Ley de seguridad nacional de Beijing es una amenaza para la libertad de prensa en Hong Kong: grupos de DDHH

Por Frank Fang
19 de Junio de 2020
Actualizado: 19 de Junio de 2020

El futuro de la libertad de prensa en Hong Kong está bajo estrecho escrutinio a medida que Beijing impondrá pronto una ley de seguridad nacional en la ciudad gobernada por chinos.

En una declaración del 19 de junio, la ONG Reporters Without Borders (RSF), con sede en París, abordó los riesgos a los que se enfrentarán los periodistas que informen en Hong Kong una vez que se aplique la ley. Un día antes, el grupo comercial local Hong Kong Journalists Association (HKJA) dijo que había una abrumadora oposición a la ley entre sus miembros.

“Dicha reglamentación [la ley de seguridad nacional] dará al régimen chino los medios para acosar y castigar a cualquier periodista que no les guste en Hong Kong, con la apariencia de legalidad”, dijo Cédric Alviani, jefe de la oficina de RSF en Asia Oriental, según un comunicado de prensa.

“La gran mayoría de los 114 periodistas actualmente detenidos en China [continental] están encarcelados bajo acusaciones de delitos relacionados con la seguridad nacional”, añadió Alviani. China ocupa el puesto 177 de 180 en la clasificación mundial anual sobre libertad de prensa de RSF.

El 28 de mayo, China aprobó la ley de seguridad nacional de Hong Kong tras una votación ceremonial de su legislatura títere. La ley criminalizará a quienes se dediquen a actividades relacionadas con la subversión, la secesión, el terrorismo y la interferencia extranjera.

El jueves, Beijing anunció que el comité permanente de la legislatura títere estaba debatiendo la redacción de la ley.

RSF advirtió que los periodistas que cubren el movimiento de protesta masiva de Hong Kong contra la invasión de Beijing podrían ser “procesables bajo la ley de seguridad nacional como un acto de terrorismo”, ya que la líder de Hong Kong, Carrie Lam, se refirió a menudo al movimiento como “terrorismo”.

Los periodistas también podrían correr el riesgo de ser acusados de “secesión” por escribir sobre la identidad cultural de Hong Kong o el movimiento, dijo RSF.

RSF señaló que Victor Mallet, cuya visa no fue renovada por el gobierno de Hong Kong en 2018 luego de que organizara un panel con un activista local que presionó por la independencia formal de Hong Kong, habría sido acusado de “secesión” bajo la ley de seguridad nacional.

El cargo de sedición podría ser aplicado a los periodistas que informan sobre eventos a favor de la independencia o citan a activistas a favor de la independencia.

“El castigo podría extenderse a los periódicos que publican artículos de opinión que critican al gobierno chino o artículos de investigación sobre las prácticas ilegales de los funcionarios chinos”, dijo RSF sobre el cargo de sedición.

Los empleados de los medios de comunicación extranjeros y sus fuentes en Hong Kong podrían ser acusados de “servir a las potencias extranjeras”, poniéndolos en riesgo de ser sometidos a “vigilancia, acoso, violencia o castigo”, de acuerdo con RSF.

El 18 de junio, el presidente de la HKJA, Chris Yeung, anunció los resultados de la encuesta de sus 150 miembros, realizada entre el 8 y el 11 de junio.

En una conferencia de prensa, Yeung anunció que 147 encuestados (98 por ciento) dijeron que se oponían a la ley de seguridad nacional, mientras que dos encuestados no tenían una opinión y uno apoyaba la ley.

Cuando se les preguntó si la ley tendría un impacto en la libertad de prensa de la ciudad, 131 encuestados (un 87 por ciento) dijeron que la ley tendría un impacto severo, mientras que solo un encuestado dijo que no tendría ningún impacto.

El 71 por ciento dijo que disminuiría su cobertura y el 87 por ciento que dejaría de cubrir ciertos temas delicados, como la independencia de Taiwán, la independencia de Hong Kong o Xinjiang. Todos son temas tabú en China, ya que desafían la reivindicación de soberanía del Partido Comunista sobre esos territorios.

Además 122 encuestados (81 por ciento) dijeron que creían que las empresas de medios de comunicación empezarían a autocensurarse una vez que la ley se aplicara.

En cuanto al futuro de las libertades de prensa de Hong Kong, 95 encuestados (63 por ciento) respondieron que eran “extremadamente pesimistas”, 53 encuestados (35 por ciento) dijeron que eran pesimistas, mientras que un encuestado dijo que era “extremadamente optimista”.

En una conferencia de prensa, Yeung dijo que muchos manifestantes mostraron recientemente carteles que decían, “Los cielos destruirán al Partido Comunista Chino”. Una vez que la ley sea implementada, él dijo que las empresas de medios de comunicación posiblemente tengan que preocuparse en usar cualquiera de sus fotos que haya captado el cartel.


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


Video relacionado

¿Terminará Hong Kong como la Plaza Tiananmen?

TE RECOMENDAMOS