Mayoría de americanos considera que China es la principal amenaza para EE.UU.: Encuesta

Por Frank Fang
02 de Diciembre de 2021
Actualizado: 02 de Diciembre de 2021

Una mayoría de estadounidenses de todo el espectro político considera ahora a China como la mayor amenaza para Estados Unidos, un cambio drástico desde 2018, según una nueva encuesta del Instituto Ronald Reagan.

“Por primera vez en nuestra encuesta, una mayoría del pueblo estadounidense identifica a un solo país como la mayor amenaza que enfrenta Estados Unidos: China”, señala la encuesta (pdf). “El 52% de los estadounidenses nombran ahora a China cuando se les pregunta qué país ven como la mayor amenaza para Estados Unidos, mientras que solo el 14% dice Rusia”.

Si bien el resultado superó las líneas partidistas, los republicanos se mostraron más alarmados con respecto a China. Un 64% de los encuestados republicanos dijo que China era su principal preocupación, seguidos por los demócratas y los independientes, cada uno con un 44%.

Por el contrario, solo el 21% nombró a China como la principal amenaza en 2018, mientras que el 30% eligió a Rusia, según la primera encuesta del instituto. Las encuestas posteriores mostraron que cada vez más estadounidenses comenzaron a ver a China como la principal amenaza, alcanzando casi el 30% en octubre de 2019, antes de acercarse al 40% en febrero de este año.

Muchos demócratas cambiaron su opinión sobre China este año. El 44% marcó un aumento drástico desde solo el 20% en febrero.

La encuesta se publicó el 1 de diciembre. Más de 2500 adultos estadounidenses fueron encuestados entre el 25 de octubre y el 7 de noviembre mediante entrevistas por Internet o por teléfono.

Los resultados de la nueva encuesta se producen después de un cambio en la política de Washington hacia China, iniciado por la Administración Trump, que rompió con los gobiernos anteriores de Estados Unidos para enfrentarse al Partido Comunista Chino (PCCh) en una serie de cuestiones. Entre ellos, las prácticas comerciales desleales, el espionaje, la influencia maligna en Estados Unidos, las amenazas a la seguridad que plantea la tecnología china y los abusos de los derechos humanos contra las minorías religiosas y los residentes de Hong Kong.

La política del presidente Joe Biden hacia China, hasta ahora, ha sido una mezcla de confrontación y cooperación. En su primer discurso sobre política exterior, en febrero, Biden calificó a China como “el competidor más serio” para la prosperidad, la seguridad y los valores democráticos de Estados Unidos.

“Los estadounidenses también están empezando a reconocer la naturaleza polifacética del desafío de China”, afirma la encuesta, señalando la división equitativa de los temas que los encuestados consideran como la mayor preocupación sobre China. El 20% dijo que se trataba de las prácticas comerciales económicas de China, el 19% apuntó a su expansión militar y el 17% a sus abusos de los derechos humanos.

“Solo hay una modesta disparidad partidista en esta cuestión, ya que los republicanos son más propensos a dar prioridad a la expansión militar y los demócratas a destacar las violaciones de los derechos humanos”, afirma la encuesta.

La encuesta también reveló que había un consenso bipartidista (43% de los republicanos y 37% de los demócratas) en que Estados Unidos debería  concentrar sus fuerzas militares en Asia Oriental, en lugar de Oriente Medio.

Un helicóptero CH-47 Chinook lleva una bandera de Taiwán durante las celebraciones del día nacional en Taipei el 10 de octubre de 2021. (Sam Yeh/AFP vía Getty Images)

Otras cuestiones

También se preguntó a los encuestados por una serie de cuestiones específicas relacionadas con China, como el posible conflicto militar entre Beijing y Washington, Taiwán, la pandemia del COVID-19 y los Juegos Olímpicos de Invierno de 2022 en la capital china, Beijing.

En cuanto al posible conflicto militar entre ambas naciones, el 71% de los encuestados expresó su preocupación, entre los cuales el 79% eran republicanos y el 66% demócratas.

La encuesta preguntó a las personas su opinión sobre una serie de posibles respuestas de Estados Unidos en caso de que China invada Taiwán. El 71% se mostró a favor de que Washington reconociera a Taiwán como país independiente, el 10% se opuso a la idea, mientras que el 19% restante no tenía una opinión.

Además, el 66% dijo que Washington debería imponer sanciones económicas a China, con un 15% en contra de la decisión. El traslado de activos militares estadounidenses a la región obtuvo un 55% de apoyo y un 24% de oposición.

El PCCh considera a Taiwán como parte de su territorio y ha amenazado con una guerra contra la isla autónoma para someterla a su control.

Casi tres cuartas partes (72%) de los encuestados dijeron que creían que era “probable” que el virus del PCCh, el patógeno que causa la enfermedad COVID-19, se filtrara accidentalmente desde un laboratorio de la ciudad china de Wuhan y que las autoridades chinas hayan mentido al respecto.

Al desglosar la respuesta por partidos, el 86 por ciento de los republicanos dijo que la teoría del laboratorio era probable, seguidos por el 67 por ciento de los independientes y el 61 por ciento de los demócratas.

“Si la teoría fuera probada, el 76% de los estadounidenses piensa que China debería pagar indemnizaciones a otras naciones como castigo, incluyendo el 82% de los republicanos y el 72% tanto de los independientes como de los demócratas”, señala el informe.

El laboratorio P4 en el Instituto de Virología de Wuhan, China, el 17 de abril de 2020. (Hector Retamal/AFP a través de Getty Images)

China tiene una importante instalación de investigación biológica en Wuhan, llamada Instituto de Virología de Wuhan (WIV, por sus siglas en inglés), que ha estado investigando los coronavirus de los murciélagos durante más de una década.

En enero, el Departamento de Estado de Estados Unidos publicó una hoja informativa en la que decía que tenía razones para creer que “varios investigadores dentro del WIV enfermaron en otoño de 2019, antes del primer caso identificado del brote, con síntomas consistentes tanto con el COVID-19 como con las enfermedades estacionales comunes”.

Hubo un consenso abrumador entre los encuestados en cuanto a la necesidad de oponerse de alguna manera a la celebración por parte de China de los Juegos Olímpicos de Invierno de 2022, que comenzarán en febrero del próximo año.

El 60% apoyó que el Comité Olímpico Internacional retrasara y trasladara los juegos. El mismo porcentaje apoyó un boicot empresarial a los juegos, lo que significa que las empresas estadounidenses no harían publicidad ni patrocinarían el evento.

Un boicot diplomático por parte del gobierno estadounidense obtuvo un 48% de apoyo y un 32% de oposición.

“Aproximadamente el mismo número (47%) apoya un boicot total por parte del equipo olímpico de Estados Unidos y sus atletas, incluyendo el 45% de los demócratas y el 53% de los republicanos, mientras que el 34% se opone en general”, afirma la encuesta.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS