“Nuestro país no fue construido para ser clausurado”, dice Trump a los estadounidenses

Por Mimi Nguyen Ly
24 de Marzo de 2020
Actualizado: 24 de Marzo de 2020

El presidente Donald Trump aseguró el lunes a los estadounidenses que la vida finalmente volvería a la normalidad, en declaraciones en una conferencia de prensa a causa de la pandemia de COVID-19, que ha amenazado los medios de vida de los estadounidenses en todo el país.

Más de una docena de estados de EE.UU. han emitido órdenes de “quedarse en casa” en un esfuerzo por frenar la propagación de la enfermedad respiratoria, la cual es altamente infecciosa y potencialmente mortal.

“Quiero que los estadounidenses sepan que superaremos este desafío”, dijo el presidente. “La dificultad terminará, terminará pronto, la vida normal volverá y nuestra economía se recuperará con mucha fuerza. Pero ahora, en medio de este gran juicio nacional, los estadounidenses deben permanecer unidos en su propósito y centrarse en la victoria”.

Trump dijo a los periodistas que su administración supervisará la situación y utilizará los datos de salud pública “para recomendar nuevos protocolos que permitan a las economías locales reanudar su actividad con cautela, en el momento apropiado”.

“También tenemos un gran equipo trabajando en cuáles serán los próximos pasos, una vez que la comunidad médica le dé el visto bueno a una región, lo que significa el “OK” para ponerse en marcha, para volver, vamos a trabajar”, dijo Trump. “Nuestro país no fue construido para ser clausurado”.

“Este no es un país construido para esto. No fue construido para ser cerrado”, agregó.

Más adelante en la conferencia de prensa, Trump insinuó que los estados que enfrentan tasas de infección relativamente más bajas, como Nebraska, Idaho e Iowa, pueden tener la posibilidad de reducir las restricciones en las empresas, mientras que otros estados que enfrentan casos más altos de COVID-19, como Nueva York, pueden enfrentan restricciones por más tiempo.

“Estados Unidos volverá a estar abierto para los negocios, muy pronto, mucho antes de los tres o cuatro meses que alguien sugirió”, dijo Trump. “Mucho antes. No podemos dejar que la cura sea peor que el problema mismo. No dejaremos que la cura sea peor que el problema”.

Trump dijo que su administración evaluará las regulaciones que rodean la actividad comercial después del período de 15 días de distanciamiento social (pdf) que había establecido a partir de mediados de marzo.

“Al final del período de 15 días, tomaremos una decisión sobre hacia dónde queremos ir, hacia dónde queremos ir [en ese] momento. Y esencialmente nos estamos refiriendo al momento de la apertura. Esencialmente, la apertura de nuestro país”, dijo. “Porque lo tenemos bastante bien cerrado para deshacernos de este enemigo invisible”.

En un esfuerzo por frenar la propagación del virus del PCCh, que causa COVID-19, se emitieron la semana pasada órdenes de “quedarse en casa” en varios estados, estas órdenes afectaron a más de uno de cada tres residentes de Estados Unidos. Los estados incluyen a California, Connecticut, Delaware, Illinois, Indiana, Luisiana, Massachusetts, Michigan, Nueva Jersey, Nueva York, Ohio, Oregón, Virginia Occidental y Washington.

Se recomienda a los residentes que permanezcan en sus hogares, a menos que necesiten salir para actividades esenciales. Además se ordenó el cierre de las empresas no esenciales. Cada estado tiene ligeras variaciones en cuanto a lo que califica como “esencial”, pero en general la lista abarca tiendas de abarrotes, estaciones de servicio, farmacias y servicios básicos de salud.

El presidente dijo que los suministros críticos están en camino, con la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias FEMA enviando 8 millones de máscaras respiratorias N95 y 13,3 millones de máscaras quirúrgicas en todo el país. El enfoque del envío está en las áreas con mayor necesidad.

“Hemos enviado 73 paletas de equipos de protección personal a Nueva York y 36 paletas al estado de Washington”, dijo Trump. “En las últimas 96 horas, FEMA también recibió donaciones de aproximadamente 6,5 millones de máscaras, estamos haciendo millones y millones de máscaras mientras hablamos”.

Trump instó al Congreso a centrarse “única y directamente en las necesidades del pueblo estadounidense” y “evitar hacer más juegos partidistas”.

“Vamos a salvar a los trabajadores estadounidenses y los vamos a salvar rápidamente”, dijo Trump, y luego agregó: “Este era un problema médico, no vamos a dejar que se convierta en un problema financiero duradero”. Comenzó como un problema puramente médico y no va a ir más allá de eso. Simplemente no vamos a permitir que eso suceda”.

El Congreso aprobó, a principios de marzo, un paquete de gastos de emergencia para luchar contra el virus del PCCh por un valor de USD 8300 millones (pdf) que Trump promulgó el 6 de marzo. La legislación permite la financiación para desarrollar una vacuna contra COVID-19 y otras medidas de prevención.

Además, Trump declaró una emergencia nacional el 13 de marzo para enfrentar al virus del PCCh. La declaración permite que se proporcionen hasta USD 50 mil millones en fondos de ayuda por desastre a los gobiernos estatales y locales.

El 18 de marzo, el presidente firmó el paquete de ayuda de emergencia de la Cámara de Representantes, el segundo paquete de ayuda de este tipo que se firma en marzo, para proporcionar licencia pagada por enfermedad y cuidados familiares a varios estadounidenses, pruebas COVID-19 gratuitas y aumentar el seguro de desempleo.

El mismo día, Trump dijo que estaba invocando la Ley de Producción de Defensa para ordenar directamente a las empresas que produzcan bienes críticos en respuesta al brote, lo que permite acelerar la producción de suministros médicos como ventiladores, máscaras y kits de prueba. Trump también ordenó al Departamento de Vivienda y Desarrollo Urbano que suspenda los desalojos.

La Gran Época se refiere al nuevo coronavirus, que causa la enfermedad COVID-19, como el virus del PCCh porque el encubrimiento y la mala gestión del Partido Comunista Chino permitieron que el virus se extendiera por toda China y creara una pandemia global.

Jack Phillips contribuyó a este informe.

Sigue a Mimi en Twitter: @MimiNguyenLy

Descubra

Violentas detenciones de la policía china a los ciudadanos

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS