Senado interroga a CEOs de las “Big Tech” en audiencia sobre presuntos sesgos

Por Bowen Xiao
28 de Octubre de 2020
Actualizado: 28 de Octubre de 2020

Los senadores interrogaron a los CEOs de Twitter, Facebook, y Google por presuntos sesgos anti-conservadores en sus plataformas durante una audiencia sobre sus prácticas de moderación. Esto se produce en medio de un creciente escrutinio bipartidista antimonopolio y preocupaciones frente a la censura de un artículo del New York Post.

La audiencia del Comité de Comercio, Ciencia y Transporte del Senado del 28 de octubre titulada “¿La inmunidad total de la Sección 230 permite el mal comportamiento de las Big Tech?” con rapidez se convirtió en una batalla de argumentos opuestos.

Los demócratas afirmaron que la audiencia fue organizada por razones políticas, señalando que se dio justo a menos de una semana de las elecciones, y algunos como el senador Brian Schatz (D-Hawaii), consideraron a la sesión como un “acoso” y “disparate”. Mientras tanto, los republicanos acusaron a las empresas de interferir en las elecciones.

En las declaraciones de apertura, el CEO de Twitter, Jack Dorsey; el CEO de Alphabet Inc. [la empresa matriz de Google], Sundar Pichai; y el CEO de Facebook, Mark Zuckerberg, intentaron argumentar que eliminar las protecciones de la ley de medios de la Sección 230 reprimiría la libertad de expresión y pidieron soluciones regulatorias alternativas.

Ellos estuvieron mayormente de acuerdo en que se necesita más transparencia respecto a sus prácticas de moderación de contenido.

En un momento, el senador Ted Cruz (R-Texas) le preguntó a Dorsey por la censura de Twitter del artículo del New York Post del 14 de octubre sobre Hunter Biden.

“Señor Dorsey, ¿Quién diablos lo eligió y lo puso a cargo de lo que los medios de comunicación pueden informar y de lo que el pueblo estadounidense puede saber?”, preguntó Cruz.

“Nosotros no hacemos eso”, respondió Dorsey. “Es por eso que empecé [mi discurso en] la audiencia pidiendo más transparencia (…) Nosotros escuchamos las preocupaciones”.

Dorsey admitió que bloquear el posteo de la URL en Twitter estuvo mal.

“Nosotros reconocimos un error en la política, lo cambiamos en 24 horas”, dijo, y mencionó que cualquiera puede compartir el enlace del artículo ahora.

En ese momento, Twitter afirmó que el artículo del Post violó su “Política de Materiales Pirateados” antes de cambiar la política tras un rechazo generalizado.

Dorsey dijo que la cuenta de Twitter del Post podría ser desbloqueada si ellos eliminan su tuit original, y agregó que luego de eso, el periódico podría volver a publicar y compartir el enlace libremente. En una pregunta de seguimiento luego de su interrogatorio, Cruz afirmó que él intentó compartir el artículo del Post en Twitter, pero no pudo.

Cruz afirmó que luego de una hora, el artículo se pudo compartir.

El quid del problema es la Sección 230 de la Ley de Decencia de las Comunicaciones. Los editores pueden ser considerados responsables por cualquier contenido que ellos publiquen, mientras que las plataformas de redes sociales están protegidas por la Sección 230, la cual establece que “ningún proveedor o usuario de un servicio informático interactivo deberá ser tratado como el editor o locutor de cualquier información proporcionada por otro proveedor de contenido de información”.

Los críticos dicen que estas empresas, las cuales dicen ser plataformas, no solo mantienen un foro público, sino que también moderan su contenido, convirtiéndose efectivamente en editores.

Cruz le dijo a The Epoch Times la semana pasada que los CEOs de las Big Tech “están actuando como secuaces complacientes de los demócratas, y ellos tienen más poder de lo que William Randolph Hearst, en el apogeo del periodismo amarillista, pudo haber imaginado”.

Durante la audiencia, los tres CEOs (los cuales testificaron virtualmente) acordaron en que las compañías deberían ser consideradas responsables si las plataformas actúan como editores.

El presidente de Comercio del Senado, Roger Wicker (R-Miss.), dijo en su declaración de apertura que le preocupa que estas plataformas se hayan “convertido en poderosos árbitros de lo que es verdad y a qué contenido pueden acceder los usuarios”. Wicker rechazó la idea de que cualquier crítica se deba a la política partidista.

“Aunque algunos de mis colegas del otro partido han descrito esto como una prueba puramente partidista, existe un fuerte apoyo bipartidista para revisar la Sección 230”, dijo Wicker. “De hecho, tanto el candidato presidencial Trump como Biden, han propuesto derogar la Sección 230 en su totalidad—una posición que aún no he adoptado”, agregó.

Wicker, al igual que otros senadores republicanos en la audiencia, mencionó la censura del artículo del New York Post sobre Hunter Biden. El presidente del comité condenó a lo que él calificó como un doble discurso, señalando que el artículo del New York Times sobre las declaraciones de impuestos del presidente filtradas ilegalmente no fue censurado. Y que el ahora desacreditado expediente Steele fue ampliamente compartido sin verificar los hechos o descargos de responsabilidad.

“Este aparente doble discurso sería espantoso en circunstancias normales”, dijo. “Pero el hecho de que la censura selectiva esté ocurriendo en medio del ciclo electoral 2020 amplifica dramáticamente el poder que ejercen Facebook y Twitter”, agregó.

No solo los políticos se preocupan por la censura en las plataformas de redes sociales. Aproximadamente tres cuartas partes de los adultos estadounidenses dicen que es “muy probable” o “algo probable” que las redes sociales “censuren intencionalmente los puntos de vista políticos que encuentran objetables”, según una encuesta realizada en agosto por el Pew Research Center.

Si bien las personas de todo el espectro político creen que se está llevando a cabo la censura, los republicanos están fuertemente convencidos de ello, dijo el PWC.

Durante la audiencia, Zuckerberg fue más lejos que algunos de los otros CEOs sobre qué hacer con la Sección 230. Él admitió en un momento que el Congreso “debería actualizar la ley para asegurarse de que funciona según lo previsto”.

Sin embargo, Dorsey y Pichai advirtieron que cualquier cambio podría tener repercusiones importantes.

“Socavar la Sección 230 resultará en una eliminación mucho mayor del discurso online e impondrá graves limitaciones a nuestra capacidad colectiva para abordar contenido dañino y proteger a las personas por Internet”, dijo Dorsey.

Los conservadores han acusado durante mucho tiempo a las Big Tech de censurar el discurso político, particularmente de aquellos que son de derecha. Los demócratas y las Big Tech han negado reiteradamente que exista tal represión.

El presidente de la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC), Ajit Pai, dijo que su agencia seguirá adelante con la petición del presidente Donald Trump para aclarar el sentido de la ley.

En una declaración del 15 de octubre, Pai dijo que “la FCC tiene la autoridad legal para interpretar la Sección 230”, y agregó que “los miembros de las tres ramas del gobierno federal han expresado serias preocupaciones” respecto a la interpretación de la Sección 230.

Trump también ha planteado la idea de derogar por completo las protecciones de la Sección 230.

“Si las Big Tech persisten, en coordinación con los grandes medios de comunicación, debemos despojarlos de inmediato de sus protecciones de la Sección 230”, dijo en un posteo de Twitter el 15 de octubre. “Cuando el gobierno otorgó estas protecciones, ¡crearon a un monstruo!”, agregó.

Con información de Reuters. 

Siga a Bowen en Twitter: @BowenXiao_


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


Descubra

Nueva orden de Trump terminaría con las restricciones de las redes sociales

TE RECOMENDAMOS