Republicanos criticaron a Blinken sobre Afganistán, mientras demócratas culparon a Trump

Por Joseph Lord
13 de Septiembre de 2021
Actualizado: 14 de Septiembre de 2021

Durante una audiencia del Comité de Asuntos Exteriores de la Cámara de Representantes el lunes, se lanzaron acusaciones de ambos partidos políticos. Los demócratas, con la esperanza de defender el impopular manejo de la retirada por parte del presidente Joe Biden, culparon a la administración Trump de la catástrofe. Los republicanos, montados en la ola de creciente aprensión hacia Biden después del fiasco, pasaron a la ofensiva, culpando a Biden y al secretario de Estado Antony Blinken por la forma que manejaron la situación.

El representante Gregory Meeks (D-N.Y.), presidente del comité, dijo en su discurso de apertura que “desenredarnos de la guerra en Afganistán nunca será fácil”.

“Y para mis amigos que presumen que existió una solución limpia para la retirada, me agradaría escuchar cómo es exactamente una retirada sin problemas de una guerra desordenada y caótica de 20 años. De hecho, todavía no he escuchado la opción de retiro limpio, porque no creo que exista una”, continuó.

Meeks acusó a los críticos de Biden, que provienen de los dos partidos principales desde la caída de Afganistán, de “inyectar política interna en la política exterior”.

Meeks, iniciando una tendencia que continuaron sus colegas demócratas a lo largo de la reunión, culpó al expresidente Donald Trump, haciendo referencia a un acuerdo de 2020 que habría cumplido una de las promesas de campaña del presidente de sacar al país de la guerra.

El expresidente ha sido muy crítico con el manejo de la retirada por parte de Biden. En las discusiones sobre la situación, Trump ha sido abierto sobre el acuerdo que él y el exsecretario de Estado Mike Pompeo hicieron con los talibanes, pero ha seguido insistiendo en que este acuerdo habría dependido de que los talibanes cumplieran varias condiciones y que su administración hubiera manejado la situación de manera muy diferente.

Posteriormente, el representante de alto rango del partido minoritario, el representante Michael McCaul (R-Texas), habló en nombre de los republicanos en su discurso de apertura, culpando al manejo de la situación por parte de Biden.

Comenzó: “Esto no tenía por qué suceder, pero el presidente se negó a escuchar a sus propios generales y a la comunidad de inteligencia que le advirtieron lo que pasaría si nos retiránbamos”. El resultado de la situación, dijo, fue esencialmente “una rendición incondicional a los talibanes”.

Él criticó a Blinken y Biden por su “traición” a los aliados de Estados Unidos en la región después de prometerles que serían evacuados de manera segura. A raíz de esta traición, dijo McCaul, “un velo oscuro de la sharia cubre Afganistán”, dejando no solo a los aliados de toda la vida a la retribución de los talibanes, sino también “eliminando [en] cuestión de semanas” todos los esfuerzos para llevar los derechos de las mujeres y chicas en el país.

McCaul dijo: “Estamos aquí hoy para comprender mejor cómo esta administración se equivocó tanto”.

Blinken defiende manejo del gobierno de Biden

En sus propios comentarios de apertura, Blinken defendió los esfuerzos de la administración y restó importancia a las acusaciones de los críticos.

Comenzó diciendo que Estados Unidos tenía dos objetivos principales al ir a Afganistán en primer lugar: “llevar justicia a Al Qaeda” por su papel en los ataques terroristas del 11 de septiembre y garantizar que el país no pudiera ser utilizado como un punto de partida para otro ataque terrorista de este tipo. Estos objetivos, dijo Blinken, “se completaron hace mucho tiempo”.

Aún así, Blinken indicó que la administración actual se sintió obligada a cumplir con el trato hecho por Trump con los talibanes. Biden tenía dos opciones cuando asumió el cargo y heredó este acuerdo, dijo Blinken: “poner fin a la guerra o intensificarla”.

Blinken luego señaló los éxitos de la administración durante la crisis.

Dijo que en marzo, pocas semanas después de que Biden asumiera el cargo, el Departamento de Estado les decía a los estadounidenses que abandonaran el país y les ofrecía ayudarlos a hacerlo. Al mismo tiempo, afirmó, la administración trabajó para acelerar el trámite de visas especiales de inmigrante (SIV), un proceso generalmente largo y arduo según la ley vigente; agregó también que la administración Trump había hecho poco en este frente.

Repitiendo un estribillo dicho con frecuencia, Blinken dijo que el rápido deterioro de la situación política y militar del país desafió todas las predicciones. Blinken dijo que “incluso la predicción más pesimista” no indicaba un colapso tan rápido.

Posteriormente, se le preguntó a Blinken si la administración Trump dejó información sobre los estadounidenses en Afganistán o sobre sus planes para la retirada de Estados Unidos.

Blinken, una vez más culpando a Trump, respondió secamente que la administración “heredó una fecha límite, nosotros no heredamos un plan”.

Demócratas y republicanos lanzan acusaciones

Durante una parte acalorada del debate, el representante Joe Wilson (R-S.C.) acusó al presidente de mentir sobre la situación desde que comenzó. Wilson citó afirmaciones del presidente de que no habría un colapso del país ante los talibanes, que no habría escenas de evacuación al estilo de Vietnam y que habría un apoyo aéreo significativo para los estadounidenses y afganos que huyen, entre otros; sobre cada uno de estos, afirmó Wilson, Biden mintió.

En una réplica igualmente acalorada a Wilson, el representante Gerry Connolly (D-Va.) lo criticó a él y a otros republicanos, acusándolos de ser “selectivos” en sus preocupaciones sobre los terroristas, señalando nuevamente las negociaciones de la administración Trump con los talibanes.

En otro enfrentamiento, a Blinken se le hizo una pregunta sobre una llamada telefónica de Biden al ahora expresidente afgano Ashraf Ghani obtenida por Reuters. En la llamada, se alega que Biden le dijo a Ghani que mintiera sobre la gravedad de la situación. Blinken se negó a comentar, sin confirmar ni negar la veracidad de la llamada.

El representante Brad Sherman (D-Calif.) defendió el manejo de la crisis por parte de la administración. En el punto álgido de la evacuación, dijo Sherman, el aeropuerto de Kabul estaba experimentando una constante “estampida”.

“Simplemente no hay forma de que la administración pueda tener una estampida ordenada o exitosa”, dictaminó Sherman.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS