Secuencia de ADN en vacuna contra COVID-19 de Pfizer podría dar lugar a nuevas demandas, dicen abogados

Por Zachary Stieber
02 de Diciembre de 2023 4:54 PM Actualizado: 02 de Diciembre de 2023 4:54 PM

Pfizer y su socio BioNTech podrían ser demandados por incluir una secuencia de ADN en su vacuna contra COVID-19.

La Ley de Preparación para Emergencias y Preparación del Público, conocida como Ley PREP, protege en gran medida a los fabricantes de la vacuna contra COVID-19 de las demandas judiciales, pero las empresas pueden ser demandadas por “mala conducta intencionada”, que incluye actos realizados “intencionadamente para lograr un propósito ilícito”.

“Yo creo que lo que tenemos aquí es mala conducta intencionada”, dijo Mat Staver, presidente de Liberty Counsel, a The Epoch Times.

En las pruebas realizadas por científicos externos, se descubrió que el fármaco de Pfizer-BioNTech contenía una secuencia de ADN del virus simio 40 (SV40), a pesar de que nunca se informó al público sobre dicha secuencia.

Los organismos reguladores de Canadá y Europa han reconocido desde entonces que las empresas no destacaron la secuencia y que deberían haberlo hecho, aunque las presentaciones reglamentarias sí mostraban la secuencia de ADN completa del plásmido de la vacuna.

La Administración de Alimentos y Medicamentos de EE. UU. (FDA) se ha negado a revelar si las empresas resaltaron la secuencia.

La FDA alegó que no se han detectado problemas de seguridad derivados del ADN residual que deja la secuencia del SV40, aunque la agencia no aportó pruebas al respecto.

“Yo no puedo imaginar que la FDA lo supiera. No hay nada en los documentos de la FDA, que yo sepa todavía, de que ellos supieran de este contaminante”, dijo el Sr. Staver.

Científicos externos afirman que el ADN podría estar detrás de la serie de problemas observados en personas que recibieron la vacuna contra COVID-19, incluido el cáncer, aunque muchos dicen que se necesitan más pruebas para demostrar una relación.

Bajo una declaración del entonces Secretario de Salud, Alex Azar, en 2020, las vacunas contra COVID-19 caen bajo la Ley PREP. Dicha ley tiene por objeto permitir una respuesta más rápida a una emergencia sanitaria y concede inmunidad generalizada a los fabricantes de vacunas y tratamientos, así como a los administradores de los medicamentos.

La protección sigue vigente al día de hoy gracias a las prórrogas de las administraciones Trump y Biden.

La Ley PREP ha evitado en gran medida las demandas relacionadas con las vacunas contra COVID-19, pero varios acontecimientos recientes podrían cambiar eso.

En agosto, un juez de Michigan dictaminó que el fabricante de medicamentos Gilead Sciences no estaba protegido por la ley en el caso de un hombre que necesitó la amputación de su pierna después de recibir el medicamento remdesivir de Gilead, utilizado como tratamiento para el COVID-19. Se dijo que el medicamento administrado estaba contaminado con partículas de vidrio.
La otra es la revelación de que la vacuna de Pfizer contiene la secuencia SV40.

Eso podría ayudar a los demandantes a “superar la inmunidad legal que de otro modo proporciona la Ley PREP”, dijo el Sr. Staver.

También indicó que ha escuchado de firmas y organizaciones relacionadas con lesiones personales que están explorando demandas y que Liberty Counsel está considerando presentar algunas también a la luz de los acontecimientos.

Liberty Counsel ha estado involucrado en múltiples demandas importantes relacionadas con las vacunas contra COVID-19, incluidas algunas de miembros militares a quienes se les negó mediante el envío de cartas modelo, las solicitudes de exenciones religiosas a la orden de vacunación contra COVID-19 del ejército. La firma ayudó a obtener órdenes judiciales que impedían que los militares despidieran a estos miembros.

Pfizer y BioNTech no han respondido a las solicitudes de comentarios.

Warner Mendenhall, otro abogado estadounidense, dijo en una llamada reciente que los abogados están hablando de adoptar un enfoque diferente.

“La última conversación de la que hemos estado hablando (…) es si tenemos acceso en este momento, al menos para algunas personas, a probar la agresión”, dijo el abogado.

El consentimiento informado requiere tener información, “y nadie sabía sobre el SV40”.

Sin ese conocimiento, los receptores de la vacuna no podrían dar su consentimiento adecuadamente, según el Sr. Mendenhall.

“Si uno no ha dado su consentimiento y alguien le hace algo sin haber sido informado y sin haber recibido el consentimiento adecuado, se llama agresión. Entonces, hay algunas oportunidades para casos de agresión. Nosotros estamos en conversaciones en este momento, y esas pueden ser “presentadas como lo que se llaman agravios masivos o casos masivos. Así que estamos trabajando en eso”.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.