Los civiles pueden ayudar a reducir el exceso de fuerza policial al no resistirse al arresto: Barr

Por Janita Kan
20 de Octubre de 2020
Actualizado: 20 de Octubre de 2020

El fiscal general William Barr dijo que el paso más efectivo para reducir los casos de uso excesivo de fuerza policial es fomentar una cultura de tolerancia cero para resistir a la policía.

“Si deseamos reducir al mínimo las situaciones de fuerza excesiva, el paso más importante y más efectivo que podemos tomar es restablecer y hacer cumplir el principio de que no hay una justificación válida para resistirse físicamente a un oficial de policía”, dijo Barr durante un discurso dirigido a las fuerzas del orden en la Conferencia de la Asociación Nacional de Organizaciones Policiales.

“El enfoque tiene que ser ‘cumplir primero y quejarse después’”, agregó.

Los comentarios de Barr se dieron en torno a un diálogo nacional para impulsar la reforma policial luego de que estallaran protestas y disturbios en todo Estados Unidos tras la muerte de George Floyd, un hombre afroamericano quien murió bajo custodia policial. Su muerte y varias otras, como la de Breonna Taylor, impulsaron los pedidos para cambiar las prácticas de fuerza excesiva y para más capacitación policial. Durante las protestas, algunos funcionarios de las ciudades dijeron que retirarían el financiamiento o incluso desmantelarían a la policía, lo cual aumentó las posturas antipolicía.

Barr reconoció la existencia de fuerza excesiva, pero culpó a los medios de comunicación de describir de manera inexacta los riesgos de los encuentros policiales con individuos violentos y el entrenamiento policial.

“Ellos no prestan atención al punto de que los oficiales están entrenados cuando hay un predicamento para usar fuerza letal, se dispara hasta que la amenaza es neutralizada y hasta que veas neutralizada a la amenaza. Pero los medios no reportan sobre ninguno de estos factores porque los medios están interesados ​​en sensacionalizar estos casos, demonizar a los oficiales involucrados y, por lo tanto, demonizar a todos los oficiales”, dijo.

“Ellos representan a la autoridad pública, ellos deben prevalecer. Es difícil cuando enfrentas a una resistencia violenta. A los agentes de policía no es necesario que se les diga que reduzcan la intensidad, ellos saben que deben reducir la intensidad, intentan todos los días reducir la intensidad. Pero cuando no funciona reducir la intensidad y se enfrentan a la violencia, tienen que someter a esa persona. Y frecuentemente ellos están en desventaja porque tienen que cuidar que no les quiten el arma de fuego”.

El fiscal general William Barr en la Casa Blanca en Washington el 22 de julio de 2020. (Brendan Smialowski/AFP a través de Getty Images)

Barr dijo que si bien siempre hay una necesidad constante de mejorar las prácticas policiales y la rendición de cuentas para “eliminar” a los malos actores, también es importante garantizar que las medidas para la reforma sean justas y aborden los desafíos que enfrentan las fuerzas del orden, como los riesgos para la salud y las constantes amenazas.

El fiscal general también criticó los pedidos para eliminar la inmunidad calificada, una doctrina que protege a los funcionarios del gobierno de rendir cuentas por reclamaciones de daños y perjuicios causados ​​por sus acciones en el desempeño de sus funciones oficiales.

Barr dijo que en situaciones en las que un policía viola consciente y deliberadamente un derecho bien establecido, entonces puede ser apropiado responsabilizar civilmente al oficial. Pero, dijo Barr, se necesita inmunidad calificada para garantizar que los agentes de policía puedan hacer su trabajo sin miedo.

“La inmunidad calificada da un alivio a los oficiales de policía para que hagan su trabajo sin temor a que un error inadvertido o impredecible los someta a su ruina financiera personal”, dijo. “Sin la inmunidad calificada, los agentes se verían disuadidos de tomar el tipo de medidas arriesgadas que son absolutamente necesarias para proteger a la comunidad”.

El tema de la inmunidad calificada fue un tema primordial durante las conversaciones para la reforma policial. Varias legislaturas estatales han estado considerando eliminar la protección para la policía estatal y local, y para los oficiales de correccionales. Mientras tanto, los legisladores en el Congreso de ambos partidos han presentado proyectos de ley que abogan por la eliminación o limitación de la doctrina.

La administración Trump ha apoyado la reforma policial y ha tomado medidas para implementar cambios. En junio, el presidente Donald Trump firmó una orden ejecutiva sobre vigilancia titulada “Vigilancia Segura para Comunidades Seguras”, que tiene como objetivo generar confianza entre las comunidades y los miembros de las fuerzas del orden.

Barr dijo que la comisión presidencial de las fuerzas del orden está lista para publicar un informe que consta de varias recomendaciones para ayudar a mejorar las fuerzas del orden en el país. Pero la publicación del informe está actualmente bloqueada por un juez federal luego de que una demanda alegara que el proceso de la comisión era reservado y carecía de diversidad.

Siga a Janita en Twitter: @janitakan


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


A continuación

Pedido para desfinanciar a la policía luego de las protestas en EE.UU.

TE RECOMENDAMOS