Madre compara usar a FBI contra padres con tácticas “contra negros que luchaban por derechos civiles”

America First Legal solicita formalmente una "investigación sobre las posibles incorrecciones" del memorándum de Merrick
Por Patricia Tolson
09 de Octubre de 2021
Actualizado: 09 de Octubre de 2021

La Asociación Nacional de Consejos Escolares (NSBA) caracterizó recientemente el esfuerzo de los padres que se oponen apasionadamente al uso forzado de mascarillas y al adoctrinamiento de sus hijos mediante la teoría crítica de la raza (TCR) como una forma de “terrorismo doméstico”. En respuesta, una madre de Florida equipara el volver a la Oficina Federal de Investigación (FBI) un arma contra los padres que intentan proteger a sus hijos a “utilizar perros y chorros de agua contra los americanos negros que luchaban por los derechos civiles”.

Cómo empezó

El 4 de octubre, el fiscal general Merrick Garland emitió un memorando en el que daba instrucciones al director del FBI sobre lo que describió como “un preocupante aumento del acoso, la intimidación y las amenazas de violencia contra los directores de las escuelas, los miembros de la junta, los profesores y el personal que participa en la vital labor de dirigir las escuelas públicas de nuestra nación”.

El memorándum respondía a una carta del 29 de septiembre (pdf) de la NSBA al gobierno de Biden en la que se comparaba lo que describe como “ataques contra los miembros de los consejos escolares y los educadores por aprobar políticas de mascarillas para proteger la salud y la seguridad de los estudiantes y los empleados de las escuelas” y “amenazas físicas a causa de la propaganda que afirma la falsa inclusión de la teoría crítica de la raza dentro de la instrucción y los planes de estudio en las aulas” como “equivalente a una forma de terrorismo doméstico y crímenes de odio”.

Por ello, la carta de la NSBA “solicita específicamente la experiencia y los recursos del Departamento de Justicia de EE. UU., el FBI, el Departamento de Seguridad Nacional de EE. UU., el Servicio Secreto de EE. UU. y su Centro Nacional de Evaluación de Amenazas en relación con el nivel de riesgo para los niños de las escuelas públicas, los educadores, los miembros del consejo de administración y las instalaciones/campus”.

La NSBA también solicitó “la asistencia del Servicio de Inspección Postal de los Estados Unidos para intervenir contra las cartas amenazantes y los ataques de ciberacoso que se han transmitido a los estudiantes, los miembros del consejo escolar, los administradores del distrito y otros educadores”.

“Si bien el debate animado sobre cuestiones políticas está protegido por nuestra Constitución, esa protección no se extiende a las amenazas de violencia o a los esfuerzos por intimidar a las personas en función de sus opiniones”, declaró Garland en su memorando al FBI. “Las amenazas contra los funcionarios públicos no solo son ilegales, sino que van en contra de los valores fundamentales de nuestra nación. Quienes dedican su tiempo y energía a garantizar que nuestros hijos reciban una educación adecuada en un entorno seguro merecen poder hacer su trabajo sin temer por su seguridad”.

Los padres expresan sus opiniones

Según Quisha King, el gobierno sabe que el creciente número de padres que acuden a las reuniones del consejo escolar para expresar sus opiniones en contra de la teorías crítica de la raza está ganando mucha atención, y “quieren hacer todo lo posible para acabar con eso”.

King —la madre de Florida cuyos comentarios ante la Junta Escolar del Condado de Duval se hicieron virales en las redes sociales en junio— dijo que los miembros de la junta escolar que están decididos a impulsar su agenda están ahora tan desesperados por detener el ímpetu de los padres que se oponen a ellos “que utilizarán al gobierno contra su propio pueblo” para silenciarlos.

“Probablemente nunca pensamos que esto ocurriría en Estados Unidos”, dijo King a The Epoch Times. “Es indignante”.

A file photo of Quisha King. (Courtesy of Quisha King)
Una foto de archivo de Quisha King. (Cortesía de Quisha King)

Cuando se le preguntó si la amenaza de usar el FBI para lidiar con los padres que se oponen a la teoría crítica de la raza en las reuniones del consejo escolar la disuadiría de hablar en el futuro, King dijo “absolutamente no”.

“De hecho, creo que esto va a ser contraproducente”, afirmó King. “Van a ver aún más padres. De todos los lados del espectro político, saldrán a decir ‘un momento, el FBI está persiguiendo a los padres que solo quieren dar a sus hijos la mejor vida posible’. Esto no nos va a disuadir. Solo hará que nos unamos más”.

Aunque King admite que puede haber casos de padres que expresen su enfado en las reuniones o que envíen correos electrónicos inapropiados, no sabe de alquien que haya atacado físicamente o dañado a ningún miembro del consejo escolar. King también dijo que la amenaza de utilizar el poder del FBI para detener a los padres que están acudiendo en un número cada vez mayor a defender a sus hijos en las reuniones del consejo escolar solo va a abrir los ojos de los padres que han “estado tambaleándose” sobre la idea de retirar a sus hijos de las escuelas públicas por completo y, finalmente, “llevarlos al límite”.

Durante su discurso en la cumbre anual del Family Research Council, Pray Vote Stand, King recibió una prolongada ovación cuando sugirió que los padres organizaran un “éxodo masivo” del sistema público. Cuando se le pidió que ampliara esa afirmación, King dijo que ya había empezado a trabajar en la idea hablando con los padres que pudieran estar indecisos y trabajando con ellos para encontrar soluciones antes de fijar una fecha específica para organizar el “éxodo masivo” a nivel nacional.

“Cualquiera que esté involucrado en querer tener libertad en este país y que crea en lo que este país representa está siendo atacado”, dijo April Carney, residente en el condado de Duval, Florida, a The Epoch Times, diciendo que parte de la razón por la que eligió presentarse a un puesto en el consejo escolar es porque las opciones de los padres a elegir están siendo sistemáticamente eliminadas.

“Los que somos padres y nos involucramos totalmente en la educación de nuestros hijos, queremos que se nos incluya en el proceso de toma de decisiones sobre el plan de estudios y las normas y reglamentos que se establecen en las escuelas”, dijo Carney. “Eso ha cesado por completo. Se ha introducido demasiado activismo en las aulas y no se ha puesto suficiente énfasis en la lectura, la escritura y la aritmética, la ciencia, y nuestros estudiantes están fracasando por ello”.

Karen Schoen at home in Flagler County Florida in 2017.
Karen Schoen en su casa en el condado de Flagler Florida en 2017. (Foto cortesía de Karen Schoen)

“Nuestro primer problema como estadounidenses es que no estamos nombrando al enemigo”, dijo Karen Schoen, exeducadora y decana en el sistema escolar de Nueva York a The Epoch Times, sugiriendo que el verdadero enemigo son los “comunistas globalistas” sentados en posiciones de poder en ambos lados del pasillo político.

“El comunismo no puede tener oposición ni disidencia”, insistió Schoen. “No tolerarán a nadie que los critique y ahora que los estadounidenses se están defendiendo están convirtiendo en armas las agencias gubernamentales para detener cualquier disidencia”.

“No queremos compartir la crianza con el gobierno”, dijo Jessico Bowman a The Epoch Times. “Queremos participar en la educación y la crianza de nuestros hijos porque es nuestra responsabilidad”.

“Si el Departamento de Justicia quiere clasificar esto como terrorismo doméstico, eso es realmente un problema del Departamento de Justicia”, añadió Charles Bowman, quien dijo que, cuando llegue el momento, la comunidad se unirá. “Vamos a expresar nuestra opinión y vamos a apoyar a las personas que quieran expresar sus opiniones”.

“¿Quién puede decidir qué es una amenaza frente a un simple padre enfadado que habla?”, preguntó Jessica. “¿Confiamos en ellos [el gobierno] para que tomen esa determinación por nosotros a nivel federal?”.

Charles and Jessico Bowman participating in the October "ground game" ahead of the 2020 election in Lake County, Fla.
Charles y Jessico Bowman participando en el “ground game” de octubre como miembros del Caucus Republicano de la Libertad antes de las elecciones de 2020 en el condado de Lake, Florida. (Foto cortesía de Charles y Jessico Bowman)

“Si ustedes, como padres, no van a abogar por los mejores intereses de sus hijos, entonces quién lo hará”, intervino Charles. “Como dijo Jessico, no estamos interesados en compartir la crianza con el gobierno en absoluto. Pero es nuestra responsabilidad como padres asegurarnos de que nuestros hijos están a salvo. Si no lo hacemos, pueden etiquetarnos de cobardes”.

Como reportó The Epoch Times en agosto, los Bowman se vieron envueltos recientemente en una lucha con el sistema escolar del condado de Flagler en relación con un protocolo de COVID-19 sorpresivo, aleatorio y desordenado que hacía que los niños fueran enviados a habitaciones de aislamiento, puestos en cuarentena en casa con la obligación de someterse a una serie de pruebas de COVID-19 y que dejaba a los padres confundidos intentando dar sentido a todo ello.

“No quieren que la gente diga lo que piensa”, dijo Charles. “No quieren que la gente tenga voz en este proceso. Esto siempre ha sido parte del campo de juego de la izquierda en el sistema de educación pública, así que aquí están, han sacudido a la derecha hasta el punto de que los conservadores se están involucrando. Ahora están tratando de averiguar cómo hacer que los conservadores se callen de nuevo. Se han excedido, y ahora están tratando de averiguar cómo recuperar el control sobre el campo.

Las organizaciones conservadoras se unen a los padres

“Lo que hizo la NSBA, solicitando que el FBI convirtiera en un arma al gobierno federal contra los padres y los abuelos, no solo es una estricta violación de la Primera Enmienda, sino que es el abuso de poder más atroz que he visto recientemente”, dijo Keith Flaugh, fundador de la Alianza de Ciudadanos de Florida a The Epoch Times.

Keith Flaugh speaks at Florida Citizens Alliance Gala in Feb. 2020.
Keith Flaugh habla en la Gala de la Alianza de Ciudadanos de Florida en Ocala, en febrero de 2020. (Foto cortesía de Keith Flaugh)

“Somos grandes partidarios de la Décima Enmienda“, añadió Flaugh, “y creo que esto va a obligar a gobernadores como Ron DeSantis a usar la Décima Enmienda”.

La Décima Enmienda —aprobada por el Congreso el 25 de septiembre de 1789 y ratificada el 15 de diciembre de 1791— establece que “los poderes no delegados a Estados Unidos por la Constitución, ni prohibidos por ella a los Estados, están reservados a los Estados respectivamente, o al pueblo”.

Flaugh afirmó además que este esfuerzo por utilizar el poder del gobierno contra sus propios ciudadanos es “también una llamada de atención a todos los sheriffs constitucionales del país”.

“Un sheriff constitucional tiene la autoridad legal y el deber de interponerse contra el gobierno federal cuando éste se extralimita en su autoridad constitucional”, explicó Flaugh. “Tenemos un gobierno federal que está completamente fuera de control y lo hemos visto manifestarse en varios frentes. Este es sólo el último y más atroz. Está literalmente convirtiendo al gobierno federal en una arma contra sus ciudadanos. Y aunque probablemente me convierta en uno de sus objetivos, voy a instar a la gente a que se levante y diga ‘no voy a obedecer'”.

“Estamos instando a la gente a que lo haga de forma pacífica”, aclaró Flaugh, “pero al fin y al cabo, no acataré y punto. Y punto”.

En una carta del 7 de octubre (pdf) dirigida al Honorable Michael E. Horowitz, inspector general del Departamento de Justicia, Reed D. Rubinstein, consejero senior y director de Supervisión e Investigaciones de la Fundación America First Legal (AFL) solicitó formalmente una “Investigación sobre las posibles incorrecciones relacionadas con el memorando del fiscal general del 4 de octubre de 2021”.

“La Corte Suprema ha reconocido en repetidas ocasiones el interés de libertad fundamental de los padres estadounidenses y su derecho constitucional a controlar y dirigir la educación de sus propios hijos”, afirma Rubinstein en la carta. Sin embargo, Rubenstein afirma que el DOJ parece estar “comprometiendo todo el peso de sus recursos de aplicación de la ley federal para impedir que los padres ejerzan derechos y privilegios constitucionalmente protegidos, con fines partidistas inapropiados”.

Además, en virtud de la Ley de Libertad de Información, la Fundación AFL también ha presentado una solicitud (pdf) de los siguientes documentos

  1. Todos los registros de, concernientes a, o relativos a (1) el Memorándum de Garland y/o (2) la Carta de la NSBA.
  2. Todos los registros suficientes para mostrar cada persona dentro del Departamento que revisó (1) el Memorándum de Garland y/o (2) la Carta de la NSBA.
  3. Todos los registros creados por el Departamento que muestren el “preocupante aumento del acoso, la intimidación y las amenazas de violencia” al que se hace referencia en el Memorándum de Garland.
  4. Todos los registros en los que se basó el Departamento para respaldar la declaración del Memorándum de Garland: “ha habido un aumento preocupante de acoso, intimidación y amenazas de violencia contra los directivos escolares, los miembros de la junta directiva, los maestros y el personal que participa en el trabajo vital de dirigir las escuelas públicas de nuestra nación”.
  5. Todos los registros creados por el Departamento que muestren “el aumento de la conducta delictiva dirigida al personal escolar” a la que se hace referencia en el Memorándum de Garland.
  6. Todos los registros en los que se basó el Departamento para respaldar la declaración del Memorándum  de Garland de que ha habido “un aumento de la conducta delictiva dirigida al personal escolar”.
  7. Todos los registros suficientes para mostrar la comprensión e interpretación del Departamento del término “intimidación y acoso” utilizado en el Memorándum de Garland.
  8. Todas las comunicaciones de, con o relativas a cualquier persona empleada por la Asociación Nacional de Educación y/o la Federación Americana de Profesores.
  9. Todas las comunicaciones con cualquier persona que tenga una dirección de correo electrónico que incluya eop.gov en relación con (1) el Memorándum de Garland, (2) la NSBA, (3) la Carta de la NSBA, la Asociación Nacional de Educación y/o la Federación Americana de Profesores y/o (5) cualquier persona empleada por la Asociación Nacional de Educación y/o la Federación Americana de Profesores.

Cuando se le preguntó sobre la posibilidad de que los agentes del FBI acudan a las reuniones de los consejos escolares para apartar a los padres de los estrados, King fue directa en su predicción.

“Será una reminiscencia del uso de perros y mangueras de agua contra los americanos negros que luchaban por los derechos civiles”, dijo sin rodeos.

The Epoch Times se puso en contacto con la NSBA y el FBI para pedirles comentarios.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS