacionadas con la COVID-19 en Hong Kong siguen siendo comparativamente bajas, la comunidad internacional está preocupada, con razón, de que este aplazamiento sea de hecho una maniobra política diseñada para amortiguar el entusiasmo de los votantes, proporcionar tiempo adicional para descalificar o procesar a los candidatos prodemocracia y aplastar la disidencia”, escribió Freedom House.

Siga a Frank en Twitter: @HwaiDer

Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


Descubra

Hong Kong aplazará elecciones legislativas por coronavirus

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS