Proyecto de ley de Nueva Jersey para suspender exención religiosa de vacunas se derrumba en Senado

Por GQ PAN
14 de Enero de 2020 Actualizado: 14 de Enero de 2020

La religión seguirá siendo una razón aceptable para que los padres de Nueva Jersey eximan a sus hijos de recibir las vacunas requeridas para asistir a las escuelas públicas, al menos por ahora, después de que un polémico proyecto de ley no fue aprobado en el Senado estatal.

El proyecto de ley 2173 del Senado de Nueva Jersey se derrumbó el lunes después de que sus patrocinadores demócratas fallaran por segunda vez en reunir suficientes votos para su aprobación. La derrota se produjo después de un esfuerzo de último minuto el 10 de enero para asegurar el tan necesario voto republicano. La legislación propuesta fue modificada para permitir que las escuelas privadas y las guarderías infantiles admitieran a los niños no vacunados, lo que finalmente generó una nueva oposición.

La decisión de mantener la creencia religiosa como una razón válida para la exención de la vacuna infantil se considera una victoria para miles de padres en todo el estado, muchos de los cuales protestaron fuera de Cámara Estatal en Trenton este lunes. Según los informes de inmunización del Departamento de Salud de Nueva Jersey, más de 13,000 niños que van desde el preescolar hasta el sexto grado permanecieron sin vacunar durante el año escolar 2018-2019, citando razones religiosas.

“¡Gracias, Dios!”, aclamaron los padres que protestaron desde la galería sobre la cámara del Senado después de enterarse de que la legislación se quedó corta por un voto, informó NJ Advance Media. Los opositores condenaron la propuesta de ley como un intento de quitarles sus derechos como padres y su libertad de expresión religiosa.

Cinco estados, entre ellos California, Maine, Misisipí, Nueva York y Virginia Occidental, han prohibido el uso de exenciones religiosas en contra de las vacunas infantiles. Siguiendo lo que los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) describieron el año pasado como el mayor brote de sarampión desde 1994, Maine, Nueva York y Washington enmendaron sus leyes de vacunación con la esperanza de reducir el riesgo de otro brote importante.

La ley de inmunización actual en Nueva Jersey requiere que los bebés y los niños sean vacunados contra más de media docena de enfermedades antes de que se inscriban en programas de cuidado infantil y preescolares con licencia. Para cuando empiecen la escuela primaria, necesitan recibir casi el doble de vacunas, incluyendo vacunas contra el sarampión, la polio, el tétanos y la tos ferina, entre otras infecciones. Todos los estudiantes universitarios necesitarán también una vacuna contra la meningitis.

El voto de Nueva Jersey sobre el proyecto de ley de vacunas se produjo poco después de que cientos de estudiantes en Seattle, Washington, fueron excluidos de asistir a clases por no presentar el registro de vacunación requerido por la ley estatal. El proyecto de ley 1638 de la Cámara de Representantes de Washington (pdf), que entró en vigor en julio de 2019, eliminó las exenciones personales y filosóficas a las vacunas MMR para todos los niños en todas las escuelas públicas y privadas, así como en todas las guarderías del estado.

Descubre

El macabro negocio multimillonario que está financiando al régimen comunista en China

TE RECOMENDAMOS