Pompeo advierte a empresas tecnológicas que no ayuden a la “vigilancia orwelliana” del régimen chino

Por Cathy He
14 de Enero de 2020 Actualizado: 14 de Enero de 2020

El secretario de Estado, Mike Pompeo, advirtió el 13 de enero a los líderes de Silicon Valley de los peligros de trabajar con el régimen comunista chino, implorándoles que no dejen que la tecnología estadounidense “potencie un verdadero estado de vigilancia orwelliano”.

“Tenemos que asegurarnos que nuestras empresas no hagan tratos que refuercen el ejército de un competidor o que estrechen el control de la represión del régimen en partes de ese país”, dijo Pompeo en una reunión del Grupo de Liderazgo de Silicon Valley en el Commonwealth Club de San Francisco. El grupo es una asociación de más de 350 compañías en el centro tecnológico de California.

“Tenemos que asegurarnos que la tecnología estadounidense no impulse un verdadero estado de vigilancia orwelliano. Tenemos que asegurarnos de que los principios estadounidenses no se sacrifiquen por la prosperidad”, dijo.

Tecnología avanzada

Las observaciones de Pompeo se producen en medio de una creciente preocupación por el uso de tecnología avanzada por parte del régimen chino para la vigilancia y el control nacional, incluso a través de una extensa red de cámaras de CCTV—con aproximadamente una cámara por cada cuatro personas—muchas de las cuales están equipadas con tecnología de reconocimiento facial.

Los legisladores y expertos estadounidenses también llamaron recientemente la atención sobre el papel que han desempeñado las empresas tecnológicas estadounidenses en la construcción de las capacidades de vigilancia de China.

Un proyecto de ley sobre derechos humanos de los uigures aprobado por la Cámara de Representantes en diciembre de 2019 incluye controles de exportación de tecnología estadounidense que ayuda a la vigilancia patrocinada por el Estado en la región noroccidental de Xinjiang, donde se calcula que un millón de uigures y otras minorías musulmanas están detenidos en campos de “reeducación”. En septiembre de 2019 se aprobó una versión del proyecto de ley en el Senado, y los legisladores están trabajando actualmente en un proyecto de compromiso para aprobarlo y enviarlo al Presidente.

En febrero de 2019, el fabricante de equipos de laboratorio Thermo Fisher Scientific, con sede en Massachusetts, anunció que dejaría de vender secuenciadores de ADN a Xinjiang, después de recibir críticas de los legisladores estadounidenses de que sus productos eran utilizados por las autoridades chinas para identificar a personas en su campaña de supresión.

El 2 de enero, el exejecutivo de Google, Ross LaJeunesse, criticó a la empresa por anteponer las ganancias a los derechos humanos, citando su trabajo con el régimen chino, que incluía el proyecto “Libélula”, un motor de búsqueda censurado por China que ha sido eliminado, y su centro de inteligencia artificial (AI, por sus siglas en inglés) en Beijing.

“Justo cuando Google necesitaba doblar su compromiso con los derechos humanos, decidió en su lugar perseguir mayores beneficios y un precio de las acciones aún más alto”, escribió LaJeunesse en la plataforma de medios sociales Medium.

En su discurso, Pompeo citó el testimonio en el Senado de 2019 de un expresidente del Estado Mayor Conjunto, el general Joseph Dunford, quien dijo: “El trabajo que Google está haciendo en China está beneficiando indirectamente a los militares chinos”.

El gobierno de Trump recientemente impuso controles de exportación a la tecnología de IA que analiza imágenes satelitales para proteger la tecnología emergente que podría dar a Estados Unidos una importante ventaja militar o de inteligencia.

El régimen chino da prioridad a una estrategia de desarrollo militar conocida como “fusión militar-civil”, dijo Pompeo, refiriéndose a su esfuerzo de aprovechar la industria privada y la investigación universitaria para impulsar su ejército.

“Bajo la ley china, las empresas e investigadores chinos deben—repito, deben—bajo pena de ley compartir tecnología con el ejército chino”, dijo.

“Incluso si el Partido Comunista Chino da garantías de que su tecnología está confinada a usos pacíficos, deben saber que hay un enorme riesgo, un riesgo para la seguridad nacional de Estados Unidos también”.

Robo tecnológico de China

El secretario de Estado también destacó el “robo desenfrenado de propiedad intelectual” del régimen, que no solo perjudica a las empresas individuales víctimas, sino que también pone en peligro la innovación en Estados Unidos, dijo.

Dijo que los líderes empresariales de Estados Unidos han compartido en privado con él sus preocupaciones de ser blanco del espionaje económico chino: “temores de ser hackeado; temores de que una empresa china respaldada por el estado reduzca sus límites; temores de que una empresa china robe su idea, la fabrique en China y luego lo demande por infracción de patentes”.

El FBI tiene actualmente unos 1000 casos de propiedad intelectual (PI) abiertos, “casi todos ellos conectados de alguna manera con China”, añadió Pompeo.

En los últimos años, las autoridades federales han tomado medidas enérgicas contra los casos de robo de propiedad intelectual patrocinados por el estado chino, incluyendo el ataque cibernético, el espionaje económico a empresas estadounidenses y las transferencias de tecnología por parte de investigadores chinos en universidades e institutos de investigación.

Al mismo tiempo, la administración estadounidense ha endurecido las regulaciones debido a las empresas chinas que plantean riesgos de seguridad.

El Departamento de Estado, el Departamento de Seguridad Nacional y las ramas del ejército de Estados Unidos prohibieron a su personal descargar la aplicación china de redes sociales TikTok en los teléfonos emitidos por el gobierno, debido a preocupaciones de seguridad cibernética.

Mientras tanto, se informa que el Departamento del Interior va a detener permanentemente su flota de casi 1000 drones chinos debido al riesgo de que puedan ser utilizados por Beijing para espiar.

En 2019, Estados Unidos prohibió al gigante tecnológico chino Huawei hacer negocios con empresas estadounidenses debido a preocupaciones de seguridad similares.

Siga a Cathy en Twitter: @CathyHe_ET

A continuación

¿Huawei espía a EE.UU. desde Latinoamérica?

TE RECOMENDAMOS