Los somníferos pueden incrementar el riesgo de sufrir caídas y fracturas

Los pacientes con demencia deben buscar tratamientos alternativos para la dificultad para conciliar el sueño, sugiere un estudio

Por MOHAN GARIKIPARITHI
29 de Diciembre de 2020 1:43 PM Actualizado: 29 de Diciembre de 2020 1:43 PM

El sueño es muy escaso en estos días. El estrés y la ansiedad de las fiestas pueden hacer difícil el descanso nocturno. Añada una pandemia a la mezcla, y el sueño de calidad se vuelve aún más difícil de lograr.

Los somníferos, también llamados “medicamentos Z”, podrían ser una opción atractiva para aquellos que luchan con el sueño. Pero no están exentos de riesgos. Nuevas investigaciones sugieren que las píldoras z en dosis altas pueden aumentar el riesgo de caídas o fracturas en personas con demencia senil.

El estudio apareció en la revista BMC Medicine y analizó datos de más de 27,000 pacientes en Inglaterra a los que se les diagnosticó demencia entre 2000 y 2016. A más de 3500 les recetaron medicamentos Z.

El investigador Chris Fox, de la Facultad de medicina de la Universidad de East Anglia en Norwich, dijo que hasta el 90 por ciento de las personas con demencia sufren alteraciones del sueño que pueden afectar sustancialmente la salud física y mental.

Sin embargo, el uso de altas dosis de pastillas para dormir puede que no sea la forma más segura de tratarla.

De los pacientes que tomaron medicamentos Z, el 17 por ciento recibió dosis altas (una dosis alta es de 7,5 mg de zopiclona o un exceso de 5 mg de Ativan). Tras comparar el grupo de medicamentos Z con los pacientes de demencia con trastornos del sueño que no tomaban estos medicamentos, los investigadores encontraron un aumento significativo del riesgo, de hasta 70 por ciento en el caso de algunas fracturas.

En cambio, podría ser conveniente encontrar otras formas de abordar los problemas de sueño. Si está ayudando a cuidar a alguien con demencia, existen otras medidas que podría emplear.

Mejorar la higiene del sueño podría ser una forma de ayudar. Preparar el ambiente para ir a la cama una o dos horas antes de acostarse puede ayudar. Esto puede incluir oscurecer las luces, apagar las pantallas o fomentar una actividad de bajo estímulo.

También es esencial prestar atención al consumo de cafeína y alcohol.

Hacer algo de ejercicio durante el día también puede ayudar, así como pasar algún tiempo para calmar los nervios con una conversación relajante o una meditación de atención plena.

Si todavía se necesita pastillas para dormir, hable con el médico sobre la posibilidad de reducir la dosis. El estudio no encontró un mayor riesgo de caídas y fracturas en pacientes que no tomaban altas dosis de pastillas para dormir.

Mohan Garikiparithi es licenciado en medicina por la Universidad de Osmania (Universidad de Ciencias de la Salud). Ejerció medicina clínica durante más de una década. Durante un programa de comunicaciones de tres años en Alemania, desarrolló un interés en la medicina alemana (homeopatía) y otros sistemas alternativos de medicina. Este artículo fue publicado originalmente en Bel Marra Health.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí

Descubra la razón

Louise Morrison nació enferma y ahora a los 60 se siente mejor que cuando era adolescente

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.