Países deberían hacer más para detener la “horrible” sustracción forzada de órganos en China: expertos

Por FRANK FANG
25 de Febrero de 2021
Actualizado: 25 de Febrero de 2021

Un grupo de defensores internacionales están pidiendo a los países, incluido Estados Unidos, que hagan más para que China rinda cuentas por su sancionada práctica estatal de sustracción órganos a presos de conciencia vivos.

“En el tema de la sustracción forzada de órganos, la comunidad internacional ha permanecido en silencio a pesar de la evidencia durante demasiado tiempo”, dijo Kristina Olney, directora de relaciones gubernamentales de la Fundación Conmemorativa de las Víctimas del Comunismo (VOC), con sede en Washington, durante un seminario web celebrado el 24 de febrero.

El evento en línea fue coorganizado por VOC y la Coalición Internacional contra el Abuso de Trasplantes en China (ETAC), que es un grupo de defensa formado por abogados, académicos, profesionales médicos, investigadores y defensores de los derechos humanos.

“Estados Unidos y las naciones del mundo que respetan los derechos deben enfrentarse a las pruebas de este horrible abuso de los derechos humanos que tiene lugar hoy en China, y hacer que el Partido Comunista Chino rinda cuentas por su complicidad. Este crimen no tiene cabida en el siglo XXI”.

China era uno de los principales destinos del turismo de trasplantes, mientras que Beijing promovía en los periódicos estadounidenses la idea de que los órganos procedían de donaciones voluntarias. El régimen chino anunció que dejaría de abastecerse de órganos de presos ejecutados a partir del 1 de enero de 2015, y afirmó que se basaría ejecutivamente en un nuevo sistema de donaciones voluntarias.

La afirmación de Beijing fue refutada por un informe de junio de 2019 publicado por un tribunal popular con sede en Londres dirigido por el fiscal de crímenes de guerra de la ONU, Sir Geoffrey Nice QC. El informe concluyó, después de una investigación de un año, que la sancionada práctica estatal de sustracción forzada de órganos con fines de lucro estaba ocurriendo a una “escala significativa” en China, siendo los practicantes de Falun Dafa la principal fuente de estos órganos.

Lea

China sigue sustrayendo órganos a la fuerza para trasplantes, según un tribunal independiente

Los seguidores de Falun Dafa, disciplina espiritual también conocida como Falun Gong, es objeto de persecución en China por parte del PCCh desde julio de 1999. Según estimaciones del Centro de Información de Falun Dafa, millones de practicantes de Falun Gong fueron enviados a prisiones, pabellones psiquiátricos y otros centros, mientras que cientos de miles sufrieron torturas.

Las denuncias de sustracción forzada de órganos de seguidores de Falun Gong detenidos surgieron alrededor de 2006.

“Se han celebrado varias audiencias en el Congreso y se han aprobado resoluciones que condenan la sustracción forzada de órganos, pero hasta ahora no se ha promulgado ninguna ley exhaustiva que obligue al gobierno de Estados Unidos a abordar esta cuestión”, dijo Olney.

Este año, tres condados diferentes del estado de Virginia aprobaron resoluciones que condenan la sustracción forzada de órganos en China.

Practicantes de Falun Dafa celebran una vigilia para conmemorar el 21º aniversario de la persecución de Falun Dafa en China en Taipei, Taiwán, el 18 de julio de 2020. (Minghui)

Olney aplaudió a los legisladores estadounidenses por haber introducido en diciembre del año pasado la Ley para Poner Fin a la Sustracción Forzada de Órganos (STOP, por sus siglas en inglés), calificando el proyecto de ley como “una de las iniciativas legislativas más completas jamás introducidas sobre la cuestión del tráfico de órganos”. El proyecto de ley se volverá a presentar tanto en el Senado como en la Cámara de Representantes la próxima semana, añadió.

El proyecto de ley del Senado (S.5016) fue presentado por el senador Tom Cotton ( R-Ark.) el 15 de diciembre del año pasado. Ese mismo día, los representantes Chris Smith (R-N.J.) y Thomas Suozzi (D-N.Y.) presentaron la versión de la Cámara (H.R.8972).

Según la propuesta legislativa, el presidente estaría facultado para imponer sanciones a los funcionarios y entidades extranjeras que participen o apoyen la sustracción forzada de órganos vitales de víctimas involuntarias.

“Instamos al Congreso de Estados Unidos a que promulgue rápidamente este proyecto de ley y a los gobiernos internacionales a que aprueben una legislación similar”, declaró Olney.

Además de Olney, otros participantes en el seminario virtual fueron Ethan Gutmann, miembro de estudios sobre China en el COV y el cofundador del ETAC, Sean Lin, director de comunicaciones de la Asociación Falun Dafa en Washington, y Sir Geoffrey Nice, fiscal del Tribunal Penal Internacional para la ex Yugoslavia.

Lin dijo que la sustracción forzada de órganos era algo más que cuestiones de ética médica en la industria de los trasplantes en China e instó a la comunidad internacional a enfrentarse directamente a las violaciones de derechos humanos y de otro tipo del PCCh.

“Si no se enfrenta directamente al Partido Comunista Chino, la desenfrenada sustracción forzada de órganos en China no se detendrá”, explicó Lin.

Médicos chinos transportan órganos frescos para su trasplante en un hospital de la provincia de Henan el 16 de agosto de 2012. (Captura de pantalla/Sohu.com)

Nice explicó que un tribunal revisó “nada más que pruebas” y llegó a la conclusión de que China cometió crímenes contra la humanidad con su práctica de sustracción forzada de órganos.

En el seminario también participó Wendy Rogers, profesora de ética clínica en la Universidad Macquarie de Australia, quien hizo un llamado a la colaboración, ya que ningún individuo o institución por si solos podrían obligar a China a poner fin a su práctica.

“Pero actuando juntos, los profesionales y las instituciones pueden ejercer una presión significativa sobre China”, explicó Rogers, y añadió que sus acciones “enviarán un fuerte mensaje de que el resto del mundo no tolerará esta atrocidad”.

Ivan Vilibor Sinčić, político croata y miembro del Parlamento Europeo, presente en el seminario virtual, dijo que la Unión Europea ha tenido “miedo de criticar” a China por intereses económicos.

El 30 de diciembre del año pasado, la Unión Europea y China firmaron un amplio acuerdo de inversión empresarial. Los críticos condenaron el acuerdo —que aún no ha sido ratificado por el Parlamento Europeo ni aprobado por el Consejo de la UE— por los continuos abusos de los derechos humanos y las malas condiciones laborales de China.

“La vida de las personas debe ser lo primero. Es hora de dejar de temer al poder económico chino. Europa debe adoptar una posición firme, y por supuesto, el mundo debe adoptar una posición fuerte en este asunto”, dijo Sinčić.

Siga a Frank en Twitter: @HwaiDer


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS