Legisladores del GOP responden a informe de origen del COVID: EE.UU. merece algo mejor

Por Eva Fu
25 de Junio de 2023 11:52 AM Actualizado: 25 de Junio de 2023 11:52 AM

Los legisladores que han presionado durante mucho tiempo por la transparencia sobre los orígenes de COVID-19 dijeron que están decepcionados por el informe de inteligencia desclasificado de EE.UU. y dijeron que la administración no ha sido completamente transparente con lo que sabe.

La Oficina del Director de Inteligencia Nacional (DNI) publicó el informe largamente esperado el 23 de junio por la noche, días después de no cumplir con el plazo de 90 días exigido por la Ley de Origen de COVID-19 de 2023. Aprobada por el Congreso y promulgada en marzo, la ley requiere la divulgación de cualquier posible vínculo con el Instituto de Virología de Wuhan (WIV), que se ha considerado como el sitio donde posiblemente se originó la pandemia.

El informe de 10 páginas, que incluye tres páginas de apéndices, no es concluyente sobre el origen del virus, sino que deja abierta la posibilidad de que haya sido producto de la naturaleza o del laboratorio.

Este viernes por la noche, la “noticia” de un mero resumen de 10 páginas es una bofetada en la cara de los estadounidenses que merecen una total transparencia sobre la información que posee el gobierno en relación con los orígenes del COVID-19″, dijo la representante Cathy McMorris Rodgers (R-Wash.), que preside el Comité de Energía y Comercio de la Cámara.

Epoch Times Photo
La representante Cathy McMorris Rodgers (R-Wash.) habla durante un acto organizado por los republicanos de la Cámara de Representantes en Washington, el 1 de marzo de 2022. (Samuel Corum/Getty Images)

“Quizás la lección más importante que hemos aprendido durante la pandemia es que nuestro gobierno debe ser honesto y comunicativo si alguna vez queremos restaurar la confianza pública y obtener justicia para las víctimas de la pandemia, tanto las que perdieron la vida por el virus como las de aquellos cuyas vidas fueron dañadas por bloqueos y mandatos no científicos. Este informe no está a la altura de ninguno de los dos”.

El representante Mike Gallagher (R-Wis.), que forma parte del Comité Permanente de Inteligencia de la Cámara de Representantes, señaló informes a principios de esta semana que confirman los nombres de los investigadores del laboratorio de virología de Wuhan que se enfermaron con síntomas similares a los del COVID en el otoño de 2019. Si bien no hay evidencia definitiva de si esos investigadores habían contraído el virus, uno de esos investigadores fue identificado como Ben Hu, quien trabajó durante años en la investigación del coronavirus de murciélago financiada por EE.UU. junto con Shi Zhengli, la viróloga china que ha estado vinculada a la controversia de la fuga del laboratorio.

El informe del viernes planteó preocupaciones de bioseguridad con el manejo de virus similares al SARS por parte del WIV, la escasez de personal debidamente capacitado en la instalación y los experimentos con coronavirus similares al SARS, en laboratorios con menos bioseguridad, a principios de 2019, a pesar de los riesgos conocidos. Sostuvo que la presencia de investigadores enfermos “no respalda ni refuta ninguna hipótesis sobre los orígenes de la pandemia porque los síntomas de los investigadores podrían haber sido causados por una serie de enfermedades y algunos de los síntomas no eran consistentes con el COVID-19”.

Gallagher dijo que los funcionarios de inteligencia deberían haber publicado detalles sobre estos investigadores, incluidos sus nombres, síntomas y participación en el trabajo relacionado con el coronavirus en las instalaciones de Wuhan.

“Este comunicado del DNI no hace nada de eso y, en muchos sentidos, oscurece más de lo que ilumina”, dijo, calificándolo como “inaceptable”.

“El pueblo estadounidense merece algo mejor”, dijo.

El senador Roger Marshall (R-Kans.) también sugirió que la administración pudo haber ocultado información.

“Como hemos visto casi en cada paso del camino mientras tratábamos de descubrir los orígenes del virus COVID-19, la Administración Biden no ha sido transparente con el pueblo estadounidense y con los miembros del Congreso”, dijo, subrayando que el comunicado “llega tarde y no proporciona el panorama completo de lo que saben nuestras agencias de inteligencia”.

En esta foto de archivo, el senador republicano Roger Marshall habla en Washington. (Greg Nash/Pool/AFP vía Getty Images)

Los funcionarios de inteligencia deberían comparecer ante el Comité Senatorial de Seguridad Nacional y Asuntos Gubernamentales, del que es miembro, para “guiarnos a través de estos materiales para que podamos llegar al fondo de la pandemia de COVID-19 que mató a más de un millón de estadounidenses”, añadió.

Tanto el Departamento de Energía como el FBI han evaluado que el virus probablemente se filtró de un laboratorio. En mayo de 2020, los Institutos Nacionales de Salud, que habían financiado estudios de virus de murciélagos en WIV, advirtieron que el instituto de virología de Wuhan estaba involucrado en proyectos de investigación “que plantean graves problemas de bioseguridad y, como resultado, amenazas para la salud y el bienestar del público, tanto en China como en otros países, incluido Estados Unidos”, según una carta recientemente publicada.

White Coat Waste Project, un grupo sin fines de lucro que ha estado abogando por un mayor escrutinio al WIV, calificó el último informe de inteligencia de EE.UU. como “decepcionante” y lo criticó por no mencionar el financiamiento de los contribuyentes de EE.UU. que recibió el laboratorio de Wuhan, así como los detalles relacionados con los investigadores enfermos.

Sin embargo, el informe confirmó un vínculo entre el laboratorio de Wuhan y el ejército chino, lo que contradice la negación previa de Shi, la viróloga de Wuhan. Entre 2017 y 2019, según el informe, el WIV financió “proyectos de investigación para mejorar el conocimiento de China sobre patógenos y las capacidades de alerta temprana de enfermedades para las necesidades defensivas y de bioseguridad de las fuerzas armadas”, en las que también trabajó parte de su personal.

“Enviar dólares de los contribuyentes estadounidenses al laboratorio de animales de Wuhan vinculado al EPL siempre fue una receta para el desastre”, dijo el vicepresidente Senior de la organización, Justin Goodman, usando el acrónimo del Ejército Popular de Liberación, la principal fuerza militar de China.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.