Senador Grassley insta al DOJ a evaluar si Hunter Biden debería registrarse como agente extranjero

Por Janita Kan
10 de Noviembre de 2020
Actualizado: 10 de Noviembre de 2020

El senador Chuck Grassley (R-Iowa), instó al Departamento de Justicia (DOJ) para investigar si Hunter Biden, el hijo de Joe Biden, candidato presidencial demócrata, y su tío James Biden, deberían ser registrados como agentes extranjeros debido a sus tratos comerciales con una compañía energética china vinculada al ejército chino.

Grassley envió una carta de 7 páginas (pdf) el lunes al fiscal general William Barr, pidiéndole al departamento que determinara si Hunter y James Biden habían cumplido con la Ley de Registro de Agentes Extranjeros (FARA) acerca de sus esfuerzos para llegar a un acuerdo con CEFC China Energy (CEFC).

“Las acciones de Hunter Biden y James Biden en nombre de CEFC, Ye Jianming y otros funcionarios relacionados con CEFC, potencialmente los convertirán en agentes del gobierno chino a los efectos de las leyes de divulgación pública de larga data”, escribió Grassley, presidente del Comité de Finanzas del Senado, en su carta.

El gigante multimillonario chino de la energía es dirigido por Ye Jianming, quien tuvo vínculos con el Partido Comunista Chino (PCCh). También se desempeñó como subsecretario general de la Asociación China para el Contacto Amistoso Internacional (CAIFC) de 2003 a 2005, según un informe publicado en septiembre (pdf) por Grassley y el senador Ron Johnson (R-Wis.).

La asociación es un grupo de fachada del antiguo Departamento Político General (GPD) del ejército chino, un órgano político dentro de la Comisión Militar Central —la agencia del Partido Comunista Chino que controla a las fuerzas armadas, según un informe de 2018 publicado por la Comisión de Revisión de la Economía y la Seguridad de Estados Unidos-China (USCC). El GPD fue reemplazado por una nueva agencia llamada Departamento de Trabajo Político en 2016.

“Cuando se toma la evidencia disponible en su conjunto, queda claro que CEFC pretendía hacer incursiones en Estados Unidos con el propósito de expandir sus negocios y utilizó a Hunter Biden y a sus socios comerciales para ayudar a efectuar ese propósito. En la búsqueda de sus objetivos, parece que CEFC pudo haber tomado medidas para influir en la política y la opinión pública de EE. UU. a su favor y obtener acceso a varios políticos de EE. UU. en un intento de ganarse el favor de posibles transacciones comerciales”, dijo Grassley.

El informe también proporciona detalles sobre las “transacciones financieras cuestionables” de Hunter Biden con ciudadanos chinos vinculados al régimen del país y actividades militares y comerciales extranjeras.

Se descubrió que Hunter Biden comenzó a desarrollar sociedades con ciudadanos chinos a partir de por lo menos 2009, año en que cofundó la compañía estadounidense de asesoría e inversiones Rosemont Seneca Partners. Estas relaciones financieras “se agilizaron mientras su padre era vicepresidente y continuaron luego de que dejó el cargo”, dice el informe.

El portavoz de la campaña de Joe Biden, Andrew Bates, dijo previamente que el informe del Senado estuvo utilizando el dinero de los contribuyentes para lanzar “un ataque basado en una teoría conspirativa de la extrema derecha refutada hace mucho tiempo”.

Biden también estuvo asociado con Chi Ping Patrick Ho, un socio comercial de Ye’s y CEFC, quien fue acusado y condenado por delitos de soborno internacional y lavado de dinero, según Grassley.

Los presuntos tratos comerciales de Hunter y James Biden con ejecutivos chinos también fueron expuestos en correos electrónicos obtenidos por The New York Post.

La ley FARA, la cual fue promulgada en 1938, exige que los agentes de gobiernos y entidades extranjeros que participan en actividades políticas u otras actividades en nombre de una entidad extranjera revelen su relación y los detalles de las actividades.

The Epoch Times se contactó con el abogado de Hunter Biden para solicitar comentarios.

Con información de Frank Fang.

Siga a Janita en Twitter: @janitakan


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


A continuación

Bajo investigación judicial, lo que calla la prensa sobre Hillary Clinton

TE RECOMENDAMOS