Reportero holandés es jaloneado por guardia chino mientras cubría las Olimpiadas de invierno de Beijing

Por Michael Washburn
04 de Febrero de 2022 6:20 PM Actualizado: 04 de Febrero de 2022 6:20 PM

Los tan esperados Juegos Olímpicos de Invierno de Beijing tuvieron un comienzo incómodo, ya que un miembro de las fuerzas de seguridad locales con un brazalete rojo abordó y apartó de la cámara a un reportero holandés que intentaba reportar sobre el evento.

El incidente es el último ejemplo de la intolerancia del régimen comunista hacia la prensa libre. Para algunos, representa un microcosmos de la represión oficial y las prácticas abusivas empleadas que han contribuido a que los Juegos Olímpicos de Invierno sean controvertidos y a que algunas organizaciones boicoteen el evento.

En un video del incidente difundido por la emisora holandesa NOS en Twitter, que recibió rápidamente miles de “me gusta” y “retuits”, los espectadores pueden ver al reportero de NOS Sjoerd den Daas de pie frente a una calle muy transitada y un paso elevado mientras emite su comentario en un micrófono, cuando el guardia se acerca sin previo aviso y comienza a gritarle y jalarlo agresivamente.

Den Daas intenta ignorar al guardia y seguir con su reportaje, alternando su mirada entre la cámara y el guardia cada vez más amenazante, hasta que la cámara se corta.

En el tuit de NOS sobre el video se afirma que Den Daas pudo reanudar su reportaje unos minutos después de que el guardia se acercara. Pero el incidente atrajo rápidamente la atención internacional, ya que una serie de medios occidentales se apresuraron a reportar sobre él.

Los Juegos Olímpicos de Invierno han sido ya una fuente de acalorada controversia internacional desde hace muchos meses. El año pasado, Estados Unidos y una serie de aliados occidentales anunciaron el boicot diplomático de los Juegos en protesta por las atrocidades del régimen chino contra los musulmanes uigures en Xinjiang y otros abusos en otros lugares.

Aunque algunos observadores alabaron el gesto, otros argumentaron que un boicot diplomático sería un gesto en gran medida simbólico, dado que los atletas, los anunciantes, los medios de comunicación y los visitantes de muchos países seguirían acudiendo al evento.

Algunos expertos también cuestionaron la eficacia de un boicot que no implicara una coalición extremadamente amplia de naciones como las que participaron en el boicot a los Juegos Olímpicos celebrados en Moscú en 1980, el año siguiente a la invasión de Afganistán por la Unión Soviética.

Además de sus abusos contra los derechos humanos, Beijing también ha suscitado un intenso escrutinio por el trato que ha dado a la estrella del tenis Peng Shuai, que desapareció de la escena pública durante unas semanas en noviembre, tras denunciar en las redes sociales que había sido agredida sexualmente por un ex alto funcionario chino. A pesar de su posterior reaparición, sigue preocupando su seguridad y bienestar.

En diciembre, la Asociación de Tenis Femenino, en respuesta a la controversia, anunció que suspendería todos los torneos en China continental y Hong Kong, lo que suscitó elogios de figuras tan variadas como Billie Jean King, fundadora de la WTA, la estrella retirada Martina Navratilova y la senadora estadounidense Marsha Blackburn, de Tennessee.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.