Nueva regla de Beijing: Los residentes deben pasar prueba de reconocimiento facial para navegar por Internet

Por Nicole Hao
04 de Octubre de 2019 Actualizado: 04 de Octubre de 2019

El régimen chino anunció una nueva norma que exige a los residentes pasar una prueba de reconocimiento facial para solicitar una conexión a Internet a través de un smartphone o una computadora.

La norma se aplicará a partir del 1 de diciembre de 2019. Además, no se puede transferir ningún número de teléfono celular o fijo a otra persona en forma privada.

Esta es una nueva restricción después de que el Ministerio de Industria y Tecnología de la Información de China (MITI) exigiera a todos los solicitantes presentar un documento de identidad e información personal válidos para obtener un número de teléfono celular o fijo desde enero de 2015.

Nueva regla

El MITI publicó la nueva norma en su sitio web oficial y la distribuyó a todos los operadores de telecomunicaciones el 27 de septiembre. La norma incluye tres requisitos principales.

En primer lugar, desde el 1 de diciembre todos los operadores de telecomunicaciones deben utilizar el reconocimiento facial para comprobar si un solicitante que quiere conectarse a Internet es el propietario de la identificación utilizada. Al mismo tiempo, los operadores deben comprobar que el documento de identidad sea auténtico y válido.

Segundo, para finales de noviembre de 2019 todos los operadores de telecomunicaciones deben actualizar los términos y condiciones de su servicio y notificar a todos sus clientes que no se les permite transferir o revender la tarjeta SIM de su teléfono celular a otra persona.

Tercero, desde el 1 de diciembre los operadores de telecomunicaciones deben ayudar a sus clientes a verificar si hay números de teléfono celular o fijo que no les pertenecen pero que están registrados a su nombre. En el caso de números no identificados, las empresas de telecomunicaciones deben investigar e inmediatamente dar de baja las líneas.

El MITI dijo en la notificación que se encargará de que los supervisores comprueben el desempeño de cada operador de telecomunicaciones y que organizará inspecciones para asegurarse de que todos los operadores cumplan estrictamente la norma.

El propósito

“La razón por la que el régimen chino pide a la gente que registre su identidad real para navegar por Internet es porque quiere controlar lo que dice la gente”, dijo a La Gran Época el comentarista Tang Jingyuan, radicado en Estados Unidos, el 27 de septiembre.

Las autoridades arrestaron a cientos de chinos en los últimos años porque publicaron posteos sobre asuntos que el régimen consideró sensibles, incluidas las protestas en Hong Kong.

“La nueva regla del MITI sobre el uso del reconocimiento facial para identificar a un usuario de Internet significa que el gobierno puede rastrear fácilmente sus actividades online, incluyendo sus publicaciones en las redes sociales y los sitios web que visitan”, dijo Tang. “Entonces estas personas tienen miedo de compartir sus opiniones reales en Internet porque sus comentarios podrían enojar a las autoridades y podrían ser arrestadas por ello”.

Tang concluyó: “Creo que la nueva regla del MITI le arrebata completamente la libertad de expresión al pueblo chino”.

Reconocimiento facial en China

El régimen chino ha utilizado sistemas de reconocimiento facial para monitorear a la gente desde hace ya varios años.

En ciudades y espacios públicos como estaciones de trenes, aeropuertos, edificios gubernamentales y entradas de museos, la policía utiliza gafas inteligentes para comprobar la identidad de cada transeúnte y si tiene antecedentes penales.

En las calles, millones de cámaras de vigilancia capturan y rastrean los movimientos de las personas.

En los cruces peatonales, los sistemas de reconocimiento facial registran a los peatones imprudentes, a los que luego se les impone una multa de 20 yuan (2,81 dólares), y se les descuentan puntos en su puntaje de crédito social. El sistema de crédito social del régimen chino asigna a cada ciudadano una puntuación de “confiabilidad” social. A una persona con un bajo puntaje de crédito social puede que no se le permita abordar un tren o un avión, o su hijo puede no ser admitido en una escuela de buena reputación.

Dentro de las aulas, la tecnología de reconocimiento facial monitorea a cada estudiante e informa de sus acciones al maestro y a los padres.

Incluso dentro de los baños públicos, los turistas y residentes tienen que usar un sistema de reconocimiento facial para conseguir papel higiénico.

El régimen chino espera instalar suficientes cámaras de vigilancia para cubrir todo el país.

Según el último informe de la empresa estadounidense de investigación de mercado IDC, China gastó 10.600 millones de dólares en equipos de videovigilancia en 2018, y el gasto alcanzará los 20.100 millones de dólares en 2023. El 64,3 por ciento del gasto en 2018 correspondió a las cámaras de vigilancia.

El 30 de enero IDC informó que predecía que China tendría 2760 millones de cámaras de vigilancia instaladas en 2022.

***

Descubre

Cómo Huawei es utilizado como herramienta de espionaje y subversión

TE RECOMENDAMOS