Niegan la entrada a EE. UU. a ciudadano chino por ser miembro del Partido Comunista Chino

Por Eva Fu
25 de Septiembre de 2020
Actualizado: 25 de Septiembre de 2020

NUEVA YORK— A un ciudadano chino le fue negado el ingreso a un aeropuerto de Estados Unidos recientemente, en lo que podría ser el primer caso conocido de prohibición de visado debido a la condición de visitante como miembro del Partido Comunista Chino.

La persona tiene una visa estadounidense de viaje válida por 10 años. Como padre de una ciudadana estadounidense, solicitó una visa de inmigración basada en lazos familiares hace algunos meses y recientemente se había reunido con un oficial consular de Guangzhou para una entrevista, pero todavía estaba esperando una decisión, según su abogado. Al ser de edad avanzada, la persona no se retiró del Partido Comunista Chino (PCCh) por temor a afectar sus beneficios de pensión.

El 17 de septiembre, voló desde China a Estados Unidos para visitar a su hija. Las autoridades aduaneras lo detuvieron al aterrizar en el Aeropuerto Metropolitano de Detroit y lo enviaron de regreso a China en un vuelo al día siguiente, diciendo que “no cumple con los requisitos para ingresar a Estados Unidos”, según Zheng Cunzhu, un abogado de inmigración con residencia en Estados Unidos que realizó una consulta sobre el caso. Debido a la confidencialidad de cliente, Zheng no reveló el nombre de la persona.

Su visa de viaje fue posteriormente revocada. La hija, que había estado esperando en el aeropuerto para recogerlo, luego buscó su caso en Internet, lo que indicó que su solicitud de visa fue denegada.

Según Zheng, la hija dijo que su padre no recordaba nada “inusual” durante la entrevista para la visa, excepto que mencionó que era miembro del partido.

El caso parece estar relacionado con una propuesta de prohibición de visas de Estados Unidos dirigida a miembros del PCCh, que, según se informa, la administración consideró en julio a medida que se deterioraban las relaciones bilaterales. Si bien las deliberaciones se encuentran en sus primeras etapas, funcionarios de alto rango han hecho circular un bosquejo de una posible orden presidencial que puede negar visas a más de 90 millones de miembros del PCCh, informó Reuters, citando una fuente interna.

Si bien el gobierno estadounidense ha anunciado previamente restricciones de visado a funcionarios chinos específicos por su papel en la perpetuación de los abusos contra los derechos humanos, “este es probablemente el primer caso” de que le sea denegado el ingreso a alguien en el aeropuerto por ser miembro del partido, dijo Zheng en una entrevista.

Dada la experiencia de su cliente, cualquier miembro del PCCh podría correr el riesgo de que se le prohíba el ingreso a Estados Unidos, independientemente de si está de visita como inmigrante, turista o para ver a familiares, agregó Zheng.

La gente hace fila frente a la embajada de Estados Unidos en Beijing, China, el 27 de abril de 2012. (Ed Jones/AFP/Getty Images)

Según la Ley de Inmigración y Nacionalidad de EE. UU., promulgada en 1952, quienes solicitan una visa de inmigrante se consideran “inadmisibles” si son o han sido “miembros o afiliados al Partido Comunista o cualquier otro partido totalitario”. Se hacen excepciones para aquellos que pueden probar que su membresía fue involuntaria o que fue cancelada al menos dos años antes de su solicitud de visa. En las solicitudes de green card y visas de inmigración, las autoridades estadounidenses preguntan a los candidatos si han estado asociados con algún partido comunista.

La inmigración desde China se ha convertido en un tema controvertido debido a que las tensiones entre Estados Unidos y China se intensificaron por la pandemia, así como por las agresiones militares de Beijing, las preocupaciones sobre espionajeabusos de derechos humanos.

En septiembre, el Departamento de Estado revocó más de 1000 visas para investigadores chinos con vínculos militares. Un portavoz del departamento dijo a The Epoch Times en ese momento que “continúan dando la bienvenida a estudiantes y académicos legítimos de China que no promuevan los objetivos de dominio militar del Partido Comunista Chino”.

Zheng, al observar que su cliente parecía ser elegible para inmigración en todos los demás aspectos, le aconsejó que “abandonara el Partido tan pronto como pudiera”. Al hacerlo, podrían intentar volver a presentar una solicitud dentro de dos años, dijo, citando el Manual de Asuntos Exteriores, una guía completa de las políticas y procedimientos del Departamento de Estado.

El Centro Tuidang, con sede en Nueva York, una organización sin fines de lucro fundada en 2007 para coordinar las iniciativas comunitarias para que las personas se retiren formalmente de las organizaciones afiliadas al PCCh, comenzó recientemente a emitir certificados digitales a la luz de las crecientes solicitudes de la comunidad china en todo el mundo. Los certificados son reconocidos por las autoridades de inmigración, con la declaración impresa tanto en inglés como en chino, dijo recientemente a The Epoch Times el director del centro, Yi Rong. El centro ha registrado más de 364 millones de registros hasta la fecha, según su sitio web.

Al comentar sobre el caso reciente, Yi dijo que la negación de la visa debería servir como una “campana de advertencia” para todos los miembros del PCCh en cualquier lugar. A medida que el mundo se da cuenta de la verdadera naturaleza del régimen, sería prudente renunciar a cualquier vínculo existente con el Partido, dijo.

Zheng, quien en 1989 organizó protestas en su ciudad natal de Hefei para apoyar a los estudiantes a favor de la democracia en la Plaza de Tiananmen, dio el mismo mensaje para cualquiera que aún sea miembro del PCCh.

“Si se ha dado cuenta de que este partido ha violado lo que prometió al pueblo chino y mintió, espero que pueda renunciar a esta organización antes de que sea tarde”, dijo. “No renuncie a la posibilidad de inmigrar a Estados Unidos y reunirse con sus hijos por beneficios de pensiones o recompensas”.

Un funcionario del Departamento de Estado dijo que los “registros de [v]isa son confidenciales según la ley estadounidense”, y se negó a hacer más comentarios cuando The Epoch Times le preguntó sobre el caso.

El Departamento de Seguridad Nacional no respondió a una solicitud de comentarios.

Con información de Luo Ya y Linda Lin.

Siga a Eva en Twitter: @EvaSailEast


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


A continuación

“Guerra sin restricciones” del régimen chino contra occidente

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS