Pompeo dice que EE.UU. tomará medidas por destitución de 4 legisladores de Hong Kong

Por Frank Fang
13 de Noviembre de 2020
Actualizado: 13 de Noviembre de 2020

El secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, condenó a Beijing por su decisión de aprobar una resolución que llevó a la descalificación de cuatro legisladores prodemocracia de Hong Kong.

“La arremetida de Beijing contra las libertades de Hong Kong continúa”, dijo Pompeo en un comunicado del 12 de noviembre.

Añadió: “Esta resolución pisotea los derechos del pueblo de Hong Kong a elegir a sus representantes electos, tal como garantiza la Ley Básica, y expone aún más el flagrante desprecio de Beijing por sus compromisos internacionales en virtud de la Declaración Conjunta Sino-Británica”. Esta última se refiere al tratado internacional que Beijing firmó en 1984 y que allanó el camino para la devolución de Hong Kong a China en 1997.

Pompeo advirtió: “Haremos rendir cuentas a los responsables de estas acciones y políticas que erosionan la autonomía y las libertades de Hong Kong”.

En virtud del tratado, el Partido Comunista Chino (PCCh) prometió garantizar a los hongkoneses las libertades básicas, que no se concedieron a los chinos del continente bajo el dominio del régimen, durante al menos 50 años después de 1997 mediante el modelo de “un país, dos sistemas”.

El 11 de noviembre, el Comité Permanente de la legislatura títere de China, el Congreso Nacional Popular, aprobó una resolución en la que se esbozaban las condiciones en las que los legisladores de Hong Kong podían ser descalificados, como “la búsqueda de fuerzas externas para interferir en los asuntos de Hong Kong”.

Poco después de que se aprobara la resolución, el gobierno de Hong Kong anunció que cuatro legisladores en funciones de la legislatura de la ciudad (LegCo) serían descalificados, entre ellos Kwok Ka-ki y Alvin Yeung del Partido Cívico local.

Para apoyar a sus colegas descalificados, 15 legisladores del campo prodemocracia anunciaron sus renuncias en masa, y muchos de ellos presentaron sus cartas de renuncia el 12 de noviembre, entre ellos Claudia Mo y Wu Chi-wai, presidente del Partido Demócrata local.

“Una vez más, la visión retorcida del patriotismo del PCCh es un pretexto para sofocar la libertad y el llamado a la democracia”, dijo Pompeo.

Añadió: “Estamos con los legisladores pandemócratas descalificados, los legisladores prodemócratas que renunciaron en protesta, y el pueblo de Hong Kong”.

El 11 de noviembre, el asesor de Seguridad Nacional Robert O’Brien declaró que Estados Unidos podría imponer más sanciones a los funcionarios de Hong Kong y China por la destitución de los legisladores.

La líder de Hong Kong, Carrie Lam, y otros 10 funcionarios de Hong Kong y China fueron sancionados por la administración Trump en agosto por socavar las libertades de la ciudad. El 9 de noviembre, otros cuatro funcionarios fueron objeto de sanciones por su papel en la aplicación de la nueva ley de seguridad nacional de Beijing en Hong Kong. La ley castiga delitos vagamente definidos como la secesión y la subversión del estado comunista de partido único con una pena máxima de cadena perpetua.

Alemania, Australia, Canadá, Reino Unido, la Unión Europea y Taiwán también han expresado su preocupación por la destitución de los cuatro legisladores. La Alianza Interparlamentaria sobre China, una coalición mundial de legisladores, expresó su solidaridad con los legisladores descalificados.

En respuesta a las críticas internacionales, el portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de China, Wang Wenbin, en una sesión informativa diaria el 12 de noviembre, dijo que “otros países no tienen derecho a hacer comentarios irresponsables e interferir”.

Un día antes, el 11 de noviembre, el medio estatal chino Xinhua publicó un comentario diciendo que “la implementación del principio ‘un país, dos sistemas’ se desviará de su curso” si Hong Kong no era gobernado por “patriotas”.

El PCCh ha usado por mucho tiempo el llamado del patriotismo para dirigir la agenda del partido. En 2016, el Ministerio de Educación del PCCh recordó a las escuelas que debían “reforzar la educación patriótica” e instó a las universidades a “profundizar en su investigación sobre la importancia del patriotismo utilizando las teorías marxistas y socialistas”, ya que seguía moldeando otra generación de “partidarios de la patria” que el partido puede utilizar para sus objetivos socialistas con “características chinas”.

El activista de Hong Kong Nathan Law, que se encuentra ahora en Londres después de haber abandonado Hong Kong a principios de julio, tomó su cuenta de Twitter el 13 de noviembre para decir que “un país, dos sistemas” se ha ido, mientras que retuiteaba un comentario de Pompeo.

El jueves, el Hong Kong Bar Association emitió una declaración diciendo que “la seguridad jurídica se ha visto muy perjudicada” por la destitución de los cuatro legisladores por parte del gobierno de Hong Kong. La asociación es uno de los organismos legales más respetados e influyentes de Hong Kong.

Añadió: “Todo el enfoque del gobierno de remover a los cuatro legisladores… sin darles la oportunidad de ser escuchados, viola los principios básicos de justicia y el debido proceso inherentes al Estado de Derecho”.

Muchos congresistas de Estados Unidos han expresado su preocupación por el hecho de que les quitaron sus escaños.

La Comisión bicameral Ejecutiva del Congreso sobre China, que supervisa los derechos humanos en el país comunista, dijo en Twitter que la descalificación “es otro golpe al estado de derecho” en Hong Kong el 11 de noviembre.

“Condenamos los esfuerzos de Beijing para destruir las voces democráticas e instamos a una respuesta internacional coordinada a esta violación de las obligaciones internacionales de China”, declaró.

Siga a Frank en Twitter: @HwaiDer


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


A continuación

Pompeo advierte sobre el autoritarismo de China en viaje a Europa

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS