Profesor de Harvard enfrenta cargos adicionales por lazos con universidad de China

Por Frank Fang
29 de Julio de 2020
Actualizado: 29 de Julio de 2020

Los fiscales federales de EE. UU. acusaron el 28 de julio a un profesor de química de Harvard por no informar que recibió dinero de una universidad en China al Servicio de Impuestos Internos (IRS), la agencia del gobierno que recolecta impuestos.

Charles Lieber, de 61 años, expresidente del departamento de química y biología química de la Universidad de Harvard, fue arrestado en enero por presuntamente mentir sobre su participación en el programa de reclutamiento estatal chino llamado Plan de los Mil Talentos.

En junio, Lieber fue acusado de dos cargos por hacer declaraciones falsas a las autoridades federales.

Beijing inició el programa de talentos en 2008 para reclutar investigadores prometedores de ciencia y tecnología de países extranjeros para que trabajen en China, con el último objetivo de completar la ambición de dominar la tecnología mundial.

El martes, Lieber fue acusado por un gran jurado federal por dos cargos de hacer y enviar una declaración de impuestos falsa y dos cargos por no presentar al IRS informes de bancos y cuentas financieras extranjeras, conocidos como reportes FBAR, dijo el Departamento de Justicia (DOJ) de EE. UU.

Según documentos de la corte, Lieber comenzó a trabajar para la Universidad Tecnológica de Wuhan (WUT), ubicada en la provincia de Hubei al centro de China, como “científico estratégico” en 2011. Él también fue participante contractual para el Programa de los Mil Talentos desde al menos 2012 hasta 2017.

Bajo su contrato de tres años en el programa de talentos desde 2012 a 2015, la WUT pagó a Lieber un salario de USD 50,000 por mes con un gasto de hasta USD 150,000, según los fiscales. También se le entregó USD 1.5 millones para establecer un laboratorio de investigación en la WUT.

Además, los fiscales señalaron que Lieber mintió a las autoridades federales sobre su involucramiento en el programa de talentos y sobre su afiliación con la WUT en 2018 y 2019.

Lieber no reveló sus ingresos de la WUT y del programa de talentos en su declaración de impuestos federal en 2013 y 2014. Además, no reveló su cuenta bancaria en un banco de China en donde la WUT depositaba su salario. Según los fiscales, Lieber abrió la cuenta bancaria con oficiales de la WUT durante su viaje a Wuhan en 2012.

De acuerdo con el sitio web del IRS, los individuos y corporaciones en Estados Unidos necesitan llenar un reporte FBAR cuando las cuentas bancarias extranjeras pasan los USD 10,000 en cualquier momento del año que se reporta.

Mientras recibía fondos de la universidad china, Lieber también recibía fondos federales del Instituto Nacional de Salud (NIH), que requieren que sus beneficiarios de subvensiones reporten actividades extranjeras.

Lieber, actuando como investigador principal del Grupo de Investigación Lieber en la Universidad de Harvard, recibió más de USD 15 millones en fondos para la investigación del NIH y del Departamento de Defensa desde 2008, según documentos de la corte.

Lieber enfrenta hasta tres años de prisión y una multa de USD 100,000 por su declaración falsa de impuestos. La segunda acusación por no haber llenado el FBAR tiene una pena de hasta cinco años en prisión y una multa de USD 250,000.

El Plan de los Mil Talentos y otros programas similares de reclutamiento de empleos chinos han estado bajo un minucioso escrutinio por parte de funcionarios estadounidenses en los últimos años.

El 7 de julio, Christopher Wray, director del FBI, advirtió sobre los motivos de China durante un discurso en el Hudson Institute, con base en Washington.

“A través de sus programas de reclutamiento de talentos, el tal llamado Programa de los Mil Talentos, el gobierno chino intenta atraer a los científicos para que lleven en secreto nuestro conocimiento e innovación a China —incluso si eso significa robar información patentada o viola nuestros controles de exportación y reglas de conflictos de intereses”, dijo Wray.

En mayo, un profesor de la Universidad de Arkansas, fue acusado de fraude electrónico por no revelar fondos del programa de los Mil Talentos, mientras recibía fondos de la NASA. En el mismo mes, un exprofesor de la Universidad de Emory fue condenado por fraude fiscal relacionado con sus ingresos mientras participaba en el mismo programa de talentos.

Wray agregó: “Para decirlos sin rodeos, esto significa que los contribuyentes estadounidenses están pagando efectivamente la factura del propio desarrollo tecnológico de China. Luego, China aprovecha estas ganancias mal obtenidas para socavar a las instituciones y compañías de investigación de EE. UU., frenando el avance de nuestra nación y costando los puestos de trabajo a los estadounidenses”.


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


A continuación

Misteriosos paquetes de semillas chinas llegan a EE.UU. sin pedirlos

TE RECOMENDAMOS