Médico del ejército dice que está siendo “acosado” por dar exenciones a vacuna COVID-19

Por J.M. Phelps
26 de Septiembre de 2022 3:30 PM Actualizado: 26 de Septiembre de 2022 3:30 PM

Un médico militar estadounidense alega que el Ejército ha tomado una serie de medidas de represalia contra él en respuesta a que el médico concedió exenciones médicas a la vacuna contra el COVID-19 para algunos miembros del servicio.

Al mayor Samuel Sigoloff, exdirector del Centro de Salud del Ejército Raymond W. Bliss en Fort Huachuca, Arizona, se le ha ordenado que deje de ver a los pacientes, se le han asignado tareas de poca importancia, se le ha dado un informe de evaluación de oficial de relevo con motivo y se arriesga a que se le revoque la licencia para ejercer la medicina.

El abogado de Sigoloff describe las acciones del Ejército como una “retribución” por el hecho de que el médico ejerza la medicina de una manera incompatible con las políticas de la vacuna contra el COVID-19 del Pentágono.

Exenciones médicas

Poco después de que el secretario de Defensa Lloyd Austin ordenara la vacuna contra el COVID-19 en agosto de 2021, Sigoloff empezó a atender a varios pacientes que necesitaban “exenciones médicas legítimas” de la vacuna, dijo el médico del Ejército a The Epoch Times.

Pero a las pocas semanas del mandato de la vacuna, Sigoloff fue suspendido por la comandante de la clínica, una enfermera registrada, en el Centro de Salud de Raymond Bliss por proporcionar estas exenciones médicas, dijo. Todas las exenciones médicas que proporcionó a los miembros del servicio fueron invalidadas por esta enfermera registrada, añadió.

Según Sigoloff, cada uno de estos pacientes recibió evaluaciones médicas apropiadas y, según su estimación, habría sido más arriesgado o perjudicial administrar la vacuna a estos miembros del servicio que no estar vacunados.

“Esto va más allá de la autoridad de una enfermera, practicando la medicina sin licencia”, dijo Sigoloff.

Continuó señalando que ella no es un médico, sino más bien “la directora general” del hospital. “Las decisiones médicas individuales son tomadas por el paciente y el proveedor de servicios médicos con licencia que están juntos en la habitación, no por una enfermera registrada”, dijo. El abogado Sean Timmons, que representa a Sigoloff, se mostró de acuerdo, señalando que “es él quien tiene la licencia profesional en juego”, dijo.

En un memorando fechado el 16 de septiembre de 2021 y visto por The Epoch Times, la comandante de la clínica declaró que, hasta nuevo aviso, la única autoridad para aprobar exenciones médicas temporales residía en la comandante.

“Este memorándum es una declaración de que está practicando la medicina sin licencia”, dijo Sigoloff.

El comandante también prohibió a Sigoloff recetar Ivermectina. Un estudio revisado por expertos descubrió recientemente que el uso regular de Ivermectina reducía el riesgo de morir por COVID-19 en un 92%. Sigoloff dijo que recibir un castigo por prescribir un tratamiento controvertido, aunque eficaz, también estaba “fuera de su autoridad”.

Timmons dijo: “Como enfermera, no está autorizada a practicar la medicina, pero aquí está básicamente dando órdenes a médicos como el comandante Sigoloff para que practiquen la medicina de una manera determinada”.

“Eso es como si mi asistente legal me dijera cómo practicar el derecho”, añadió el abogado. Aunque agradece la ayuda de un asistente jurídico en ciertos asuntos de la ley, “al final, soy yo el que firma los escritos y el que presenta las cosas en los tribunales”, dijo Timmons.

“Acosado”

Por señalar estas cuestiones a la División de Investigación Criminal del Ejército en noviembre de 2021, Sigoloff dijo que posteriormente recibió asesoramiento negativo y tuvo que escribir un ensayo sobre el artículo 94 del Código Uniforme de Justicia Militar.

“Esto se refiere al motín y la sedición, y viene con una pena máxima de muerte”, dijo. “Todo esto por denunciar un delito”.

Según Timmons, “esto no era más que un mensaje a Sigoloff para que lo dejara o fuera destruido”.

Sigoloff no ha visto a ningún paciente en más de un año y se ha visto sometido a realizar únicamente tareas de poca importancia en la clínica. “Me trasladé aquí en julio de 2021 para ser el director médico”, dijo. “Y ahora estoy siendo atacado por todos lados, acosado por hacer el trabajo para el que fui seleccionado por encima de mis compañeros”.

Según Timmons, “los militares han decidido empezar a tomar represalias impermisibles, ilegales y viles contra Sigoloff, cuestionando su idoneidad como médico”. El abogado alegó que actualmente se está llevando a cabo una “falsa revisión por pares” por parte de otros dos médicos que investigan las prácticas anteriores de Sigoloff y sus destinos previos.

“Lo que le están haciendo es una retribución por ejercer la medicina de forma contraria a su plan”, dijo Timmons. “El Ejército está utilizando todos los mecanismos disponibles para acosarlo”.

Sigoloff dijo que también está siendo investigado por presuntas amenazas al secretario de Defensa después de que retuiteara una imagen de Austin detrás de una jeringa con círculos concéntricos, etiquetándolo como un “Oath Breaker” con una referencia a Oath Keepers. Aunque niega la acusación de que los círculos sean indicativos de un objetivo o de cualquier asociación con el grupo Oath Keepers, Sigoloff comenzó a ser escoltado desde la clínica en septiembre, y ahora debe presentarse en el edificio de mando de la guarnición. Al comandante no se le permite entrar en la clínica a menos que vaya escoltado, incluso si necesita atención médica personal.

Sigoloff tiene que someterse a una apelación de control de calidad en Fort Bliss, Texas, en relación con sus credenciales médicas a principios de octubre. Nunca ha sido asignado a Fort Bliss y no puede encontrar ninguna norma que exija o permita el cambio de sede, dijo. El comandante de la nueva sede quiere revocar por completo su capacidad para ejercer la medicina en el Ejército, mientras que su actual destino solo quería reducir sus privilegios de ejercicio. La revocación de su privilegio para ejercer se comunicaría al National Practitioner Data Bank, lo que generaría un informe al Texas Medical Board y posiblemente afectaría a su capacidad para ejercer la medicina como ciudadano particular.

En agosto, ocho congresistas enviaron una carta a la secretaria del Ejército, Christine Wormuth, para solicitar una revisión acelerada y la aprobación de la solicitud de Sigoloff de separación honorífica del Ejército. La carta afirma que Sigoloff ha sido “objeto de represalias y de actos posiblemente ilegales por parte de su cadena de mando”.

En respuesta a una pregunta de The Epoch Times, un funcionario de asuntos públicos del Centro de Salud del Ejército Raymond W. Bliss dijo: “En este momento no podemos comentar las acusaciones del mayor Sigoloff debido a una investigación en curso”.

Sigoloff subrayó que sus opiniones no reflejan las del Departamento de Defensa ni las del Departamento del Ejército.

El Departamento de Defensa y el Departamento del Ejército no respondieron a las preguntas de The Epoch Times.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.