Más de 15,000 practicantes de Falun Gong fueron perseguidos por el régimen chino en 2020: informe

Por AMBER LI
15 de Enero de 2021 3:21 AM Actualizado: 15 de Enero de 2021 1:56 PM

La persecución a los practicantes de Falun Gong por parte del Partido Comunista Chino (PCCh) ha continuado durante la pandemia mundial.

Falun Gong, también conocido como Falun Dafa, es una práctica espiritual compuesta de ejercicios de meditación y enseñanzas basadas en los principios de verdad, benevolencia y tolerancia. En 1999 entre 70 y 100 millones de personas empezaron a practicar Falun Dafa, según las estimaciones oficiales de China en ese momento.

El régimen comunista, temiendo que el creciente movimiento amenazara su dominio, lanzó una campaña de eliminación sistemática contra los seguidores de la práctica en julio de 1999.

Desde entonces, millones de practicantes de Falun Gong fueron detenidos y cientos de miles han sido torturados en las cárceles, según el Centro de Información de Falun Dafa. El centro también determinó que miles han muerto como resultado de la persecución.

Las flagrantes violaciones a la libertad religiosa y a los derechos humanos continúan hasta el día de hoy.

El 12 de enero, Minghui.org, un sitio web con sede en EE.UU. que rastrea la persecución a Falun Gong en China, publicó las últimas estadísticas basadas en sus investigaciones.

Según el informe, al menos 6659 practicantes en China fueron arrestados y detenidos en 2020. Al menos 88 murieron como resultado de la persecución.

El informe también indica que 622 practicantes fueron sentenciados por su fe, 537 fueron forzados a asistir a clases de “educación” política y 3588 sufrieron el allanamiento de sus casas por parte de las autoridades.

Más de 8000 personas recibieron algún tipo de acoso por parte de la policía, como visitas de oficiales, confiscación de libros y materiales de Falun Gong y vigilancia constante.

En 2020, varias provincias y ciudades anunciaron recompensas de hasta 100,000 yuanes (15,460.25 dólares estadounidenses) para los ciudadanos que informaran a la policía sobre las actividades de los practicantes de Falun Gong, reportó anteriormente The Epoch Times.

De los perseguidos, 1188 eran personas mayores de 65 años, incluidos 17 personas mayores de 90 años.

Además del abuso físico y mental, el régimen comunista también ha confiscado bienes de los practicantes de Falun Gong. En 2020, el estado incautó un total de 9,849,097.56 yuanes (alrededor de 1,5 millones de dólares), según los registros de Minghui.org. La mayor parte de los fondos fueron incautados durante confiscaciones policiales o debido a multas emitidas por los tribunales.

Una maestra de Jilin fue condenada por escribirle una carta al primer ministro del PCCh

En agosto de 1996 Song Yanqun, una profesora de la ciudad de Shulan, provincia de Jilin, comenzó a practicar Falun Gong.

En la mañana del 26 de marzo de 2020, el capitán de policía Dong Qiming y otras siete personas de la oficina de policía de Shulan fueron a la casa de Song bajo el pretexto de que iban a realizar un censo, según un informe de Minghui.org.

Los practicantes de Falun Gong haciendo los ejercicios en un parque, en Beijing, en 1998. (The Epoch Times)

Después de que Song abrió la puerta, Dong le preguntó a Song sobre la carta que le escribió al primer ministro chino, Li Keqiang, y le dijo que iba a ser arrestada. Song fue detenida esa noche.

El padre de Song fue a la estación de policía para pedir su liberación y habló de las dolencias físicas y el trauma mental que su hija aún sufría, debido a que ya había sido encarcelada durante una década por practicar Falun Gong.

Después de su primer arresto, el 24 de noviembre de 2003, Song fue sentenciada a 12 años de prisión. Durante su encarcelamiento, las golpizas, la alimentación forzada y la inyección de drogas desconocidas la pusieron al borde de la muerte, según Minghui.org. Pesaba sólo 66 libras cuando fue puesta en libertad condicional por motivos médicos, el 20 de enero de 2014.

La hermana de Song, Song Bing, que fue arrestada el mismo día y sentenciada a 14 años de prisión, contrajo tuberculosis en la carcel y se le negó el tratamiento adecuado durante meses hasta que llegó a un estado crítico. Nunca se recuperó de sus problemas de salud y falleció el 30 de julio de 2009.

El padre de Song le dijo a la policía que su hija escribía cartas de apelación todos los días para aliviar el trauma mental. La policía expresó su simpatía, pero no pudo hacer nada al respecto. Dijeron que la orden de arresto venía de arriba, le dijo el padre de Song a Minghui.org.

Song Yanqun fue juzgada el 10 de noviembre. A fines de diciembre, se le informó a su familia que Song había sido sentenciada a tres años y medio de prisión.

Cirujano ortopédico fue arrestado nuevamente tras años de tortura y encarcelamiento

Li Lizhuang, un practicante a Falun Gong y excirujano ortopédico en el Primer Hospital de la Universidad Médica de Harbin en el noreste de China, fue arrestado nuevamente el 8 de abril de 2020 y privado de la libertad en el Centro de Detención de Zhaozhou, en la cercana ciudad de Daqing.

Li fue arrestado por primera vez en mayo de 2001 y sentenciado a dos años en el campo de trabajos forzados de Changlinzi, donde a menudo lo golpeaban y le aplicaban descargas eléctricas con picanas eléctricas. Antes de que terminara su sentencia en el campo de trabajo, fue sentenciado a cuatro años de prisión, donde los presos lo torturaron y agredieron sexualmente, según un informe de Minghui.org.

El hospital despidió a Li durante su encarcelamiento. Después de salir de la cárcel, no pudo encontrar otro trabajo como médico y recurrió a la venta de ropa en la calle.

Fue arrestado nuevamente en marzo de 2008 y sentenciado a un año más en el campo de trabajo. Combinando el tiempo que soportó purgando la pena intramural en el campo de trabajo y una sentencia de prisión, Li soportó un total de seis años y medio de tortura.

Li fue juzgado a través de una sesión judicial virtual por el Tribunal de Carretera de Ranghu el 29 de diciembre de 2020, según el informe más reciente en Minghui.org.

Practicantes golpeados y amenazados

El 10 de abril de 2020, seis practicantes de Falun Gong fueron a la comisaría de policía del municipio de Xinglong, en la ciudad de Wuchang, al noreste de China, para solicitar la liberación de un compañero practicante detenido la noche anterior.

Dos de los practicantes, Yu Shufan y Li Yan, hablaron con el jefe de policía, Yang Chunlai, para explicarle qué es Falun Gong y por qué el PCCh decidió perseguir a sus practicantes. El jefe de policía se enfureció al enterarse de que los dos eran practicantes de Falun Gong, los maldijo y los empujó fuera de la estación de policía.

Después de que los seis se fueron, la policía los siguió y detuvieron el auto en el que se desplazaban, registraron el vehículo y luego los llevaron de regreso a la estación de policía, según Minghui.org.

En la estación de policía, los agentes golpearon repetidamente a Sun Tienong, uno de los practicantes de Falun Gong, hasta que no pudo moverse. Además, un enjambre de policías arrastró a Li a una habitación sin vigilancia y lo golpeó brutalmente, según Minghui.org.

Luego, la policía les dijo a los practicantes que no hablaran sobre la persecución con otras personas y que tampoco dieran a conocer información sobre el genocidio a la comunidad internacional.

Sanciones estadounidenses

El 10 de diciembre de 2020, Día de los Derechos Humanos, el Departamento de Estado de EE.UU. sancionó a 17 funcionarios extranjeros por sus violaciones a los derechos humanos, incluido Huang Yuanxiong, jefe de la estación de policía de Wucun, en la ciudad de Xiamen, ubicada en la costa este de China.

Esta designación, que prohíbe a Huang ingresar a Estados Unidos, también se aplica a la esposa de Huang. Fue la primera vez que Estados Unidos penalizó a un funcionario chino por perseguir a los practicantes de Falun Gong.

En un comunicado de prensa, el secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, dijo que a Huang se le encontraron “graves violaciones a los derechos humanos” por su papel en detenciones e interrogatorios a los practicantes de Falun Gong.

“El mundo no puede quedarse de brazos cruzados mientras el gobierno de la RPC [República Popular China] perpetra abusos horrendos y sistemáticos contra personas en China, incluida la violación del derecho internacionalmente reconocido a la libertad de pensamiento, conciencia y religión o creencia”, dijo Pompeo.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Descubre

Más de 60 legisladores cuestionan origen de órganos usados para trasplantes en China

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.