Prohibir WeChat permite que los chino-estadounidenses se liberen de la propaganda de Beijing

Por Cathy He
13 de Agosto de 2020
Actualizado: 13 de Agosto de 2020

La inminente prohibición del presidente Donald Trump de la app de redes sociales china WeChat está siendo bien recibida por algunos usuarios en Estados Unidos, quienes dicen que los riesgos que plantea la app superan con creces la comodidad que ofrece.

En una orden emitida la semana pasada, Trump prohibió las transacciones relacionadas con WeChat por motivos de seguridad nacional, la cual entra en vigor en septiembre. La app de mensajería, propiedad del gigante chino de Internet Tencent Holdings, es el conducto principal para las comunicaciones personales y comerciales con personas en China, ya que las aplicaciones populares desarrolladas en Occidente, como Whatsapp, Facebook Messenger y Telegram, están bloqueadas por el régimen comunista.

La plataforma, utilizada por estudiantes chinos, expatriados y estadounidenses de origen chino, tiene aproximadamente 19 millones de usuarios activos diarios en Estados Unidos, según la firma de análisis Apptopia.

Si bien la prohibición ha sido criticada por algunos usuarios que se quejan de que ya no podrán comunicarse con familiares y amigos en China, otros han aplaudido la medida, y han dicho que la app exporta los sistemas de vigilancia y censura del régimen chino a Estados Unidos.

Entre los partidarios de la prohibición se encuentra Zhou Jianming, un estudiante chino que estudia informática en Nueva Jersey. Dijo que WeChat es un “enorme peligro oculto” para los usuarios del país y describió la orden de Trump como “un acto enteramente de defensa para los estadounidenses”.

Él dice que los datos del usuario no están seguros en la app porque Tencent es una empresa china y, en última instancia, está en deuda con el Partido Comunista Chino (PCCh).

“Los usuarios de WeChat están sujetos a la supervisión del PCCh en todo momento”, dijo Zhou.

Zhou se encuentra entre un creciente séquito de usuarios extranjeros que han sido censurados de la app por publicar contenido considerado políticamente sensible por el PCCh. Dijo que su cuenta de WeChat fue suspendida o bloqueada varias veces el año pasado luego de que publicó mensajes apoyando las protestas a favor de la democracia en Hong Kong.

Su cuenta de TikTok se cerró en junio, luego de que publicara un video burlándose del himno nacional chino. La popular app de videos cortos también fue objeto de una orden ejecutiva similar que impedía las transacciones con la empresa matriz china de TikTok, ByteDance.

El movimiento a favor de la democracia en Hong Kong ha provocado la ira de Beijing, ya que los manifestantes han expresado continuamente su oposición a la interferencia del régimen chino en los asuntos locales.

WeChat censura activamente a sus usuarios en China continental. Pero los usuarios internacionales también se han visto sujetos a controles más estrictos. WeChat bloquea el contenido de los medios de comunicación en chino que informan críticamente sobre el PCCh, incluida la edición china de The Epoch Times, NTD, Voice of America y Radio Free Asia, para usuarios registrados en Estados Unidos, según las pruebas realizadas. por The Epoch Times en 2019.

Un estudio de 2016 realizado por el regulador digital Citizen Lab descubrió que las cuentas vinculadas a números de teléfono de China continental continúan enfrentando la censura, incluso cuando el usuario se encuentra en otras partes del mundo. A comienzos de este año, Citizen Lab también descubrió que WeChat monitorea a sus usuarios en el extranjero para ayudar a refinar los algoritmos de censura de la app para los usuarios de China continental.

Daniel Lou, un ciudadano naturalizado estadounidense y empresario en Nueva York, descubrió que su cuenta de WeChat fue bloqueada a principios de este año luego de que compartiera en un chat privado un artículo sobre dos científicos chinos que fueron escoltados de un laboratorio nacional de virología canadiense en julio de 2019 en medio de una investigación policial.

El artículo se ha relacionado con una teoría de conspiración sobre los orígenes del brote del virus del PCCh.

Lou dijo que le tomó años cultivar su red en la app para obtener acceso a muchos grupos de WeChat, solo para que se la quitaran en un instante. Aun así, dijo sentirse “muy feliz” luego de ser bloqueado.

“Ya no estaba bajo su control. Me liberaron”, dijo.

Lou apenas ha usado la app desde entonces. Dijo que muchos usuarios de la app se autocensuran por temor a ser bloqueados de manera similar por publicar contenido considerado sensible por el PCCh.

A través de WeChat, el PCCh está “violando el derecho a la privacidad de los ciudadanos estadounidenses, controlando a los estadounidenses”, dijo.

John C. Demers, fiscal general adjunto de Estados Unidos para la seguridad nacional, dijo que WeChat es utilizado por el régimen para controlar a los chinos que estudian o trabajan en el país.

“Es un método del Partido Comunista Chino para comunicarse con personas chinas aquí en Estados Unidos”, dijo Demers en un debate organizado por el Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales con sede en Washington el 12 de agosto.

Demers agregó que la app se está utilizando para difundir desinformación y propaganda sobre EE. UU. a estudiantes chinos en el extranjero, para que no estén “contaminados por ideas como la democracia liberal o la libertad religiosa”.

Los chinos en el extranjero han sido fuertemente influenciados por el régimen a través de la app, dice Chen Chuangchuang, un activista de derechos chinos con sede en Estados Unidos.

“Ellos pueden vivir en una sociedad libre, pero ellos confían en fuentes controladas por el PCCh en WeChat para obtener su información”, dijo.

Chen señaló casos en los que la app se ha utilizado para influir en las elecciones en democracias, como Australia, Canadá y Nueva Zelanda. Un estudio de 2019 realizado por investigadores australianos descubrió que las cuentas vinculadas al PCCh en la app circulaban propaganda que difamaba al Partido Liberal del actual primer ministro, Scott Morrison.

El activista dijo que tiene muchos amigos en el movimiento democrático en el extranjero a quienes se les ha excluido de WeChat por difundir información crítica con el régimen.

Chen aplaudió la medida y dijo que podría llevar a más personas en China a eludir el cortafuegos de Internet del país con el fin de comunicarse con familiares y amigos en el extranjero.

“Esto sería algo bueno”, dijo.

Tencent no respondió de inmediato a una solicitud de comentarios de The Epoch Times.

Linda Lin y Yi Ru contribuyeron a este informe.

Siga a Cathy en Twitter: @CathyHe_ET


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


Descubra

Prensa china promete “combate mortal” tecnológico a EE.UU.

TE RECOMENDAMOS