Médicos y pacientes describen casos de anomalías del nuevo coronavirus de Wuhan

Por Olivia Li
11 de Febrero de 2020
Actualizado: 11 de Febrero de 2020

Médicos chinos de primera línea y familias de pacientes infectados con el nuevo coronavirus de Wuhan compartieron sus observaciones sobre la enfermedad en los medios estatales y redes sociales chinas. Este coronavirus exhibe algunas características alarmantes y por lo tanto se está ganando la reputación entre los médicos chinos de ser un virus muy “astuto”.

La cuarentena de 14 días no es suficiente

Cada vez más países evacuan a sus ciudadanos de Wuhan con una rutina estándar de poner a los evacuados en cuarentena durante 14 días y vigilar su salud.

Si no aparecen síntomas en este período de tiempo se identifican como no infectados.

Sin embargo, el período de incubación del nuevo coronavirus puede durar más de 14 días, según el último estudio publicado por Zhong Nanshan, médico experto del sistema respiratorio y jefe del equipo de la comisión de salud de China, quién investiga el brote de coronavirus. El estudio de Nanshan publicado el 9 de febrero afirma que el período de incubación más largo observado entre 1099 pacientes confirmados fue de 24 días.

Los medios de comunicación estatales chinos también han informado sobre estos casos. En un residente de Shenzhen se encontró que se había infectado con el coronavirus incluso después de no mostrar ningún síntoma durante el período de cuarentena de 14 días.

Este paciente viajó a Wuhan el 20 de enero y regresó a su casa en Shenzhen por la tarde. El mismo día, las autoridades chinas anunciaron que el nuevo coronavirus podía propagarse de persona a persona. Al llegar a Shenzhen y oír la noticia fue directamente a un hotel y se puso en cuarentena durante 14 días. No desarrolló ningún síntoma en ese tiempo pero al final del período de cuarentena se hizo una tomografía computarizada de tórax en uno de los hospitales locales y el resultado que salió al día siguiente mostró una opacidad de 3 milímetros en sus pulmones.

La ‘opacidad del vidrio esmerilado en los pulmones’ indica una infección en los pulmones y es una característica típica del nuevo coronavirus.

La esposa del paciente compartió la historia de su marido en WeChat, diciendo a sus amigos que tuvieran mucho cuidado.

Ella enfatizó que su esposo no tenía ningún síntoma perceptible después de estar en cuarentena. “No hay fiebre, ni tos, ni opresión en el pecho, en absoluto. Todos pensamos que estaría a salvo si aparecía bien en los primeros 14 días. Es una gran sorpresa”, escribió.

El Dr. George Ku, un experto en inmunología de Hong Kong, señaló que un paciente no suele presentar síntomas durante la etapa inicial de la infección del nuevo coronavirus. Cuando un paciente comienza a experimentar fiebre y falta de aliento, ya ha desarrollado una fibrosis pulmonar.

Un caso similar se informó en la provincia de Guangxi y el hospital local alertó al público. El Dr. Lan, un urólogo del Primer Hospital Afiliado de la Universidad Médica de Guangxi, fue diagnosticado con el coronavirus el 8 de febrero. La fuente del contagio pudo ser un paciente que trató el 23 de enero, que fue diagnosticado con el coronavirus el 3 de febrero.

“Portadores silenciosos”

Li Xingwang, un experto de la Comisión Nacional de Salud de China, anunció en una conferencia de prensa el 28 de enero que los trabajadores médicos han observado a varios individuos que no muestran síntomas pero que han dado positivo en las pruebas de detección del coronavirus. Este grupo de pacientes fue encontrado cuando el personal médico examinó proactivamente a quienes tienen un contacto estrecho con los pacientes previamente diagnosticados, independientemente de que muestren o no síntomas.

Basándose en las observaciones clínicas, este grupo de portadores del virus que parecen ser normales y sanos pueden infectar a otros, especialmente a aquellos que están en contacto cercano con ellos.

En términos médicos, se les suele llamar “portadores silenciosos” o “propagadores silenciosos”.

Li citó la historia de una mujer de apellido Lu, que regresó a su ciudad natal en la provincia de Henan desde Wuhan el 10 de enero para la fiesta del Año Nuevo Chino. Durante 19 días, la propia Lu no mostró ningún síntoma, al igual que la paciente de Shenzhen y Guangxi, pero cinco miembros de su familia empezaron a tener fiebre, tos y dolor de garganta uno tras otro.

A las cinco personas se les diagnosticó el nuevo coronavirus cuando buscaron tratamiento en un hospital local.

En el caso anterior en Guangxi, el doctor Lan no tenía ningún síntoma pero pasó el virus a su esposa, que dio positivo alrededor del mismo tiempo que Lan fue finalmente diagnosticado.

El 8 de febrero, el personal médico de ocho provincias informó de casos de personas que no mostraban síntomas pero que han dado positivo por la presencia del virus.

La Comisión Nacional de Salud de China incluyó esta reciente observación en su política para tratar el coronavirus, que establece que “algunos portadores de virus asintomáticos también pueden propagar la enfermedad”.

Síntomas no relacionados con la respiración

Los investigadores de Wuhana su vez informan que los pacientes infectados han mostrado síntomas no relacionados con la respiración, como diarrea, dolor de pecho y dolores de cabeza.

El último trabajo de investigación de Zhong Nanshan señaló específicamente que más del 50 por ciento de los pacientes confirmados no tenían fiebre.

“Apenas 43.8 por ciento de los pacientes de coronavirus tuvieron fiebre en la etapa inicial del desarrollo de la enfermedad”, señaló el informe.

Tomar la temperatura corporal de los viajeros en los centros de transporte podría no ser suficiente para detectar el virus. Estos portadores del virus se mueven como de costumbre, infectando potencialmente a cualquiera que encuentren en lugares públicos y privados.

Pacientes recuperados vuelven a infectarse

Un profesor de apellido Zhao compartió una historia sobre su amigo y su familia. Este amigo, su hija y su suegra se recuperaron del coronavirus el 31 de enero. Él aceptó inmediatamente las entrevistas de los medios y la historia de su familia dio esperanza a muchos residentes de Wuhan.

Sin embargo, cuando Zhao llamó a su amigo el 3 de febrero, él no cogió el teléfono y respondió con un breve mensaje de texto que decía: “Me siento muy cansado y me falta el aliento. No puedo hablar mucho”.

El Dr. Tsang Kay Yan Joseph, un especialista en enfermedades infecciosas de Hong Kong, habló sobre el riesgo de reinfección. El médico explicó que en el caso de ciertos virus el cuerpo del paciente puede no producir anticuerpos contra ellos cuando su enfermedad está curada. Los pacientes de SARS están en esta categoría, por lo que pueden volver a infectarse si se exponen al virus del SARS.

Tsang sospecha que el nuevo coronavirus también está en esta categoría.

Falso negativo en las pruebas de diagnóstico

En un hospital designado para el tratamiento del coronavirus, un paciente llamó la atención de los médicos ya que la imagen de su tomografía computarizada indicaba que tenía una infección viral muy grave en los pulmones, pero fue negativo dos veces en las pruebas de diagnóstico de RT-PCR (una secuenciación de genes).

La tercera prueba confirmó un resultado positivo, según un informe del 5 de febrero del medio estatal chino Caijing.

La vida o la muerte en tres semanas

El Dr. Peng Zhiyong, director de medicina aguda del Hospital Central Sur de la Universidad de Wuhan, es uno de los médicos de primera línea que trata a los pacientes con coronavirus. Peng compartió con el medio chino Caixin su observación de sus recientes casos clínicos.

Según Peng, cuando un paciente comienza a mostrar síntomas, las próximas tres semanas determinarán su destino.

En la primera semana, el paciente generalmente progresa de síntomas leves a graves.

Durante la segunda semana, si el paciente tiene un sistema inmunológico fuerte, entonces puede recuperarse; sin embargo, si su sistema inmunológico es débil, entonces puede comenzar a desarrollar complicaciones, que a su vez causarán fallas respiratorias y de los órganos.

En la tercera semana, si el sistema inmunológico del paciente es destruido por el ataque viral, entonces eventualmente morirá por múltiples fallas en los órganos. Pero algunos pacientes podrían recuperarse si su sistema inmunológico recupera su función.

Descubra a continuación

“Aún estaba vivo”: el estremecedor relato de un médico que sustrajo órganos en China

TE RECOMENDAMOS