Northern Academy: Un internado en crecimiento que educa el alma

Por Catherine Yang
19 de Junio de 2020
Actualizado: 19 de Junio de 2020

Aristóteles, estudiante de Platón (y, por extensión, Sócrates), y Mencio, discípulo de Confucio en Oriente, vivieron en la misma época. La Pax Romana y la edad de oro de la dinastía Han también existieron simultáneamente en diferentes lados del mundo. Y ahora, los estudiantes del siglo XXI se sumergen en el mejor legado de Oriente y Occidente en Northern Academy of the Arts, una escuela fundada por profesionales interesados en que la educación vuelva a algo que realmente proporcione excelencia moral y académica.

El cierre de escuelas, debido a la pandemia, ha provocado que padres y estudiantes de todo el país reconsideren el valor de la atmósfera escolar y el significado de un lugar de aprendizaje. Para Northern Academy en Middletown, Nueva York, este fue el objeto que llevó a su fundación.

El resultado de estas deliberaciones es un internado preparatorio para la universidad con un fuerte énfasis; tanto en las artes como en lo académico, construido sobre una base de carácter que se basa en las mejores filosofías de Oriente y Occidente.

Entonces, cuando Levi Browde, que había buscado por todo el noreste para encontrar una escuela privada para sus hijos, se enteró de la escuela por alguien que conocía y que se había convertido en administrador de Northern Academy, sintió que la búsqueda había terminado. Su esposa, no tanto.

“Su mayor preocupación, es una preocupación legítima, es que es nueva, es pequeña, no ha sido probada”, dijo Browde. La escuela tiene solo unos pocos años. Browde había asistido él mismo a una pequeña escuela de preparación, y le gustaban las credenciales y el carácter del personal de Northern Academy y podía ver el potencial. La familia lo discutió y decidió intentarlo durante un año.

En un mes o dos, los niños se habían enamorado de la escuela. Antes de fin de año, la esposa de Browde estaba 100 por ciento convencida. La cultura de Northern Academy transformó por completo la experiencia de aprendizaje de los niños.

“Fue bastante notable, en realidad”, dijo Browde. El personal de la escuela estaba “súper claro” sobre todos los desafíos que se presentan en las escuelas públicas. Los hijos de Browde habían estado asistiendo a una escuela pública en Nueva Jersey, una de las mejores del país, y aún así, los problemas de comportamiento eran rampantes allí. Los niños eran adictos a sus teléfonos inteligentes y juegos, las escuelas descuidaban el carácter y la salud mental. Las consecuencias emocionales de esto, para la mayoría de los estudiantes, son desastrosas.

La escuela acoge tanto a estudiantes diurnos como a estudiantes internos. (Cortesía de Northern Academy)

Lugar de aprendizaje

La misión de Northern Academy es “nutrir a los estudiantes para que se conviertan en personas bien educadas con un carácter moral ejemplar” y mantener como valores centrales “integridad, compasión y resiliencia”. El pequeño internado se encuentra en un campus remoto y pintoresco. Abarca los grados 6 a 12, con una porción de estudiantes que se alojan en el campus o con familias anfitrionas cerca de la escuela, y otro tercio que viaja desde las cercanías.

No es una escuela parroquial, y no se basa estrictamente en un plan de estudios clásico. Los requisitos únicos incluyen una clase de idioma mandarín inmersiva obligatoria.

Los estudiantes eligen una “línea”, enfocándose en danza, música, bellas artes o en una opción académica, con sus horarios organizados para dar dos períodos cada día a la línea deseada por los estudiantes. Estas pueden cambiar, ya que las aspiraciones de los estudiantes pueden cambiar, y cada estudiante trabaja con su propio asesor para administrar la vida escolar y la planificación académica.

El énfasis en las artes no se produce a expensas de académicos rigurosos, y la gran mayoría de los estudiantes toman cursos de formación avanzada, y hay un programa para estudiantes superdotados. La academia profundiza en las ofertas de STEM con programas como A World Bridge, donde los estudiantes usan tecnología avanzada para resolver problemas del mundo real en asociación con organizaciones como la NASA o las Naciones Unidas. Actualmente, los estudiantes han sido invitados a trabajar en el Consorcio de Respuesta Estratégica COVID-19 con las Naciones Unidas, el Banco Mundial, la NASA y otras organizaciones.

El noventa por ciento de los maestros de las asignaturas principales tienen títulos de maestría, si no de doctorado, y la proporción de alumnos por maestro es de 10 a 1. Se ofrece tutoría privada a quienes la necesitan. Y en las artes, los instructores son a menudo profesionales que han estado en la cima de su campo.

Fue esta atención individualizada la que impresionó a Browde; su hijo mayor siempre fue bueno en matemáticas, por lo que se colocó en una clase por encima de su nivel de grado. Dos semanas después, recibió una llamada de la escuela, porque resulta que su hijo, francamente, todavía estaba aburrido, y se dieron cuenta. Terminó recibiendo tutoría privada para completar el requisito del curso y subió otro nivel de grado en la clase de matemáticas, y para el final del primer año tenía todos los créditos de matemáticas que el estado hubiera requerido para su graduación.

Las artes templan el espíritu

Bellas artes es una de las líneas de estudio que se ofrecen. (Cortesía de Northern Academy)

Incluso los estudiantes de nivel académico deben tomar, al menos, una clase de arte (y pueden tomar más como asignaturas optativas), pero para Richard Yin, las artes fueron lo que buscó en la escuela, y algo que esperaba que le podría ayudar a su hijo.

Desde muy temprana edad, su hijo se enamoró de la música clásica, dijo Yin. Él demostró una tremenda pasión por ello, practicando con gran interés, y ganó varios premios de música. Luego cambió.

El estudiante de secundaria había estado asistiendo a una escuela pública de primer nivel en Nueva Jersey, y Yin lo sabría. Como consultor educativo, visitó cientos de escuelas públicas y privadas de todo el país e interactuó con el personal, los estudiantes y los padres.

Pero después de años de recibir educación en la escuela pública, Yin vio a su hijo perder interés en la música clásica, no porque la amara menos, sino porque todo lo que aprendió, y fue algo que sus compañeros confirmaron, era que la música era un pasatiempo, no un objetivo de vida, que la música clásica no era buena, y que estaba recibiendo una educación para obtener buenas calificaciones para ir a la universidad y conseguir un trabajo.

“Lo abandonó, a pesar de que esa es su verdadera pasión por la vida”, dijo Yin. Y tal vez podría haber parecido un poco menos desgarrador si la cultura de la escuela pública no hubiera tenido un impacto negativo adicional en su hijo.

Northern Academy ofrece una base sólida en música clásica para estudiantes, en la línea de estudios de música. (Cortesía de Northern Academy)

Aunque Yin no le dio a su hijo un teléfono inteligente y limitó el uso de su computadora, el juego constante era la norma para los compañeros de su hijo, y era inevitable que pasara tiempo en la pantalla usando su ordenador. Este fue solo el comienzo de un comportamiento problemático. Yin vio cosas que le preocupaban en la escuela de su hijo y en las escuelas de todo el país, como el deterioro emocional de los adolescentes, el aumento de la ansiedad y la depresión, el abuso de drogas e, incluso, la violencia sexual entre menores. No se dio forma al carácter, y la llamada educación del carácter fue simplemente un servicio sin trasfondo, incluso en las escuelas de más alto rendimiento.

Después de renunciar a la música, el hijo de Yin se había vuelto retraído, deprimido, su irritabilidad aumentó y asumió un comportamiento desafiante con sus padres. Yin quería que él recibiera una educación que, en cambio, lo fortaleciera como persona, inculcando valores que le dieran a su hijo una filosofía sólida en la vida y una personalidad saludable. Primero recurrió a muchos libros y vídeos sobre educación moral, pero no fue suficiente; el ambiente perjudicial tenía que acabar. Yin comenzó a buscar escuelas, solo para descubrir que, incluso, las escuelas centradas en las artes no eran la combinación correcta; la mayoría de los planes de estudio de las artes se centraban demasiado en el modernismo, que tiende a subvertir la tradición, no en la experiencia formativa correcta que quería para su hijo.

Es por eso que Northern Academy se destacó ante Yin.

“Ofrecen capacitación genuina en arte tradicional, que incluye música clásica, danza clásica china y bellas artes”, dijo Yin. Esto solo lo distingue de cualquier otra escuela que haya encontrado. Cómo la educación artística se relacionó perfectamente con la educación moral en la fundación de la escuela, eso tranquilizó aún más a Yin.

Incluso un vistazo rápido a las ofertas de arte de la escuela muestra cuán seriamente la escuela maneja la educación artística. Rara vez encontrarás un curso universitario de Historia del Arte 101 que incluya el período académico del siglo XIX, por ejemplo, pero está en el plan de estudios de Northern Academy.

Además del entrenamiento técnico, hay un fuerte énfasis en el carácter, que se considera crítico para el desarrollo artístico de un bailarín. (Cortesía de Northern Academy)

En la primera visita del padre y del hijo a la Academia del Norte, su hijo notó de inmediato el entorno: estudiantes felices que se portaron con dignidad y una energía positiva en el campus. Estaba interesado, y Yin se mudó de Nueva Jersey al norte de Nueva York, para que su hijo pudiera asistir como estudiante de día.

El hijo de Yin había tocado el piano cuando era más joven y tocaba un poco de clarinete en la banda de la escuela. Pero hablando con algunos de los miembros del personal de música, le sugirieron que tomara el violonchelo debido a su tamaño, y lo intentó.

“Inmediatamente se enamoró del violonchelo”, dijo Yin.

Yin notó un cambio gradual en su hijo una vez que comenzó en su nueva escuela. En lugar de aislarse en su habitación y negarse a comunicarse, su espíritu se animó y estaba participando en la familia. Le dijo a su padre que, en su antigua escuela, solo sentía alegría cuando terminaban las clases y podía jugar con sus amigos, pero en su nueva escuela era feliz todo el tiempo.

“Luego utilizó lo que aprendió en clase, por ejemplo, las lecciones de la filosofía oriental y occidental y su visión de la vida, y también los valores tradicionales chinos, así como los conceptos de meditación y refinamiento interior de la antigüedad, para disciplinarse. Estaba dispuesto a abrir su corazón, aceptar críticas y compartir lo que siente sobre las cosas con nosotros”, dijo Yin. La naturaleza este-oeste de la escuela demostró ser enriquecedora, sobre todo porque su hijo, que nunca quiso aprender chino, se estaba familiarizando con el idioma.

“Integran perfectamente la cultura tradicional china, la filosofía clásica oriental y occidental, y también la meditación en su misión y plan de estudios. Así que creo que este tipo de educación saludable puede elevar la moralidad de un estudiante y eventualmente convertirlo en un verdadero músico clásico, con un corazón pacífico y una mente pacífica”, dijo Yin.

Tanto la sabiduría antigua como las ciencias sociales modernas apoyan la idea de que las artes abren la mente y desarrollan en los estudiantes rasgos invaluables como la disciplina, la creatividad y el buen juicio.

Los hijos de Browde también se beneficiaron de las artes. Los muchachos eran jugadores de béisbol, y el baile ni siquiera estaba en su radar antes de venir a la escuela, dijo. Pero tenían amigos en la pista de baile que despertaron su interés.

“Lo interesante de eso es que están siendo enseñados por personas que están a solo unos años de ser bailarines principales, dentro de su forma de arte, en la compañía de danza más importante del mundo”, dijo Browde. La escuela ofrece clases de ballet y danza clásica china. “No solo están aprendiendo su forma de arte, sino que están aprendiendo de alguien que domina la colección de habilidades para estar entre los mejores… Han dominado una cierta cantidad de disciplina, han dominado una cierta cantidad de impulso y voluntad, han dominado una cierta cantidad de humildad para llegar allí”.

Cuando Browde se fue a la universidad, su padre le dio un consejo similar: Encuentra a los grandes maestros, porque sin importar la materia, estarás aprendiendo más de lo que hay en las páginas.

“De repente, mis hijos estaban haciendo cosas que normalmente no harían: se despertaban temprano en la mañana para poder hacer estiramientos adicionales o esto y aquello”, dijo Browde. “Es como West Point y Juilliard combinados… Ver su desarrollo físico y de carácter a través del programa de artes fue simplemente fantástico, simplemente transformador”.

Los estudiantes de secundaria de la academia se reúnen semanalmente con sus asesores. (Cortesía de Northern Academy)

Integridad, Compasión, Resiliencia

Los estudiantes son educados y presentables, y por lo general demuestran una impresionante variedad de intereses: músicos que ganan concursos STEM, ingenieros que también se esfuerzan en el arte expresivo de la danza clásica china. Varios estudiantes de alto rendimiento, incluidos aquellos que eligieron la escuela por el deseo de dedicarse profesionalmente a las artes, dijeron que lo más importante que llevarán al mundo con ellos son los valores que la escuela les ha inculcado.

Amy Yin, ahora estudiante de último año, ha estado en Northern Academy desde el primer día. Originalmente planeaba seguir la danza clásica china profesionalmente, pero aún no estaba a punto para ello. Físicamente no estaba en forma, por lo que cambió a una línea de bellas artes, también participó en proyectos STEM que la llevaron a una pasantía en la NASA y al proyecto World Challenge 2018, donde su equipo ganó premios en Helsinki, Finlandia.

La escuela ofrece oportunidades para que los estudiantes utilicen tecnología avanzada para resolver problemas del mundo real, en asociación con organizaciones como la NASA. (Cortesía de Northern Academy)

Las cosas que aprendes en una clase de arte van más allá de la técnica y la habilidad, dijo Amy. Son cosas como “la resistencia y el desarrollo de una buena actitud que puede garantizar una dirección de acción positiva, en lo que sea que hagas”.

Ya sea que toques un instrumento, bailes o dibujes, pasaras por periodos en los que te forjaras para llevar tus habilidades al siguiente nivel, aprendes determinación, lo que significa perseverar en el proceso, dijo.

“Espero mantener siempre conmigo los principios de integridad, compasión y resistencia de la escuela”, dijo Amy. “Creo que esto es especialmente importante porque una persona debe tener un sólido conjunto de valores antes de ingresar a la sociedad”.

Nikou Baniasadi, quien ingresa al grado 11º, está en la línea de música. Los días de Nikou comienzan con una clase de meditación a las 7 a.m., clases académicas básicas y una tarde de música, que incluye clases como orquesta, entrenamiento auditivo, teoría de la música y música de cámara. Luego hay cursos electivos, clubes después de la escuela y, por lo general, más práctica.

El ambiente, dice Nikou, es realmente especial.

“De inmediato, pude ver cuánto se preocupan los maestros por cada uno de los estudiantes, y el inmenso esfuerzo y trabajo que ponen en todo lo que hacen. No lo hacen por razones personales o ganancias o solo porque se preocupan por los estudiantes, sino también porque realmente creen en la misión escolar de Northern Academy y quieren ser parte de su realización. Después de todo, la misión de la escuela es ‘nutrir a los estudiantes para que se conviertan en individuos bien educados, de carácter moral ejemplar’. Saben que somos el futuro del mundo y, por lo tanto, quieren guiarnos para que podamos convertirnos en las mejores personas que podemos ser”, dijo Nikou. Los estudiantes pueden sentir esto y se esfuerzan por estar a la altura de las circunstancias.

“Me motiva a ser la mejor persona que puedo ser y a seguir genuinamente nuestros valores escolares: integridad, resiliencia, compasión”, dijo Nikou. “Y eso sí, no es fácil: tratar todo con una mentalidad positiva con estos valores es muy difícil. A menudo me encuentro más bien pesimista sobre las cosas, pero Northern me empuja a ver las cosas de manera diferente, de una manera más optimista”.

“Vine al Northern con el objetivo de esforzarme por ser el mejor artista que puedo ser, y espero irme con experiencias memorables que me guíen durante toda la vida, no solo como recuerdos, sino como lecciones aprendidas”.


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


Descubre

Una verdadera historia de dificultad y resiliencia que te hará emocionar hasta las lágrimas

TE RECOMENDAMOS