Senador Kennedy: Si Biden retoma las políticas de inmigración de Trump la crisis puede “arreglarse”

Por Janita Kan
29 de Marzo de 2021
Actualizado: 29 de Marzo de 2021

El senador John Kennedy (R-La.) dijo el domingo que cree que el flujo de inmigrantes ilegales a la frontera sur de EE.UU. se puede frenar si la administración Biden restablece las políticas del expresidente Donald Trump.

“Todo lo que tiene que hacer es hablar con los miembros de la Patrulla Fronteriza. Ellos se lo dirán directamente. Todo lo que tenemos que hacer es volver a lo que estábamos haciendo antes del presidente Biden”, dijo Kennedy a Sunday Morning Futures de Fox News. “El presidente Biden acabó con todo lo que hizo el Congreso republicano y la administración Trump”.

“[La crisis] se arreglaría en una semana”, dijo.

Estados Unidos se enfrenta a una importante afluencia de inmigrantes ilegales en las últimas semanas, en particular de menores no acompañados. Mientras las familias y los adultos solteros están siendo expulsados en la frontera, la administración aún acepta a menores no acompañados que llegan ilegalmente, dijo la semana pasada el secretario de Seguridad Nacional, Alejandro Mayorkas.

La afluencia de menores no acompañados ha saturado las instalaciones y todo el sistema de seguridad fronteriza, y ha llevado a la administración a construir instalaciones para afrontar el desbordamiento de inmigrantes bajo sus políticas más “humanas”. Sin embargo, la administración no ha podido mantenerse al día con el flujo de los cruces fronterizos ilegales, lo que generó, a causa de la pandemia, preocupaciones de hacinamiento en los centros de detención.

Más de 16,500 niños migrantes no acompañados estaban bajo la custodia de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) o del Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS) al 23 de marzo, según la Administración para los Niños y las Familias del HHS.

Los legisladores republicanos han argumentado que la creciente crisis se debe a que el presidente Joe Biden decidió revocar varias políticas de inmigración de la era Trump, políticas que ayudaron a frenar el flujo de cruces fronterizos ilegales. Esto incluye el Protocolo de Protección al Migrante, piedra angular de las políticas fronterizas anteriores, que efectivamente puso fin a la problemática política de “captura y liberación”, frenando significativamente el aumento de inmigrantes ilegales que llegaron a la frontera sur en 2019.

En un regreso a las políticas de la era de Obama, que facilitan el proceso de “atrapar y liberar”, la administración Biden está nuevamente liberando a menores no acompañados en el país. Los legisladores argumentan que la ley de Biden se ha interpretado como una señal para que los posibles migrantes viajen a Estados Unidos.

El senador Ted Cruz (R-Texas), quien encabezó el viernes una delegación de senadores republicanos a la frontera, calificó la situación allí como una crisis humanitaria “desgarradora” que es “consecuencia directa de las decisiones políticas de la administración Biden”.

“Esto debe terminar. Es una crisis, es una tragedia y es una crisis provocada por el hombre. Esto era evitable. Esto se pudo prevenir”, dijo el senador de Texas.

La administración Biden, por otro lado, ha tratado de echarle la culpa a la administración del expresidente Donald Trump. Mayorkas dijo que el gobierno anterior había “desmantelado la forma ordenada, humana y eficiente de permitir que los niños hagan sus reclamos bajo la ley de Estados Unidos en su propio país”.

El número de familias (19,246) y menores no acompañados (9,457), que cruzan ilegalmente, aumentó significativamente en febrero, en comparación a las 7,294 familias y 5,585 menores no acompañados de enero, y de las 4,404 familias y los 4,993 menores no acompañados que cruzaron en diciembre de 2020.

De manera similar, las fuerzas del orden de EE.UU. tuvieron que realizar 100,441 procedimientos legales a inmigrantes en febrero, en comparación a los 78,442 ocurridos en enero, los 74,018 de diciembre y los 72,111 de noviembre.

“O es el presidente Biden, o si no es él quien toma las decisiones, entonces la gente a la que ha puesto al mando cree en las fronteras abiertas”, añadió Kennedy.

“Creen que investigar a las personas en la frontera es racista. Yo y todos los demás países del mundo creemos que es prudente. Lo que estamos haciendo ahora es peligroso, es caro, ejerce presión a la baja sobre los salarios, y socava sin reservas el estado de derecho y la inmigración legal”.

Kennedy, quien se unió a la delegación de Cruz el viernes, también alentó a Biden a ir a la frontera y visitar las instalaciones. El presidente ha indicado anteriormente a los periodistas que tiene planes de hacerlo, pero no ha proporcionado detalles concretos sobre cuándo lo hará.

Sigue a Janita en Twitter: @janitakan


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS