Legislador presenta proyecto de ley para descartar la “política de una sola China” de EE. UU.

Por Frank Fang
18 de Septiembre de 2020
Actualizado: 18 de Septiembre de 2020

TAIPEI, Taiwán— El representante de Estados Unidos, Tom Tiffany (R-Wis.), presentó una legislación que insta al gobierno de Estados Unidos a reanudar las relaciones diplomáticas formales con Taiwán, y abandonar la “política de una sola China”.

“Durante más de 40 años, los presidentes estadounidenses de ambos partidos políticos han repetido la falsa mentira de Beijing de que Taiwán es parte de la China comunista, a pesar de la realidad objetiva de que no lo es”, señaló Tiffany, según un comunicado de prensa de su oficina el 17 de septiembre.

“Ya es hora que Estados Unidos arroje la ‘Política de una sola China’ al basurero de la historia”, agregó el congresista.

Actualmente, Estados Unidos no tiene relaciones diplomáticas formales con Taiwán, desde que Washington cambió su reconocimiento diplomático a favor de Beijing en enero de 1979.

Estados Unidos ha mantenido durante mucho tiempo una “política de una sola China”, la cual afirma que solo hay un estado soberano con el nombre “China”, pero es diferente del “principio de una sola China” según el cual el régimen chino afirma la soberanía sobre Taiwán. El gobierno de Taiwán también ha rechazado el “principio de una sola China” del régimen chino.

Estados Unidos ha mantenido una relación no diplomática con Taipéi bajo el marco de la Ley de Relaciones con Taiwán (TRA), que fue promulgada por el expresidente Jimmy Carter en abril de 1979.

La TRA autoriza a Estados Unidos a continuar las “relaciones comerciales, culturales y de otro tipo” con Taiwán, así como a proporcionar a la isla de equipo militar para su autodefensa. Además, la TRA insta a la creación de una corporación sin fines de lucro llamada American Institute en Taiwán, que ahora es la embajada de facto de Estados Unidos en la isla.

Mientras tanto, China considera a Taiwán como una provincia renegada, a pesar del hecho de que la isla es un país independiente de facto con una constitución, funcionarios elegidos democráticamente, militares y moneda. Beijing nunca ha renunciado a su deseo de utilizar la fuerza militar para someter a la isla.

El proyecto de ley (H.Con.Res.117) propone reanudar las relaciones diplomáticas formales con Taiwán y poner fin a la adopción de la “Política de una sola China” por parte de Estados Unidos, además de ordenar a la administración estadounidense que apoye la calidad de miembro para Taiwán en organizaciones internacionales e iniciar negociaciones con Taiwán para un acuerdo bilateral de libre comercio.

El proyecto de ley de Tiffany es una resolución concurrente que carece de fuerza de ley. Tampoco requiere la firma del presidente de los Estados Unidos para ser promulgada.

Como Beijing se ve a sí mismo como un “representante legítimo” de Taiwán, ha impedido que la isla sea miembro de organizaciones internacionales, como la Organización Mundial de la Salud (OMS).

“Estados Unidos no necesita una hoja de permiso del Partido Comunista Chino para hablar con sus amigos y socios alrededor del mundo”, dijo Tiffany en el comunicado de prensa.

La relación entre Estados Unidos y Taiwán se ha fortalecido bajo la administración Trump.

En agosto, el secretario del Departamento de Salud y Servicios Humanos de EE. UU., Alex Azar, visitó Taiwán y se convirtió en el funcionario de más alto nivel del gabinete estadounidense en visitar la isla desde 1979.

Actualmente, el subsecretario de Estado de Estados Unidos, Keith Krach, se encuentra en Taiwán para una visita de tres días, el funcionario de más alto nivel del Departamento de Estado en visitar Taiwán en décadas. Parte de su viaje consiste en asistir a un servicio en memoria del expresidente de Taiwán, Lee Teng-hui.

Lee, conocido como el padre de la democracia de Taiwán, falleció el 30 de julio.

Según los medios locales, Krach se reunió con el ministro de Economía, el ministro de Relaciones Exteriores y el viceprimer ministro de Taiwán el viernes por la mañana. Según el Ministerio de Asuntos Económicos de Taiwán, la reunión tenía como objetivo hacer preparativos para un futuro Diálogo Económico y Comercial entre Estados Unidos y Taiwán.

David Stilwell, subsecretario de estado de la Oficina de Asuntos de Asia Oriental y el Pacífico, anunció el nuevo diálogo económico bilateral mientras hablaba en una reunión virtual celebrada por la Heritage Foundation, un grupo de expertos de EE. UU.

La presidenta de Taiwán, Tsai Ing-wen, celebró un banquete el viernes por la noche para dar la bienvenida a Krach y a su delegación. Según un comunicado de prensa de la Oficina Presidencial, Tsai y Krach hablaron sobre cómo profundizar los lazos bilaterales.

Entre los asistentes al banquete estaban Morris Chang, fundador del mayor fabricante de chips del mundo TSMC; el director de AIT, William Brent Christensen; y Robert Destro, el subsecretario de la Oficina de Democracia, Derechos Humanos y Trabajo del Departamento de Estado.

Beijing expresó públicamente su ira por la visita de Krach. Además, el viernes, 18 aviones chinos circularon cerca de la isla durante ejercicios militares, lo cual provocó que Taiwán enviara sus aviones.

Antes de la llegada de Krach a Taiwán, la embajadora estadounidense ante las Naciones Unidas, Kelly Craft, almorzó el miércoles con James KJ Lee, el máximo representante de Taiwán en Nueva York, según The Associated Press (AP).

Craft dijo que su reunión en la ciudad de Nueva York con Lee fue “histórica”, ya que era la primera reunión entre un alto funcionario de Taiwán y un embajador de Estados Unidos ante la ONU desde 1971, año en que Taiwán perdió su escaño en el organismo mundial debido a China.

“Estoy buscando hacer lo correcto junto a mi presidente, y siento que él ha buscado fortalecer y profundizar esta relación bilateral con Taiwán y quiero continuar eso en nombre de la administración”, dijo Craft a AP.

Siga a Frank en Twitter: @HwaiDer


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


¿Sabías?

Funcionarios chinos que violan los derechos humanos no podrán entrar a Taiwán

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS