Prensa estatal china transmite “confesión” forzada de taiwaneses y provoca protestas en Taiwán

Por Frank Fang
12 de Octubre de 2020
Actualizado: 13 de Octubre de 2020

TAIPEI, Taiwán—La aparente confesión forzada de un empresario taiwanés transmitida por los medios estatales chinos ha causado revuelo en Taiwán.

El gobierno de Taiwán denunció la medida como una trampa y manipulación política.

El empresario Lee Meng-chu, de 45 años, a quien también se le conoce con el nombre de Morrison Lee, se disculpó con su “patria”, el 11 de octubre, en el programa de televisión Focus Talk, que se transmite por la cadena estatal china CCTV. El programa acusó a Lee de ser un “espía taiwanés”.

“Me sentí muy apenado por las muchas cosas terribles que hice en el pasado”, dijo Lee. También condenó las “protestas violentas” en Hong Kong.

Horas más tarde, los medios estatales chinos transmitieron una confesión forzada de un profesor taiwanés radicado en Praga, quien admitió que espiaba a China continental. El hombre fue arrestado en el continente en abril del año pasado, según informaron los medios.

Confesión forzada

La confesión televisada de Lee es el último ejemplo del método chino de obtener confesiones de personas bajo coacción. La mayoría de las veces, estas confesiones se transmiten antes de los procedimientos judiciales, ya que la ley china permite que la policía detenga a los sospechosos durante, al menos, 37 días antes de que un fiscal apruebe su arresto.

El programa CCTV acusó a Lee de querer “ganar capital político” viajando a Hong Kong en agosto del año pasado y tomando fotos de las protestas locales. También acusó a la Alianza de las Naciones Unidas de Taiwán (TAIUNA), una ONG taiwanesa establecida en 2003 que aboga por la membresía de la isla en las Naciones Unidas, de ser una organización para la “independencia de Taiwán”. Lee es el director de la organización.

China afirma que Taiwán, un país autónomo, es parte de su territorio y cataloga a los individuos y grupos que promueven la presencia internacional de Taiwán como “separatistas” o “fuerzas de independencia”. Taiwán perdió su asiento en las Naciones Unidas ante el régimen chino después de que el organismo mundial aprobara la Resolución 2758 de la ONU, en 1971.

Durante su entrevista con la CCTV, Lee dijo que fue “atraído” a un círculo de personas que promueven la “independencia de Taiwán”.

Reacciones

La supuesta aparición forzada de Lee en la CCTV generó una preocupación generalizada en Taiwán. Dos partidos de la oposición, el Partido Popular de Taiwán y el Partido de la Construcción del Estado de Taiwán, emitieron declaraciones independientes que condenan al Partido Comunista Chino (PCCh). Varios legisladores del gobernante Partido Democrático Progresista (DPP), así como el actual vicepresidente y primer ministro, también criticaron a Beijing por la medida.

El Consejo de Asuntos Continentales de Taiwán (MAC), una agencia gubernamental responsable de los asuntos a través del estrecho, en un comunicado el domingo por la noche, dijo que la falsa acusación de Beijing contra Lee no era más que una “exageración política maliciosa” dirigida a sabotear la relación a través del estrecho.

El MAC también pidió a Beijing que abandone su práctica de hacer que las personas confiesen en cámara lo antes posible, ya que es “incompatible con el debido proceso judicial” y “viola los derechos humanos judiciales”.

También el domingo, CCTV informó que el caso de Lee estaba entre “varios cientos de casos de espionaje taiwanés” que fueron descubiertos luego de una operación especial llamada “Thunder-2020”, que condujo a que varias personas fueran arrestadas.

El viejo amigo de Lee, Chen Ya-lin, quien ha sido jefe del municipio taiwanés de Fanglian, después de ganar una elección local en noviembre de 2018, acudió a su página de Facebook para expresar que la confesión forzada de Lee y las frecuentes concurrencias de aviones militares chinos, que han ingresado al espacio aéreo de Taiwán en los últimos meses, demuestran que el “régimen [chino] está en una situación desesperada”.

Desaparición

Lee desapareció por primera vez, en China, en agosto del año pasado. Su paradero se desconoció por más de tres semanas, hasta que la Oficina de Asuntos de Taiwán de China, una agencia dependiente del Consejo de Estado, similar a un gabinete, declaró el 11 de septiembre de 2019 que estaba bajo investigación por “presuntas actividades delictivas que ponen en peligro la seguridad nacional [de China]”.

Lee había viajado a Hong Kong el 18 de agosto del año pasado por turismo, según la Agencia Central de Noticias (CNA) administrada por el gobierno de Taiwán, citando una entrevista con Chen. El día de su llegada a Hong Kong, Lee envió a Chen fotografías que tomó de las protestas locales de Hong Kong.

El año pasado, se inició un movimiento de protesta masiva por un proyecto de ley de extradición que podría transferir, desde Hong Kong, personas a China continental para ser juzgadas. Desde entonces, el movimiento ha enfocado sus esfuerzos a favor de la democracia para hacer frente a la invasión de Beijing en los asuntos cotidianos de la ciudad y defender el sufragio universal en las elecciones municipales.

Luego, Lee viajó a la ciudad de Shenzhen, la metrópolis de China continental que limita con Hong Kong, por negocios, al día siguiente del envío de las fotos que compartió con su amigo Chen.

Chen dijo que había recibido una foto de Lee a través de una aplicación de mensajería. La foto era de una de las reuniones del ejército chino en Shenzhen, después desapareció. Su última conversación telefónica tuvo lugar el 20 de agosto por la mañana. Chen dijo que no estaba claro si Lee fue quien tomó la foto del ejército.

Alrededor de agosto del año pasado, se especulaba en Hong Kong de que el régimen chino podría enviar tropas militares a la ciudad, para sofocar la escalada de protestas. El 14 de agosto de 2019, el ejército chino publicó en las redes sociales que sus tropas, en el Centro Deportivo de la Bahía de Shenzhen, podrían llegar a Hong Kong en 10 minutos.

El 30 de noviembre del año pasado, los medios estatales chinos informaron que el fiscal de Shenzhen había aprobado el arresto de Lee un mes antes, por presuntos delitos de “espionaje” y “suministro ilegal de secretos de estado” a un estado extranjero.

Los cargos se derivaron, por un lado, de su viaje a Hong Kong, donde presuntamente expresó su apoyo a las protestas de Hong Kong, y, por otro lado, de la foto que envió, la cual, según los fiscales chinos, era evidencia de que “se coló” en China para “espiar secretos militares”, de acuerdo con los medios de comunicación chinos.

Alboroto en Taiwán

El vicepresidente de Taiwán, William Lai, dijo a los medios locales el lunes, que el régimen chino estaba “haciendo un espectáculo” al detener a alguien primero y luego obligar a la persona a confesar.

“La retórica y las amenazas militares no funcionan con los taiwaneses. El PCCh no debería ser tan ingenuo al creer que este drama afectará de alguna manera al pueblo taiwanés. Creo que China debería responder a las llamadas hechas por la presidente, Tsai Ing-wen, en el Día Nacional”, dijo Lai.

El 10 de octubre, que es el Día Nacional de Taiwán, Tsai pronunció un discurso pidiendo a Beijing que abandone su antagonismo y muestre respeto para que Beijing y Taipei puedan mantener un “diálogo relevante”.

En respuesta al gesto de la rama de olivo de Tsai, Beijing reaccionó con hostilidad. La Oficina de Asuntos de Taiwán de China la acusó de tener una mentalidad de “confrontación y hostilidad”.

Wang Ting-yu, un legislador del DPP, publicó un vídeo en su cuenta de Facebook diciendo que Beijing estaba inventando cargos falsos.

“Si el PCCh quiere que usted cometa el delito de solicitar prostitutas, cometerá este delito. Si quiere que cometa el delito de espionaje, será un espía. Si quiere que desaparezcas, desaparecerás”, dijo Wang.

Siga a Frank en Twitter: @HwaiDer


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


A continuación

Expertos chinos advierten del rebrote del virus del PCCh (COVID-19)

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS