Perspectiva sobre la pandemia: los vínculos del primer ministro británico con el régimen chino

Por Tian Yun
17 de Abril de 2020
Actualizado: 19 de Abril de 2020

Comentario

El primer ministro británico, Boris Johnson, anunció el 27 de marzo que dio positivo por el virus del PCCh.

Johnson es el líder del gobernante Partido Conservador. Desde que asumió el cargo el 24 de julio del año pasado, se ha encontrado con mucha presión y críticas sobre temas como el Brexit, Huawei y su papel en las redes 5G de Gran Bretaña, las relaciones británico-estadounidenses y la política de China.

Johnson, de 55 años, es uno de los pacientes de más alto perfil en el mundo que está infectado con el virus del PCCh (Partido Comunista Chino), comúnmente conocido como el nuevo coronavirus.

El artículo editorial de The Epoch Times, “Donde hay vínculos cercanos con la China comunista, aparece el coronavirus“, sugiere que “todas las regiones más afectadas fuera de China comparten un hilo común: relaciones cercanas o lucrativas con el régimen comunista en Beijing”.

Entonces, ¿cuáles son los lazos de Johnson con el PCCh?

En la antigua China, cada vez que ocurrían desastres en el imperio, los líderes y los funcionarios reflexionaban sobre sí mismos. En la historia, hubo 79 emperadores que emitieron una “Condenación sobre uno mismo” para examinar sus propias faltas, con la esperanza de buscar el perdón y la protección del Cielo. Aplicando los principios tradicionales de gobernar el país, también podemos extraer lecciones para la sociedad actual.

Este artículo intenta analizar algunos pasos en falso del gobierno de Johnson.

Gran Bretaña da luz verde a Huawei

El 28 de enero, Johnson anunció que Gran Bretaña permitiría a los “proveedores de alto riesgo” participar en la construcción de la “parte no sensible” de la red 5G del Reino Unido en un grado limitado, lo cual significa dar luz verde a Huawei. Algunos funcionarios estadounidenses y políticos conservadores británicos estaban decepcionados con la decisión de Johnson.

El mismo día, Zhang Jiangang, vicepresidente de Huawei, agradeció la decisión del Reino Unido de permitir que Huawei participe en su red 5G. “Huawei se siente aliviado por esto”, dijo Zhang al medio estatal chino Xinhua.

El 30 de enero, la BBC dijo en un informe que la decisión del Reino Unido “es, sin duda, un respaldo que hará feliz a Beijing”.

Los expertos de Huawei revelan que la compañía tiene estrechos vínculos con el PCCh y ha sido acusada de robar a otros para desarrollar su propia tecnología. La administración Trump ha tratado de convencer a sus aliados de prohibir a Huawei en sus redes 5G por problemas de seguridad. Sin embargo, Johnson ignoró la advertencia estadounidense y las preocupaciones expresadas por los legisladores británicos.

Tom Tugendhat, parlamentario conservador (miembro del parlamento) y exjefe del comité de asuntos exteriores del parlamento británico, se opuso a la decisión de Johnson de permitir el acceso de Huawei a las redes 5G de Gran Bretaña. Utilizó la analogía de “permitir que el zorro entre al gallinero cuando realmente deberíamos estar vigilando el alambre”. Tugendhat tuiteó que el comunicado del gobierno “deja muchas preocupaciones y no cierra las redes de Reino Unido a un actor internacional frecuentemente maligno”.

Tom Cotton (R-Ark.), miembro del Comité de Inteligencia del Senado de EE. UU., pidió “una revisión exhaustiva del intercambio de inteligencia entre EE. UU-R.U.”, tras el anuncio de la decisión de Reino Unido. Él dijo: “Me temo que Londres se ha liberado de Bruselas solo para ceder la soberanía a Beijing”. Agregó que la decisión británica “es como permitir que la KGB construya su red telefónica durante la Guerra Fría”.

El 22 de febrero, el líder del Partido Brexit, Nigel Paul Farage, criticó la decisión de permitir que Huawei ingrese a las redes 5G y lo calificó como “la peor decisión que ha tomado cualquier gobierno británico en años (…) Amenaza la asociación Cinco Ojos, nuestras perspectivas de un nuevo acuerdo comercial con Estados Unidos y Australia y tal vez incluso el futuro de la OTAN”, dijo.

Después de la decisión oficial, más de 20 miembros del Partido Conservador británico que abogaron por la exclusión de Huawei propusieron un proyecto de ley de infraestructura de telecomunicaciones. La propuesta requeriría que el Reino Unido ponga fin a la participación de Huawei y otras compañías de “alto riesgo” en la construcción de redes domésticas 5G antes del 31 de diciembre de 2022.

El 10 de marzo, el parlamento rechazó la propuesta, y el gobierno de Johnson ganó la votación por 306 a 282, informó Reuters.

Huawei en Londres

El Reino Unido es uno de los países europeos que cooperan estrechamente con Huawei. Aunque el gobierno británico es consciente de ciertos problemas de seguridad con los productos de Huawei, cree que los riesgos son manejables. El enfoque británico representa el modo europeo de aceptación de Huawei, que le permitió expandirse lentamente en la última década.

Después de que Johnson asumió el cargo, las actividades comerciales de Huawei en Londres se mantuvieron de alto perfil y activas. En septiembre de 2019, los medios de comunicación de China continental citaron al medio de noticias estadounidense Business Insider, revelando que Huawei ya había establecido un nuevo laboratorio de investigación de inteligencia artificial (IA) en Londres. Se informó que el nuevo laboratorio es parte de la red global de centros de investigación y colaboración OpenLab de Huawei. Una fuente familiarizada con el plan de Huawei señaló que la compañía planeaba dotar de personal a la oficina con 200 ingenieros de investigación de IA.

El 16 de diciembre de 2019, se dio a conocer el Centro de Innovación y Experiencia 5G de Huawei en Londres. El centro está ubicado en uno de los espacios de oficinas compartidas más grandes en el Edificio Global Europe-Kekong.

El 24 de febrero, Huawei celebró una conferencia de prensa virtual sobre nuevos productos y soluciones, bajo el tema “JUNTOS, conectando posibilidades”.

El columnista estadounidense Nick Kristoff dijo en su artículo de opinión: “He visto lo mejor y lo peor de China”: “Si se le pide a una compañía como Huawei que coopere con los espías de la Seguridad del Estado chino, sus ejecutivos simplemente no pueden decir que no”.

La postura favorable a China de Johnson

El 23 de julio de 2019, el día antes de que Johnson asumiera el cargo, Hong Kong Phoenix Television lo entrevistó. Johnson dijo: “Estamos muy entusiasmados con la Iniciativa la Franja y la Ruta. Estamos muy interesados en lo que el presidente Xi está haciendo [para el plan]”.

Johnson también mencionó en la entrevista que el Reino Unido es el primer país occidental en unirse al Banco Asiático de Inversión e Infraestructura (AIIB) liderado por China, y que haría todo lo posible para mantener al Reino Unido como la “economía más abierta de Europa”. Johnson dijo: “No olviden que [somos] la inversión internacional más abierta [destino], particularmente [para] la inversión china. Tenemos compañías chinas que vienen a hacer negocios a Hinkley, por ejemplo, la gran central nuclear”.

Las interacciones de Johnson con el PCCh como alcalde de Londres

En octubre de 2013, Johnson encabezó una delegación comercial como el entonces alcalde de Londres para ir a China para una visita de seis días. Se reunieron con los principales empresarios de China, los principales inversores y funcionarios de alto rango, con la esperanza de establecer una relación de cooperación más estrecha con China.

Durante su mandato como alcalde, promovió una asociación entre Londres y Shanghai, dos centros financieros. El 17 de junio de 2019, la Comisión Reguladora de Valores de China y la Autoridad de Conducta Financiera del Reino Unido hicieron un anuncio conjunto de su aprobación de la nueva Conexión entre Bolsas de Shanghai-Londres. El mismo día, la ceremonia de inauguración se celebró en Londres.

De acuerdo con las reglas, las compañías elegibles que cotizan en la bolsa de valores de Shanghai podrían emitir recibos de depósito globales (RDA) al Reino Unido y a los inversores globales y solicitar que se incluyan en el mercado principal de la Bolsa de Londres. Las compañías elegibles que cotizan en la Bolsa de Londres podrían emitir recibos de depósito de China (CDR) a los inversores chinos y solicitar su inclusión en la Junta Principal de la Bolsa de Shanghai.

Algunos comentaristas señalaron que el establecimiento de la Conexión entre Bolsas de Shanghai-Londres es equivalente a una “transfusión de sangre” para apoyar al PCCh.

Relaciones post Brexit del Reino Unido-China

Después de que la administración Johnson dejó la Unión Europea, naturalmente necesitaba encontrar nuevos socios comerciales. Por un lado, el Reino Unido mantiene su amistad con Estados Unidos, pero también está ansioso por fortalecer los lazos económicos y comerciales con China. China se ha convertido en su segundo socio comercial más grande fuera de la UE. De enero a agosto de 2018, el volumen de comercio bilateral entre China y Gran Bretaña fue de USD 51,050 millones

Desde enero hasta el 23 de agosto de 2019, las compañías chinas completaron 15 adquisiciones importantes en Reino Unido, por un valor aproximado de USD 8300 millones. Por ejemplo, Ant Financial de Alibaba adquirió la empresa de pagos con sede en Londres World First en febrero. Hillhouse Capital adquirió las acciones de la marca de whisky escocés Loch Lomond Group por 400 millones de libras en junio y se convirtió en su mayor accionista.

En septiembre del año pasado, la bolsa de Hong Kong intentó adquirir la bolsa de Londres por USD 36,600 millones, pero fue rechazada. El gobierno chino es el mayor accionista de la bolsa de Hong Kong y tiene 6 escaños entre sus 13 miembros de la junta. Es previsible que, si la adquisición fuera exitosa, el PCCh tendría el control de todo el mercado financiero europeo.

El 2 de enero de 2020, cinco fuentes dijeron a Reuters que el régimen chino suspendió temporalmente el plan de fusión Shanghai-Londres debido a la postura británica sobre las protestas prodemocráticas de Hong Kong y la respuesta del Reino Unido a la detención de un exempleado del Consulado Británico en Hong Kong. Al día siguiente, la Comisión Reguladora de Valores de China afirmó que la fusión entre Bolsas de Shanghai-Londres no se vio afectada.

De hecho, el PCCh está acostumbrado a utilizar los intereses económicos como moneda de cambio, para obligar a los gobiernos occidentales y las empresas comerciales a guardar silencio sobre la violación de los derechos humanos por parte del PCCh.

Quizás Johnson aún no se haya dado cuenta de que el camino de la cooperación económica y comercial con el PCCh es extremadamente inestable. Cualquier nación que se asocie con el PCCh puede verse obligada a renunciar a su conciencia en cierto momento.

Políticos del Reino Unido critican a Johnson y a su familia

El 22 de febrero de 2020, el líder del Partido Brexit, Nigel Paul Farage, publicó un artículo en Newsweek titulado: “No liberamos a Gran Bretaña de Bruselas solo para inclinarnos ante Beijing”. Se opuso al plan de Johnson de permitir que Huawei ayude a construir la red 5G de Gran Bretaña y lo criticó por acercarse cada vez más al PCCh en los últimos años.

“Lamentablemente, bajo el régimen de Boris Johnson, no parece haber cambiado mucho. Solo mire una de nuestras industrias estratégicas clave, British Steel. Parece haber sido vendida a otra firma china, Jingye, a pesar de las ofertas competitivas de otras partes del mundo. Creo que el mismo establishment que vendió nuestra nación a la Unión Europea ahora nos está vendiendo a China”, escribió Farage.

También señaló que Johnson ha sido influenciado por muchas figuras pro-China, incluidos miembros de su propia familia.

“Hace solo un par de semanas, su padre, Stanley, tuvo una reunión de 90 minutos con el embajador chino en Londres, Liu Xiaoming. Posteriormente, envió un correo electrónico a funcionarios del Reino Unido que describían las preocupaciones de Xiaoming de que su hijo Boris no había enviado un mensaje personal de apoyo después del brote de coronavirus. Esta fascinante idea solo se hizo pública porque el padre de Johnson copió accidentalmente a la BBC en su mensaje”, escribió Farage.

“Luego está el hermano menor de Boris, Jo, quien fue Ministro de Universidades de Gran Bretaña hasta 2019. Durante su tiempo en el cargo, respaldó la asociación de la Universidad de Reading con la Universidad de Nanjing de China, que se especializa en —lo adivinaste— información, ciencia y tecnología”, agregó.

Farage expuso que el hermanastro del primer ministro, Max, también tiene estrechos vínculos con el régimen chino. Según la información pública, Max Johnson obtuvo su maestría en administración de empresas de la Universidad de Beijing antes de trabajar para Goldman Sachs en Hong Kong. Ahora dirige su propia compañía de inversión, que atiende a empresas que venden productos a China.

El artículo editorial de The Epoch Times, “Donde hay vínculos cercanos con la China comunista, aparece el coronavirus“, señala que el virus del PCCh se dirige específicamente al régimen chino y a quienes lo apoyan. La propagación del virus en todo el mundo muestra que los países y regiones con vínculos estrechos con el PCCh se han visto seriamente afectados. El PCCh es malvado en la naturaleza. Espero que Boris Johnson aprenda una lección de su enfermedad y reflexione sobre sus políticas.

Las opiniones expresadas en este artículo son las opiniones del autor y no reflejan necesariamente las opiniones de The Epoch Times.


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


Descubra

El virus del PCCh sigue los vínculos con la China comunista

Las opiniones expresadas en este artículo son propias del autor y no necesariamente reflejan las opiniones de La Gran Época

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS