Parlamento de UE debe rechazar el Pacto de Inversión con China tras detenciones masivas en HK: Patten

Por Alexander Zhang
06 de Enero de 2021
Actualizado: 06 de Enero de 2021

Tras los arrestos masivos de figuras de la oposición en Hong Kong el miércoles temprano, Chris Patten, el último gobernador británico de Hong Kong, instó al Parlamento Europeo a rechazar el acuerdo de inversión que la Comisión Europea concertó con el régimen chino la semana pasada.

Más de 50 activistas prodemocracia, exlegisladores y políticos fueron arrestados en Hong Kong el miércoles por la mañana. Fueron arrestados bajo sospecha de subversión, un crimen según la ley de seguridad nacional de Beijing, por su papel en una votación primaria celebrada por el grupo pandemocrático para elegir candidatos para postularse en las elecciones del Consejo Legislativo (LegCo) de 2020 canceladas desde entonces.

(De izquierda a derecha) Los activistas prodemocracia Eddie Chu, Gwyneth Ho, Leung Hoi-ching, Tiffany Yuen, Joshua Wong, Lester Shum y Agnes Chow hacen campaña durante las elecciones primarias en Hong Kong el 12 de julio de 2020. (Issac Lawrence/AFP a través de Getty Images)

Estos fueron los arrestos masivos más grandes desde que entró en vigencia la ley de seguridad nacional el 30 de junio de 2020. La ley castiga delitos como la subversión y la secesión con una pena máxima de cadena perpetua.

Chris Patten, el último gobernador de Hong Kong y promotor de la ONG de derechos humanos Hong Kong Watch, dijo que el régimen chino ha intensificado su represión en la excolonia británica justo mientras el mundo está distraído por la pandemia del virus del PCCh y otros asuntos.

“Aprovechando las distracciones políticas y pandémicas en todo el mundo, el Partido Comunista Chino ha apretado aún más el tornillo en Hong Kong”, dijo en un comunicado.

Patten pidió a las democracias liberales de todo el mundo que continúen hablando en contra de la “brutal destrucción de una sociedad libre” por parte del Partido Comunista Chino (PCCh), así como del “genocidio étnico” en Xinjiang.

Dijo que sería “seguramente inconcebible” que el Parlamento Europeo apoye el “miserable proyecto de acuerdo” que la Comisión Europea llegó con Beijing el 30 de diciembre, lo que calificó como “un enorme error estratégico”.

La Comisión Europea dijo que Beijing había prometido “garantizar un trato justo para que las empresas de la UE puedan competir en mejores condiciones de igualdad en China” y también acordó buscar la ratificación de las reglas de la Organización Internacional del Trabajo sobre trabajo forzado.

Patten dijo que es “extraordinario” que la UE “parezca creer que se puede confiar en que China se adherirá a las normas internacionales de trabajo”.

“¿Estamos a punto de ver el fin del trabajo forzado en Xinjiang y el desarrollo de un movimiento sindical en China? Olvídelo”.

Dijo que el acuerdo “desafía los derechos humanos y muestra una visión delirante de la confiabilidad del Partido Comunista Chino en el escenario internacional” y “se burlaría de las ambiciones de Europa de ser tomada en serio como actor político y económico mundial”.

Benedict Rogers, director ejecutivo de Hong Kong Watch, calificó los arrestos masivos del miércoles como “un momento decisivo”.

“El arresto masivo de 53 personas en Beijing por el ‘crimen’ de ‘presentarse’ y organizar elecciones libres y justas con el objetivo de formar una mayoría parlamentaria en el Consejo Legislativo de Hong Kong marca un momento decisivo en lo que respecta al uso de la Ley de Seguridad Nacional”, dijo.

“Llega una semana después de que los líderes de la UE recompensaran a China con un tratado de inversión, está claro una vez más que Xi Jinping no solo desprecia la democracia, sino que no tiene interés en respetar las obligaciones del tratado de China en virtud del derecho internacional”.

Rogers dijo que las declaraciones de condena del Reino Unido y otros países democráticos “ya no servirán”.

“Ahora es el momento de una acción coordinada, incluidas las sanciones de Magnitsky, la adopción de planes internacionales de botes salvavidas, la suspensión de todos los tratados de extradición con la República Popular de China, la creación de un Enviado Especial de la ONU a Hong Kong y dejar de recompensar a Beijing con tratados de inversión y dejar de permitir que las empresas estatales chinas compren infraestructura nacional clave”.

Guy Verhofstadt, un miembro de alto rango del Parlamento Europeo y exprimer ministro belga, dijo que los arrestos “muestran nuevamente que China no se está volviendo más abierta y democrática como resultado de los acuerdos internacionales”.

El Parlamento Europeo “nunca ratificará el Acuerdo Integral de Inversión de China sin compromisos y pruebas de que los derechos humanos de los hongkoneses, uigures y tibetanos mejoran”, escribió en Twitter.

Matthew Pottinger, asesor adjunto de seguridad nacional de la Casa Blanca, dijo la semana pasada que “los líderes de los partidos políticos de EE. UU. y de todo el gobierno estadounidense están perplejos y sorprendidos de que la UE esté avanzando hacia un nuevo tratado de inversión justo en vísperas de una nueva administración estadounidense”.

En el Reino Unido, el principal partido laborista de oposición ha pedido al gobierno del Reino Unido que actúe.

“La democracia se está desmantelando en Hong Kong. China está socavando los derechos y libertades garantizados por la Ley Básica y haciendo caso omiso de sus compromisos en virtud de la Declaración Conjunta. El secretario de Relaciones Exteriores debe hacer una declaración para el Parlamento”, escribió en Twitter Lisa Nandy, secretaria de Relaciones Exteriores en la sombra de los laboristas.

Con información de Frank Fang y Mary Clark.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


A continuación

Hong Kong: reprimen las nuevas protestas contra ley de seguridad china

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS